Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #159 – Golden Bird Box

Golden Globes, Bird Box, You

January 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Perfectos desconocidos – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 2.5
Calificación usuarios: 2
Votar ahora:

Por:

25-12-2018

Esta versión de Perfectos desconocidos vuela demasiado cercana al amparo de sus antecesoras aunque le inyecta modismos nacionales.

Título original: Perfectos desconocidos
Año: 2018
Director: Manolo Caro (La casa de las flores)
Actores: Cecilia Suárez, Mariana Treviño, Bruno Bichir, Miguel Rodarte
Fecha de estreno:25 de December de 2018 (MX)

La versión de Perfectos desconocidos de Manolo Caro es el cuarto remake en estrenarse de aquella historia dirigida por Paolo Genovese en 2016. Ya salieron a la luz la adaptación española de Álex de la Iglesia con un toque esotérico y actuaciones enarboladas; la francesa de Fred Cavayé (Nothing to Hide) con Bérénice Béjo, la cual se toma un poco más de libertades narrativas, así como la italiana original, que hasta el momento ha sido la más modesta en su tono. Por ello, resulta difícil sorprender con una trama tan masticada y con dos entregas disponibles en Netflix –la de De la Iglesia y Cavayé–.

La mexicana sigue la misma pauta argumental que sus antecesoras: tres parejas de casados –amigos desde la infancia salvo por una de ellos (Ana Claudia Talancón)– se reúnen para cenar con un amigo divorciado. Expectativa sobrevuela el ambiente, pues al parecer éste finalmente presentará a su nueva novia. Lo peculiar de la velada es que deciden jugar y colocar los celulares sobre la mesa para leer cualquier mensaje o compartir las llamadas que reciban en su transcurso. Sin embargo, la información que resguarda ese aparatito pequeño e indefenso tal vez no debería ser de dominio público.

perfectos desconocidos

Perfectos desconocidos entreteje subtramas sobre la infidelidad, la mentira y la decepción dentro de la relación de parejas.

Con actores de su entera confianza en cada flanco; por un lado están Talancón, Mariana Treviño y Cecilia Suárez; por el otro Manuel García-Rulfo, Bruno Bichir y Miguel Rodarte, así como el español Franky Martín, Caro se mantiene un poco al margen de su tono ampliamente tragicómico, hacia el cual únicamente hace guiños. De hecho la versión de Perfectos desconocidos de De la Iglesia es más exacerbada en sus maneras, pero lo que sí logra el también realizador de Amor de mis amores y Elvira, te daría mi vida pero la estoy usando, es integrar perfectamente bien a su elenco.

La química que desprenden –probablemente por la buena relación que varios de ellos tienen fuera de cuadro– sustenta plenamente la larga y entrañable relación entre los protagonistas. En algún punto uno de ellos atisba: que los conoce perfectamente y no hay nada que podría sorprenderlo y parecería cierto, hasta que el conflicto toca a la puerta en la historia. No obstante, son tres nombres los que lucen por encima de todos: Mariana Treviño, Bruno Bichir y Franky Martín.

perfectos desconocidos

A través de diversas parejas se habla sobre el desgaste del amor cuando se abandona el trabajo en la relación.

Ella porque su línea argumental es una de las más complicadas y delicadas que enfrentan estos personajes y sabe llevarla al punto de quiebre sin que sintamos que estamos viendo a otros de sus roles –como Isabel Iglesias en Club de Cuervos–. Bichir, porque si bien su papel es el de un hombre prudente, distanciado de las pasiones y enardecimientos, es cercano sin ser santurrón. Y, finalmente, Martín, por la convicción y cólera contenida con que recita algunos diálogos tras el estallido climático.

Esta Perfectos desconocidos vuela demasiado cercana al amparo de sus antecesoras aunque le inyecta modismos nacionales. Incluso trata de ser incisiva al coquetear con temas como la creencia en Dios o mediante diálogos provocadores para el sector conservador, pero sólo son pequeños roces, apuntes sin el suficiente ímpetu como para florecer o crearle una identidad propia. Tantos remakes –hay otros más en el horno: el turco, griego, brasileño, suizo, alemán, ruso, coreano y una coproducción entre Líbano y Egipto– han desgastado ya la fórmula, especialmente porque hay pocas diferencias sustanciales –si es que las hay– entre ellos.

perfectos desconocidos

Uno de los puntos temáticos clave de la película es la tolerancia hacia el otro: si hay una plena aceptación o el dominio del prejuicio y los estigmas.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Perfectos desconocidos (Álex de la Iglesia, 2017)
  • Nothing to Hide (Fred Cavayé, 2018)
  • No sé si cortarme las venas o dejármelas largas (Manolo Caro, 2013)

No soy la Madre de los Dragones, pero sí de @Enlabutaca; desde ahí y en Cine PREMIERE estoy en contacto con las buenas historias. Melómana, seriéfila, cinéfila, profesora universitaria, y amante de las bellas artes. Algún día escribiré una novela de ciencia ficción. ¡Unagui!

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios