Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #147 – Nace un Michael Myers

Nace una estrella

October 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Pesadilla en el infierno (Ghostland) – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 4
Calificación usuarios: 4
Votar ahora:

Por:

13-07-2018
Pesadilla en el infierno crítica

La nueva película de Pascal Laugier no es el slasher más entretenido de ver, pero es justo esta característica la que lo separa del resto de este tipo de cintas.

Título original: Ghostland
Año: 2018
Director: Pascal Laugier
Actores: Crystal Reed, Mylène Farmer, Anastasia Phillips
Fecha de estreno:12 de July de 2018 (MX)

Pascal Laugier es un director cuyo trabajo es incómodo de ver. Cuando Mártires (2008) se estrenó, la película fue duramente criticada por la violencia que se infligía sobre sus protagonistas femeninas. Sin embargo, es importante destacar que Laugier forma parte del movimiento conocido como “el nuevo extremismo francés”, término que engloba a aquellas cintas transgresoras que muestran el cuerpo en distintos niveles de deterioro y que también trata temas como la violencia y la sexualidad de formas grotescas. A diferencia del cine gore –que sólo se preocupa por lo gráfico de su violencia o las cantidades de sangre que muestra en pantalla–, este movimiento está más preocupado por incomodar al público con las imágenes que presenta. Es importante hacer esta distinción porque Pesadilla en el infierno podría confundirse como una entrada más del cine gore, cuando en realidad es una obra que se acopla más con las demandas del nuevo extremismo francés. En Pesadilla en el infierno, Laugier hace un slasher que, contrario a los estereotipos de este subgénero, muestra a sus protagonistas femeninas dentro de un marco que no se siente voyerista en absoluto.

Pesadilla en el infierno cuenta la historia de Beth (Emilia Jones) y Vera (Taylor Hickson), dos hermanas que junto con su madre Pauline (Mylène Farmer) se mudan a la casa de una familiar que acaba de fallecer. Durante su primera noche en este lugar, ellas sufren un ataque por parte de dos extraños que las torturan y abusan de ellas de distintas maneras. No obstante, años después, Beth (Crystal Reed) logra dejar el incidente atrás y se convierte en una exitosa autora de libros de terror. Sin embargo, Beth tiene que regresar a casa después de una extraña llamada de su hermana Vera (Anastasia Phillips), quien, a diferencia de ella, permanece marcada por el abuso que sufrió aquella noche.

Ghostland

A pesar de su genérico nombre en español, Pesadilla en el infierno es una compleja cinta de terror que se presta a distintas interpretaciones no sólo por la forma en que subvierte las convenciones del slasher, sino también por lo que tiene que decir con la historia que presenta. Al igual que ocurrió con Mártires, Laugier entrega un filme que es difícil de presenciar y que, con cada escena que pasa, muestra un escenario cada vez más desesperanzador que el anterior. Sin embargo, Laugier nunca pierde de vista la humanidad de sus personajes y por más violencia que la historia inflige sobre Beth y Vera, siempre hay cierta atención a que las mujeres nunca se vuelvan accesorios u objetos a los cuales explotar para el entretenimiento de la audiencia.

Visualmente, Pesadilla en el infierno es escalofriante. La mayor parte de la historia transcurre en una casa llena de antigüedades que da la sensación de que esta familia está atrapada en el tiempo. La sensación de claustrofobia se mantiene durante toda la cinta –e incluso cuando los personajes logran salir de la casa en un par de ocasiones–, Laugier y el director de fotografía Danny Nowak se encargan de que los espacios se sientan opresivos y cerrados en todo momento. Existen muy pocas tomas abiertas y la mayoría de los encuadres se enfocan en la violencia que existe sobre el rostro de las protagonistas. Los close-ups nos muestran los moretones, la hinchazón y las desfiguraciones de las que son víctimas.

Incident in a Ghostland

Las actuaciones son impresionantes, en especial de las versiones jóvenes de Beth y Vera. Jones y Hickson no titubean en ningún momento en las escenas más difíciles y todo su trabajo en este slasher es aun más sorprendente cuando uno se entera que, al momento de la producción, las actrices sólo tenían 14 y 18 años de edad, respectivamente. De igual forma, es inusual ver a alguien como Crystal Reed trabajar al lado de Laugier después de participar en proyectos como la serie juvenil Teen Wolf; no obstante, ella demuestra con creces que era la actriz indicada para el papel.

Pesadilla en el infierno no es el slasher más entretenido, pero es justo esta característica la que lo separa del resto de este tipo de cintas. Si la resolución es satisfactoria o no, eso dependerá de cada espectador, pero es una extraña película de terror que tiene algo que decir sobre la esperanza que se puede encontrar a partir del sufrimiento y cómo, a veces, las historias más interesantes provienen de las experiencias más desagradables.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Ellos (Dir. David Moreau, Xavier Palud, 2006)
  • La frontera del miedo (Dir. Xavier Gens, 2007)
  • Mártires (Dir. Pascal Laugier, 2008)

Soy fan de los slasher y me gustaría vivir en una película de terror. De grande quiero ser como Sidney Prescott. Algún día escribiré un best seller. Me gustan los libros, las series y obviamente, el cine.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios