Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #139 – Megalodón caribeño

Megalodón y la edición impresa de agosto

Agosto 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Las mejores películas románticas del siglo XXI

Por:

13-02-2018
Películas románticas

Algunas películas románticas figuran entre los grandes clásicos. El cine del siglo XXI intenta mantener la tendencia con auténticas joyas contemporáneas.

El cine nos ha conquistado con todo tipo de películas románticas por generaciones: nostálgicas, dramáticas, y las que siempre logran arrancarnos una sonrisa. Como prueba sólo basta recordar cintas como Lo que el viento se llevó (1939), Casablanca (1942), Cuando Harry conoció a Sally (1989), Mujer bonita (1990) o Titanic (1997), que nos han ofrecido algunas de la grandes parejas en la historia del celuloide y se han posicionado entre los grandes clásicos de todos los tiempos.

La grandeza de estas historias perdurará por siempre, ¿pero dónde quedan las películas románticas de la nueva generación? Desde amores tradicionales hasta críticas a la sociedad contemporánea, hacemos un recuento por las mejores historias de amor en lo que va del siglo XXI.

Asimismo, te invitamos a revisar las listas que hemos hecho de distintos géneros y actores, las cuales te pueden servir como referencia si tienes ganas de descubrir algo nuevo, o bien, revisar la filmografía de cierto personaje. Si lo tuyo es el cine mexicano, por ejemplo, puedes revisar las mejores películas del Santo, Cantinflas y María Félix. No te preocupes, también tenemos listas sobre películas de cómics, animaciónciencia ficción.

 

