Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #183 – Comic Con Preview

Preview de Comic Con y Diamantino

July 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Personajes más sufridos de las películas de Pedro Almodóvar

Por:

02-12-2011
personajes películas de pedro almodóvar

Una lista con los seres más atormentados que ha llevado a la pantalla el director español Pedro Almodóvar.

En La piel que habito, Pedro Almodóvar y Antonio Banderas se reencuentran para dar vida a Robert Ledgard, un aclamado cirujano plástico cuyo trágico pasado lo ha obligado a dedicar gran parte de su vida a la construcción de una piel sintética resistente a cualquier situación. Sin embargo éste no es el primer personaje atormentado del realizador, quien a lo largo de los años se ha especializado en reflejar no sólo la libertad y el deseo humano, sino el dolor, la pérdida y la tragedia.

Por ello decidimos recordar la carrera del director Pedro Almodóvar para presentar esta lista con los 10 personajes más sufridos en sus películas.

¿Cuál es su favorito?

Manuela (Cecilia Roth) Todo sobre mi madre (1999)
Tras perder a su hijo Esteban el día de su 17o cumpleaños, Manuela comenzará una larga travesía en búsqueda del padre del muchacho: un travesti enfermo de SIDA que responde al nombre de Lola. En el camino, la atormentada madre se encontrará con toda clase de personajes empezando por su amiga transexual Agrado, quien la ayudará a soportar su pena. Posteriormente trabajará para la veterana actriz Huma Rojo, intensamente admirada por su hijo, y quien enfrenta sus propios demonios a través de una dolorosa relación con su amante Nina. Finalmente, tendrá la oportunidad de conocer y encariñarse con Rosa, una joven e ingenua chica quien se encuentra embarazada de la propia Lola. Aunque al final Manuela encontrará la manera de salir adelante, su corazón mantendrá una eterna herida por la dolorosa pérdida de Esteban. Por ello, Almodóvar ha dedicado este filme a todas las mujeres que sueñan con ser madres, especialmente a la suya.
Benigno (Javier Cámara) Hable con ella (2002)
Mientras los primeros minutos del filme se centran en Marco y Lydia, un accidente nos permitirá conocer a Benigno, joven trabajador de una clínica que dedica toda su atención a los cuidados de la hermosa Alicia, quien se encuentra en coma desde hace varios meses. Aunque de inicio Benigno pareciera sólo un hombre enamorado, con el tiempo descubrimos que es un individuo obsesionado con la joven paciente, quien sueña con ver el despertar de Alicia para casarse y comenzar una vida juntos. Sin embargo un trágico descubrimiento en el hospital hará que Benigno sea encarcelado y separado de Alicia, por lo que el joven enfermero deberá encontrar la manera de reunirse nuevamente con su amor.
Mateo Blanco (Lluís Homar) Los abrazos rotos (2009)
Con una exitosa carrera en el séptimo arte, el director Mateo Blanco encuentra su momento de mayor alegría al lado de "Lena". Aunque la joven actriz no es el mayor talento a cargo del realizador, ésta ha logrado cautivarlo de manera inmediata con su sencillez, su carisma y su belleza. Desafortunadamente, la felicidad comenzará su caída a partir de los celos de Ernesto Martel, ambicioso empresario y productor del más reciente filme de Blanco, quien además es el obsesivo esposo de Lena. Tras un desesperado intento por rescatar su relación, los amantes se verán obligados a escapar para mantenerse en el anonimato, mientras que Martel aprovechará para destruir el filme en su post-producción en un intento por atraer a la pareja. Aunque el plan del productor fracasa, el romance llega a un trágico desenlace cuando la pareja sufre un severo accidente automovilístico que termina con la vida de Lena y deja invidente a Mateo. Lo más lamentable para Blanco es saber que ella no murió en sus brazos, aunque años después será capaz de encontrar consuelo al descubrir que la última sensación de la mujer que amó fue un suave beso.
Ignacio & Juan (Francisco Boira / Gael García Bernal) La mala educación (2004)
Tras reencontrarse con Enrique Goded, joven director y amor de su infancia, Ignacio revelará una obscura historia que anhela pueda ser llevada al cine con él como protagonista. Se trata de un recuerdo de su niñez en una escuela católica, en donde el pequeño Ignacio provocará el deseo del Padre Manolo –quien eventualmente lo viola–, al tiempo que el pequeño experimenta el amor por primera vez con su compañero Enrique. Aunque emocionado por el reencuentro, el realizador presiente que el Ignacio de la actualidad no es el mismo de quien se enamoró, situación lo llevará a investigar y descubrir que el hombre que amaba murió hace tiempo, mientras que su lugar fue ocupado por Juan, su hermano menor. A partir de entonces, Enrique descubrirá una serie de secretos que involucran pasión, chantajes y el asesinato del verdadero Ignacio.
Diego & María (Nacho Martínez & Assumpta Serna) Matador (1986)
Tras verse obligado a retirarse de la tauromaquia, Diego sólo es capaz de encontrar placer a través de la masturbación con escenas que muestran hermosas mujeres siendo maltratadas o brutalmente asesinadas, recordándole al peligro que experimentaba durante las corridas. Por su parte, María es una exitosa abogada de Madrid que disfruta el sexo con desconocidos para despues aniquilarlos con finas cuchilladas en la base del cuello, tal y como un torero terminaría con su presa. Tras una enfermiza relación que sólo puede completarse mediante la sangre y la muerte, esta atormentada pareja pareciera destinada a enfrentar un trágico desenlace. Sin embargo, a través de sus distorsionadas mentes los amantes encontraron la manera de consumar su amor en medio de la violencia, obligando al público a reconocer que son pocas las parejas que lucen tan felices.
