Buscador
Suscríbete a la revista
Cine

Pienso en el final – Crítica de la película

04-09-2020, 9:26:14 AM Por:
Pienso en el final – Crítica de la película

Como las pasadas películas de Charlie Kaufman, Pienso en el final es una que no debe ser entendida con la lógica, sino con los sentimientos.

Cine PREMIERE: 4
Usuarios: 4
Votar ahora:

El cine de Charlie Kaufman está repleto de personajes desesperados por escapar. Así sea de una vida de fracasos, de la sombra de un hermano ficticio, de los recuerdos de un corazón roto o de la vida misma a través de una meticulosa recreación de la vida misma, sus personajes casi siempre son personas inundadas con una insatisfacción intangible que parecen sólo poder encontrar alivio en abstracciones traducidas en imágenes. Pienso en el final puede estar basada en la novela I’m Thinking of Ending Things de Iain Reid, pero esta película es Charlie Kaufman puro.

Aparentemente, la película Pienso en el final trata sobre una pareja (Jessie Buckley y Jesse Plemons) que visita a los padres de él en la granja donde viven y donde él creció. Ella (la Mujer Joven, como es descrita en los créditos) es una estudiante, una académica, una pintora, una poeta o una mesera y su nombre es Lucy, Louisa, Lucia o Amy. Ésta una película escrita y dirigida por Charlie Kaufman, no esperaban que describirla fuera a ser fácil, ¿o sí?

pienso en el final película

De la misma forma en que la identidad de la Mujer Joven cambia a lo largo del filme, nada en la película Pienso en el final parece estable. Como las memorias de Clementine en Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, la narración de esta velada parece contaminada con la inestabilidad de la memoria: atada inexorablemente a los sentimientos. La forma en la que un artista decide expresar cualquier cosa, o la manera en que todos recordamos nuestras propias memorias, depende de nuestro estado emocional: nada es objetivo, todo está matizado por nuestra percepción de lo que tenemos enfrente.

En un momento de la cinta, el personaje de Jessie Buckley (extraordinaria y no debería sorprendernos una fuerte campaña alrededor de ella en la temporada de premios) le muestra a los papás de su novio algunas pinturas que ella hizo. Son paisajes tristes, ella les explica. «¿Cómo puede ser triste una pintura de un campo si no hay una persona triste viendo ese campo?», pregunta el padre, interpretado por David Thewlis. El señor –que en momentos es vivaz y en otros senil– no tiene paciencia para artistas que no dicen lo que quieren decir y más bien le demandan a uno, como espectador, que haga tantita labor de interpretación. 

Kaufman no hace ningún intento por ocultar ni sus metáforas, ni sus referencias. Una vez que uno deja de querer entender por qué el suéter de la Mujer Joven cambia de color o por qué Toni Collette (fantástica como la mamá de Jesse Plemons y por momentos más aterradora que la madre de El legado del diablo) a veces es jovial y a veces decrépita y enferma, y entiende que es porque el director está dándonos «pistas» visuales del estado emocional y percepción del protagonista, la película comienza a dejar de sentirse tan confusa. «Tengo cadenas», dice Jesse Plemons varias veces refiriéndose a su solución para manejar durante una nevada, pero todos entendemos a qué cadenas se refiere.

pienso en el final película

Así como con las metáforas, Kaufman no muestra mucho interés en esconder sus referencias: hay guiños evidentes a David Lynch y la Mujer Joven en algún momento comienza a recitar de memoria y como si fueran sus ideas propias, una famosa crítica de Pauline Kael en la que le reclamó a John Cassavetes precisamente su poca imaginación con su uso de metáforas en A Woman Under the Influence (Buckley de repente tiene un cigarro en la mano porque es difícil sermonear sobre la yuxtaposición de signos y significantes sin estar fumando). 

Kaufman tiene una habilidad particular para presumirnos cuánto sabe y cuánto ha leído, sin sentirse pretencioso ni arrogante. Mucho se le ha criticado a otros cineastas que parecen hacer filmes o escribir diálogos sólo para asegurarse de que el público sepa lo cultos que son. Pero en Kaufman, de alguna forma y por alguna razón, estas abundantes referencias literarias y artísticas de sienten naturales y significativas. Él no cita nada más por qué sí, sino porque sus referencias son munición para la narrativa razonablemente ilógica que está construyendo.

La película Pienso en el final no es una que debe ser entendida. Como todas las demás que ha dirigido Charlie Kaufman (sin el filtro de un director que ordene sus ideas como lo han hecho Spike Jonze y Michel Gondry), es una que debe sentirse.

Título original: I'm thinking of ending things
Año: 2020
Director: Charlie Kaufman (Anomalisa)
Actores: Toni Collette, Jesse Plemons
Fecha de estreno:04 de September de 2020 (Netflix)
pienso en el final
mm Escritor, director de cine y director editorial en ésta, su amigable vecina publicación de cine, Cine PREMIERE. Nunca perderá la esperanza de una segunda temporada de Studio 60 on the Sunset Strip y Firefly.
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Comentarios