Punch-Drunk Love (Dir. Paul Thomas Anderson, 2002)
(Vía)
Resulta casi imposible imaginar que alguien como Paul Thomas Anderson –mejor conocido por películas como Boogie Nights, Magnolia y Petróleo sangriento– dirigiera una comedia romántica protagonizada por Adam Sandler. Pero así fue y el resultado es memorable. Punch-Drunk Love dista mucho de ser una comedia romántica tradicional, al olvidarse de cualquier fórmula preestablecida para explorar un romance surgido de la planeación femenina, pero afectado por la casualidad y las desafortunadas decisiones de nuestro protagonista. Algo así como Adam Sandler sumido en una versión suavizada de Magnolia. Estas mismas peculiaridades le permitieron competir por premios tan dispares como el Mejor beso de los MTV Movie Awards y la Palma de Oro en Cannes. No ganó ninguno, pero sí que se llevó el reconocimiento a Mejor director en el prestigiado festival francés.
Sólo los amantes sobreviven (Dir. Jim Jarmusch, 2013)
(Vía)
Los vampiros cinematográficos siempre han reflejado el lado más salvaje del amor, pero este legado estuvo cerca de perderse con la superficialidad de Crepúsculo. Afortunadamente Jim Jarmusch descifró un secreto para rescatar la formula con Sólo los amantes sobreviven. Eve y Adam –brillantemente interpretados por Tilda Swinton y Tom Hiddleston– integran una colmilluda pareja cuyo romance ha sobrevivido por generaciones, aun cuando cuando la contaminación sanguínea les ha obligado a ser extremadamente cuidadosos con su dieta. Sin embargo, todo se complica ante la llegada de un familiar incómodo que pondrá en jaque su estilo de vida. Un romance obscuro, perturbador, pero también tierno y lo más importante de todo: eterno.
Perdidos en Tokio (Dir. Sofia Coppola, 2003)
(Vía)
No se necesita estar en un lugar desconocido para estar extraviado. Así nos lo demostró Sofia Coppola con la inusual relación surgida entre Bob y Charlotte: él es un actor maduro que viaja a Tokio para realizar una serie de comerciales; ella es una joven que recién llegó a la misma ciudad para acompañar a su esposo en un trabajo. Ninguno de ellos entiende nada sobre la cultura japonesa, pero tampoco sobre sus respectivas vidas. Como resultado tenemos un romance efímero, que se basa más en la conexión emocional del momento que en el propio amor. Esta profundidad, inmersa en una trama tan sencilla, la convirtió en una de las películas más rentables de los últimos tiempos, en uno de los romances más queridos por las audiencias y en uno de los grandes enigmas en la historia del cine. Quizá sea momento de dejar de especular sobre esa despedida y comprender que las palabras no siempre son necesarias para expresar las emociones.
Amelie (Dir. Jean-Pierre Jeunet, 2001)
(Vía)
Quizá la comedia romántica más refrescante de los últimos años, con una excepcional Audrey Tautou en el papel que le valió su lugar en la historia del cine. Amélie Poulin es una joven que creció en soledad tras ser diagnosticada erróneamente con un mal cardiaco, lo que le convirtió en una chica algo excéntrica, pero también curiosa, imaginativa y agradecida con la vida. Estas características le adentrarán en una misión para llevar la felicidad a los que le rodean, ignorante que también podría encontrar la suya. La película obtuvo toda clase de reconocimientos durante su corrida comercial, incluyendo cinco nominaciones al Oscar. Sin embargo, su mayor logro radica en el reconocimiento del público que la sigue recibiendo con gran aprecio, no sólo por su hermosa historia, sino también por sus importantes lecciones sobre el joie de vivre.
Diario de una pasión (Dir. Nick Cassavetes, 2004)
(Vía)
A todos nos encantan los romances con finales felices, aun cuando sabemos que la vida siempre sigue adelante. Inspirada en la novela homónima de Nicholas Sparks, la historia nos muestra una relación prohibida por las diferencias sociales , pues muestra como el amor verdadero sigue enfrentando todo tipo de adversidades a lo largo de la vida. Aunque su argumento incluye numerosos clichés del género, el filme brilla por su eterno dramatismo, así como por el buen trabajo de sus protagonistas que terminarían posicionándose entre los grandes actores de su generación. Esto no fue suficiente para convencer a una crítica que le propinó opiniones encontradas, pero sí para conquistar a una audiencia que abrazó a Diario de una pasión entre los romances definitivos del siglo XXI.
(500) días con ella (Dir. Marc Webb, 2009)
(Vía)
El cine siempre ha explorado las diferentes caras del amor, pero pocas películas lo han logrado con la efectividad de (500) días con ella. Para ello, el director Marc Webb olvidó los eternos clichés del género para explorar la historia de Tom, un joven que experimenta toda clase de emociones desde su encuentro con Summer. El resultado es una mezcla de sensaciones que van desde las más grandes alegrías –eso incluye autocomparaciones con Han Solo– hasta las peores tristezas. Nadie dijo que impactar con la cruda realidad era sencillo. Si sabes de lo que estamos hablando, quizá por que alguna vez estuviste enamorado y entiendes lo que significa tener ese alguien especial a quien decirle 'I love us'.
Realmente amor (Dir. Richard Curtis, 2003)
(Vía)
"El amor está realmente en todos lados". Bajo esta premisa, el escritor y director Richard Curtis nos ofreció una de las películas románticas –y navideñas, claro está– más queridas de los últimos tiempos. Se trata de un compendio de historias interconectadas que exploran los diferentes rostros del amor: desde las primeras pasiones juveniles hasta el sufrimiento por la pérdida –o traición– del ser amado. Una película con todos los elementos necesarios para hacernos reír, pero también llorar con un emotivo mensaje –cortesía de The Beatles– que sigue resonando con fuerza a casi 15 años de su estreno: "todo lo que necesitas es amor".
Antes del atardecer/Antes de la medianoche (Dir. Richard Linklater, 2004/2013)
(Vía)
Richard Linklater nos introdujo en 1995 por una modesta historia de amor sobre dos jóvenes completamente diferentes que terminan enamorándose tras un encuentro casual en un tren europeo y convivir a lo largo de un día en Viena. Fue así como Antes del amanecer se convirtió en una de las películas más queridas por toda una generación y en uno de los grandes romances hacia finales del siglo XX. Se pensaba que la historia terminaría ahí, pero el director decidió reencontrarse en dos ocasiones con Ethan Hawke y Julie Delpy para continuar explorando el destino de la pareja. Y fue así como empezó todo. La llamada trilogía Before no es una oda al clásico romance hollywoodense, sino un auténtico reflejo del amor que incluye altas, bajas, conflictos y alegrías, pero que siempre resiste todas las adversidades cuando se vive con honestidad, pasión e intensidad.
Secreto en la montaña (Dir. Ang Lee, 2005)
(Vía)
Sólo un genio como Ang Lee podía realizar un filme tan desafiante como Secreto en la montaña, una película que aprovecha algunos elementos del western –destacando el culto a la virilidad en el oeste norteamericano– para explorar el amor imposible de dos jóvenes vaqueros que se niegan a aceptar sus sentimientos en un mundo dominado por el odio, el miedo y la intolerancia. Una película tan conmovedora como tortuosa, la cual pasó a la historia por las memorables actuaciones de Heath Ledger y Jake Gyllenhaal, así como por su incomprensible derrota en los Premios de la Academia a manos de Crash.
Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (Dir. Michel Gondy, 2004)
(Vía)
No sólo es una joya de la ciencia ficción contemporánea, sino también una de las películas románticas más memorables de los últimos tiempos. Charlie Kaufman y Michel Gondry emplean la tecnología como un mero recurso en beneficio de la historia y en este caso, de nuestros personajes centrales atormentados por el rompimiento con quien alguna vez consideraron al amor de su vida, ¿hay algo más trágico que eso? Sin embargo, los sofisticados servicios de ‘borrado’ empiezan a complicarse cuando nuestro desafortunado héroe se percata de que no quiere suprimir las penas durante su relación con Clementine, pues esto implicaría borrar también las alegrías y en resumen, algunos de los mejores momentos en toda su vida. Estos esfuerzos le llevarán a intentar reconquistarla otra vez, y otra, y otra…
mm

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios