Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #135 – La hormiga de Transilvania

Ant-Man and the Wasp; Hotel Transylvania 3; La dimensión desconocida

Julio 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Películas que cumplen 10 años en 2018

Por:

28-02-2018
The Dark Knight 2018

El 2008 quedó atrás hace un buen rato, pero todas estas películas siguen generando el mismo impacto que tuvieron en su fecha de estreno. Aquí 10 películas que cumplen 10 años en 2018.

¿Qué hacían hace diez años? Quizá no lo recuerden con certeza, pero les garantizamos que esperaban ansiosos el estreno de –al menos– una película. Después de todo fue un año dominado por grandes franquicias y sus inicios (Iron Man, Crepúsculo), singulares apuestas animadas (Wall-E) y algunas propuestas verdaderamente arriesgadas (Hellboy 2).

Si quieren ponerse nostálgicos –o sentirse un poco viejos, lo que ustedes prefieran– los invitamos a recordar algunas de las películas que cumplen 10 años en 2018. Unas se posicionaron entre lo mejor de todos los tiempos, otras quedaron a deber y algunas más siguen generando debate hasta nuestros días. Eso sí: definitivamente ninguna pasó desapercibida.

 

Cloverfield (Dir. Matt Reeves)
(Vía)

El exceso de precuelas, secuelas y spin-offs, aunado a las cada vez más reveladoras campañas publicitarias, provocaron que Hollywood se tornara cada vez más predecible. Sin embargo, J.J. Abrams descifró la fórmula para continuar sorprendiéndonos con Cloverfield. El productor demostró su dominio del secretísimo con Lost, pero llevó este talento al máximo con la historia de supervivencia de un grupo de jóvenes que sólo intentan sobrevivir al ataque de una misteriosa criatura. Lo más interesante fue que la película nunca reveló los orígenes del monstruo de una manera tradicional, sino que recurrió a una serie de mensajes ocultos a lo largo de la historia y de sus enigmáticos promocionales para ofrecernos sólo algunas teorías que siguen evolucionando hasta la actualidad.

Búsqueda implacable (Dir. Pierre Morel)
(Vía)

El one-man army gozó de enorme popularidad durante los 80 y 90, pero parecía condenado a su extinción durante el siglo XXI. Sin embargo, Luc Besson descifró la clave para darle nuevos bríos con Búsqueda implacable. La historia se olvidó de viejas fórmulas y adentró a su personaje central en un intenso thriller para descifrar el paradero de su hija secuestrada por una red de trata. Buena parte de su éxito se debió a la elección de Liam Neeson como su improbable protagonista, un especialista del cine dramático y cuya estupenda interpretación del ex-agente Bryan Mills le ascendió como uno de los grandes referentes de la acción contemporánea. De este modo, Búsqueda implacable marcó el inicio de una exitosa franquicia que sigue creciendo hasta nuestros días en la televisión. Aunque muchos esperan ansiosos el regreso de Neeson para una cuarta entrega oficial, el actor la descartó hace un par de años tras explicar a Stephen Colbert que “sólo pueden llevarse a tu hija unas cuantas veces”.

Hellboy II: El ejército dorado (Dir. Guillermo del Toro)
(Vía)

La entrega original de Hellboy no tuvo una buena acogida durante su estreno, pero el estupendo trabajo de Guillermo del Toro en una historia sobre un demonio que lucha por proteger a la humanidad le valió estupendos resultados en el formato casero. Esto abrió las puertas para Hellboy II: El ejército dorado, una secuela que ahondó en la humanidad de nuestro inusual héroe al realizar importantes cuestionamientos sobre el bien y el mal. La película consolidó el estatus de culto del personaje, pero fue insuficiente para garantizar la realización de una tercera entrega, aun cuando el público la imploró por casi una década entera. Al final, siempre nos quedará esa sensación agridulce sobre qué habría pasado con el personaje en una nueva entrega que cerrara definitivamente nuestra historia. Nunca lo sabremos y nuestro único consuelo fue que el tapatío siguió adelante con fructíferos proyectos como Titanes del Pacífico y La forma del agua, mientras que Hellboy regresa a la pantalla grande este mismo año en un filme protagonizado por David Harbour.

Star Wars: The Clone Wars (Dir. Dave Filoni)
(Vía)

Por un tiempo pensamos que Star Wars culminaría con el estreno de sus precuelas, pero Lucasfilm manifestó sus deseos por expandir la historia con The Clone Wars. La película apenas rescató las bases de los cortometrajes animados originales de Genny Tartakovsky para profundizar en las legendarias Guerras Clónicas que tanto llamaron la atención desde su mención en Una nueva esperanza. Lo cierto es que The Clone Wars dista de ser memorable, pero es recordada con aprecio por el debut de Ahsoka Tano, padawan del conflictuado Anakin Skywalker y cuya carismática personalidad le convirtiera en uno de los personajes más queridos por los warsies. El filme también marcó la introducción de una exitosa serie animada que durante seis temporadas exploró todos los pormenores del conflicto bélico más importante de la galaxia lejana. Sólo unos años después, estos logros en pantalla chica continuaron con el estreno de Star Wars: Rebels, que curiosamente marcó el regreso de Ahsoka Tano como una Jedi consolidada. Finalmente destaca que The Clone Wars marcó la primera entrega de la saga realizada bajo la batuta de un estudio diferente a Fox. En aquel entonces, muchos manifestaron su extrañeza al no escuchar las fanfarrias del estudio previo al tema central compuesto por John Williams. Quién diría que sólo unos años después, todos nos acostumbraríamos a esta situación tras la compra de Lucasfilm por parte de Walt Disney.

Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal (Dir. Steven Spielberg)
(Vía)

Por años pensamos que Indiana Jones y la última cruzada marcaría el adiós definitivo de nuestro arqueólogo favorito. Sin embargo, las exigencias del público motivaron a Steven Spielberg, George Lucas y Harrison Ford a reencontrarse para una nueva aventura. La historia mostró a Indy inmerso en la Guerra Fría y en una carrera contra las fuerzas soviéticas por hacerse con la misteriosa Calavera de Cristal que concedería grandes poderes a su dueño. A pesar de las altas expectativas, el regreso de Karen Allen como Marion Ravenwood y la incorporación estelar de Cate Blanchett como Irina Spalko, El Reino de la Calavera de Cristal resultó una decepción para muchos por la sobresaturación de efectos digitales, la presencia de Shia LaBeouf como potencial heredero a las glorias del héroe y la forzada inclusión alienígena que generó malestar en el propio Spielberg. La buena noticia es que nuestra historia no tendrá un amargo desenlace, pues hace unos meses se anunció la realización de una quinta búsqueda arqueológica que estrenará en julio de 2020. Será la primera cinta de la franquicia sin un guion de George Lucas, pero al menos tenemos la confianza de que Steven Spielberg y Harrison Ford estarán de vuelta en la aventura.

Crepúsculo (Dir. Catherine Hardiwcke)
(Vía)

Hace diez años que los vampiros vivieron uno de los momentos más controvertidos en toda su historia. La obra escrita por Stephanie Meyer se convirtió en todo un fenómeno de ventas al explorar un inusual romance entre una joven mortal y un galante colmilludo, y como era de esperarse, no pasó mucho tiempo para que el proyecto saltara a la pantalla grande. La película triunfó en taquilla mundial y marcó el inicio de una exitosa franquicia, pero ni siquiera esto fue suficiente para aminorar el rechazo de sus detractores. Y es que para comprender Crepúsculo basta decir que pocas ficciones habían generado opiniones tan encontradas, con una base de aficionados dispuestos a todo por manifestar su admiración vampírica y una serie de haters que criticaban la manera en que su trama atentaba contra el legado de los hijos de la noche. Han pasado algunos años desde que la saga cerró con Amanecer, pero hay quienes temen que la franquicia pueda resucitar dentro de poco con una nueva dosis de inspiración de Stephanie Meyer.

Déjame entrar (Dir. Tomas Alfredson)
(Vía)

Los aficionados colmilludos experimentaron sentimientos encontrados en el 2008, los cuales seguramente regresarán diez años después. El romance de Crepúsculo generó malestar en muchos de ellos, pero Déjame entrar rescató sus esperanzas con la emotiva, tierna y perturbadora relación entre Oskar y Eli. Él es un niño violentamente atormentado por los compañeros de su escuela, ella una pequeña vampira que lo acoge bajo su manto. Al final, ambos descubren que la única manera de sobrevivir en el mundo violento que les rodea es manteniéndose unidos. Bajo esta premisa, el director Tomas Alfredson nos regaló una perfecta adaptación a la novela homónima de John Arvide Lindqvist y que se mantiene como una de las mejores películas de vampiros de toda la historia. Como ha pasado en tantas ocasiones, Hollywood intentó replicar la fórmula con su propia versión, la cual fracasó rotundamente al momento de capturar la esencia de la historia original.

Wall-E (Dir. Andrew Stanton)
(Vía)

Pixar siempre ha sido un aficionado de las historias improbables, siendo Wall-E uno de los mejores exponentes de ello. La película nos transportó a un futuro lejano, con una Tierra inhabitable por sus niveles de contaminación y una humanidad resignada al sedentarismo a través de una compleja nave cuyo principal objetivo es garantizar la supervivencia de la especie y dicho sea de paso, su comodidad. Pero todo cambiará gracias a Wall-E, el único recolector de basura que se mantiene en funcionamiento en la superficie terrestre y cuya soledad le ha permitido desarrollar una tierna personalidad que incluye coleccionar objetos curiosos, bailar al ritmo de musicales y suspirar ante una sofisticada tecnología exploradora diseñada para encontrar formas de vida que nos permitan regresar a casa. Una conmovedora historia que fusiona lo mejor del romance, la ciencia ficción y el cine animado para ofrecernos una de las películas más queridas de los últimos años y que mantiene esa capacidad para arrancarnos sonrisas y lágrimas como sucediera en su estreno original.

Iron Man (Dir. Jon Favreau)
(Vía)

El 2008 trajo uno de los momentos más importantes para el cine de superhéroes: la inauguración del Universo Cinematográfico de Marvel. La película que lo inició todo fue Iron Man, una apuesta sumamente arriesgada al tratarse de un personaje de poca popularidad entre los aficionados y que debía igualar los éxitos de viejos conocidos como Superman, Spider-Man, Batman y Wolverine. El encargado para concretar la misión fue Robert Downey Jr., un actor sumamente talentoso, pero con una carrera turbulenta tras enfrentar toda clase de problemas personales. Todos conocemos el resto de la historia: el neoyorquino se adueñó del personaje hasta posicionarse entre los histriones más cotizados de los últimos tiempos. Han pasado diez años desde entonces y el MCU luce más poderoso que nunca ante el próximo estreno de Avengers: Infinity War, el cual podría marcar una de las últimas apariciones de Robert Downey Jr. tras acumular ocho participaciones en la franquicia. ¿Será? Sólo el tiempo nos dirá la respuesta, pues algunos insisten en que el Hombre de Hierro todavía tiene lo necesario para formar parte de este universo expansivo por varios años más.

El Caballero de la Noche (Dir. Christopher Nolan)
(Vía)

Christopher Nolan rescató al murciélago cinematográfico con Batman inicia, para luego consolidarlo como el héroe favorito de una generación con El Caballero de la Noche. Resulta difícil asimilar que hayan pasado diez años de esta historia, pues aunque el subgénero se ha catapultado desde entonces, muchos siguen calificándola como la mejor película de superhéroes de todos los tiempos. Buena parte de su éxito radica en la trama realista que casi nos hizo olvidar que todo estaba basado en un cómic; el resto recae en el Joker. El director se olvidó de cualquier historia de origen para ofrecer un payaso aterrizado, enigmático y cuyo mayor deleite es el caos. En otras palabras, un hombre que sólo quiere ver el mundo arder y que se convirtió en un arriesgado reflejo del terrorismo que tanto ha aquejado al mundo en los últimos años. Lamentablemente el 2018 también marca el 10º aniversario del deceso de Heath Ledger, quien pasó a la historia como el primer –y único hasta ahora– actor en ganar un Oscar por una película de superhéroes.

mm

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

Comentarios