Rebeca (Victoria Abril) Tacones lejanos (1991)
Rebeca siempre ha tenido una relación conflictiva con su madre Becky, quien está próxima a regresar a España tras una larga estancia en México. Estos problemas se remontan a la infancia de la joven, quien siempre se sintió ignorada y falta de afecto, situación lo que la hizo crecer con un profundo resentimiento. Esto provocará que ambas mujeres tengan un encuentro lleno de tensión, la cual aumentará al revelarse que Manuel –esposo de Rebeca– fuera amante de Becky por años y que desea regresar con ella. Este hecho será determinante al poco tiempo, luego de que Manuel sea asesinado tras pasar un día con sus amantes –sí, en plural– y Rebeca sea considerada la principal sospechosa. Aunque la joven se confiesa culpable, su encarcelamiento resulta fundamental para la reconciliación con su madre, quien antes de fallecer por males cardiacos se declarará culpable –coloca sus huellas en el arma asesina– para demostrar al menos por una vez el amor que sentía por su hija. Justo cuando Rebeca confiesa que el sonido provocado por los tacones lejanos le recuerda a su madre, ésta sucumbe sin poder escuchar las palabras de su hija.
Pablo & Tina (Eusebio Poncela & Carmen Maura) La ley del deseo (1987)
Considerada por el propio Almodóvar como una cinta clave en su carrera, La ley del deseo nos presenta a los hermanos Pablo y Tina. El primero de ellos es un aclamado guionista y director homosexual, quien comenzará una relación sexual con el obsesivo Antonio a pesar de estar enamorado de un hombre que no le corresponde. Por su parte, Tina es un transexual quien decidió cambiar de sexo para comenzar una relación con su propio padre, quien luego de rechazarla provocó un intenso odio contra los hombres. Ambos hermanos junto con Antonio experimentarán una serie de relaciones enfermizas plagadas de dolor y engaños, las cuales pondrán en peligro su libertad y sus propias vidas. Al final, el trágico desenlace resulta inevitable.
Pepa Marcos (Carmen Maura) Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988)
Tras sufrir el abandono y ser ignorada por su amante Iván, Pepa entrará en una severa crisis que la hará destruir violentamente su colchón y la llevará a preparar peculiares bebidas con píldoras de dormir. Sin embargo lo peor de su día apenas comienza, pues la actriz deberá lidiar con su alocada amiga Candela, quien teme ser encarcelada por su relacióncon un terrorista que planea atacar Estocolmo. Para colmo, la casualidad provocará un singular encuentro entre Pepa y Carlos, el hijo de Iván quien busca un departamento para mudarse con su prometida. A las pocas horas, una serie de enredos harán que Pepa enfrente a Paulina – iracunda abogada que se ha converido en el nuevo amor Iván– y a Lucía –madre de Carlos que planea acudir al aeropuerto para matar a su antiguo amante. Aunque Pepa logra salvar la vida de Iván de manera dramática y para finalmente obtener su preciada atenciòn, la mujer descubrirá que todo entre ellos ha terminado, aun cuando parecía que la pareja podía regresar.
David (Javier Barbem) Carne trémula (1997)
Tras una breve pero honesta carrera policiaca, David se ve obligado a pasar el resto de su vida en silla de ruedas tras recibir un impacto de bala del joven Víctor. A pesar de la tragedia, este acontecimiento le permitió al agente conocer a Elena, quien eventualmente se convertiría en su esposa. Desafortunadamente la tranquilidad se David llega a su fin cuando Víctor sale de prisión y se encuentra con Elena, lo cual iniciará una serie de revelaciones que darán como resultado la identidad del verdadero agresor del ex-policía y su separación de Elena tras un apasionado encuentro con el recién liberado recluso. Al final, la única opción para David será escribir una carta a su aún esposa en donde se disculpa por la manera en que culminó su relación, al tiempo que ésta se prepara a iniciar una vida al lado de su nuevo amor.
Ricky (Antonio Banderas) ¡Átame! (1990)
Tras pasar varios años como paciente de un hospital psiquiátrico, la vida de Ricky se ha caracterizado por la eterna soledad, al grado que en numerosas ocasiones logró escapar de su cautiverio –era un gran cerrajero– sólo para regresar al poco tiempo porque no tenía un lugar al cual ir. Sin embargo una de sus fugas le permite conocer a Marina, una hermosa chica que lo motivará a actuar con normalidad para finalmente ser dado de alta y así tener la oportunidad de conquistarla. Pero cuando Ricky finalmente es liberado, éste es ignorado por Marina en numerosas ocasiones, por lo que decide secuestrarla para que pueda conocerlo a fondo y así enamorarse de él. A pesar de tenerla como su rehén y verse obligado a atarla en diversos momentos, el joven enamorado realiza grandes esfuerzos por cuidar y proteger a Marina –desde conseguirle medicamentos para un dolor que le aqueja hasta atarla con la mayor suavidad posible– e incluso le permite hablar con su familia para evitar cualquier clase de preocupaciones. Al final, Marina deberá decidir si efectivamente escapa del obsesionado joven o si efectivamente anhela pasar una vida a su lado.

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios