Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #124 – Luis Miguel, el podcast

Luis Miguel, la serie; Reencuentro; Verano 1993, y Yo soy Simón

Abril 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 2
Votar ahora:

Por:

22-05-2017

La más reciente película de Piratas del Caribe se mantiene a flote por la fidelidad de los fans, pero ¿podemos dejar ir ya a Jack Sparrow y sus aventuras?


  • Título original: Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales

  • Año: 2017

  • Directores: Joachim Rønning, Espen Sandberg (Kon-Tiki)

  • Actores: Johnny Depp, Javier Bardem, Geoffrey Rush

  • Fecha de estreno: 26 de mayo de 2017

Piratas del Caribe
forma parte del top 15 de las franquicias más taquilleras y exitosas de todos
los tiempos. Fríamente hablando, no se necesitan más explicaciones para argumentar
por qué Walt Disney Pictures haría una nueva película de la saga. 

En cuestión de innovación y temas, es algo muy distinto. La quinta
y más reciente entrega, La venganza de Salazar, puede definirse mejor a través de otro título: Piratas del Caribe: Una nueva aventura del Capitán
Jack Sparrow
. La cinta funciona para los fans aguerridos que quieren saber más
sobre las hazañas del personaje, cerrar ciclos y disfrutar cameos y guiños a
las otras cintas. Pero el contenido de ésta no es más que eso: una aventura más
del afamado pirata.

En esta ocasión, el hijo de Will Turner, Henry, se alía con Jack
Sparrow y Carina Smyth, una astrónoma acusada de brujería, para encontrar el
tridente de Poseidón y romper la maldición que ha exiliado a su padre como
capitán del Holandés Errante. Ah claro, y en el camino se les une el Capitán
Barbossa (Geoffrey Rush). Javier Bardem interpreta a Salazar, un capitán fantasma español que ha vivido empeñado en matar a todos los piratas y que junto con su
tripulación persigue a Sparrow para vengarse de todo el mal que le causó en su
juventud.

La cinta dirigida por Joachim Rønning y Espen Sandberg -nominados al Oscar a Mejor película extranjera en 2012 por Kon-Tiki– tiene un desarrollo similar y predecible a las
demás entregas, no toma riesgos en cuestión de estructura, pero sigue
sobresaliendo visualmente con los efectos visuales, los escenarios y las
batallas navales que aporta. El problema es que a la mitad la película se
siente sobrecargada de acción y no encuentra un momento de tranquilidad para
dejar al espectador descansar. Lo que empieza por impresionar se transforma en
algo tan estridente que cansa.  

Johnny Depp se sigue sintiendo absolutamente cómodo en su
personaje y quizá sea esta costumbre de tenerlo presente como Jack Sparrow lo
que provoque que su interpretación ya no sea algo que destaque, como sucedió
con aquella nominación al Oscar que consiguió en 2004 por la primera cinta de
la saga, La maldición del Perla Negra.
De todas formas, sigue siendo encantador.

La película cuenta con tres nuevas caras principales: Brenton
Thwaites y Kaya Scodelario, Henry y Carina, respectivamente, dos personajes
cuya química en la pantalla grande satisface, pero sólo logra evocar la entretenida
dinámica entre Orlando Bloom y Keira Knightley. Javier Bardem por su parte, hace
un villano suficientemente aterrador pero tampoco indispensable.

La más reciente película de Piratas del Caribe se mantiene a flote
por la fidelidad y la nostalgia de los fans y porque las batallas navales no se han vuelto tan comunes en las películas, y por lo tanto no han llegado a cansar del todo al espectador, como es el caso de otros reboots, secuelas o precuelas. Pero siendo honestos, ¿podemos dejar ir ya a Jack Sparrow?

mm

Editora Web en Cine PREMIERE y locutora de “El cine y…” en Ibero 90.9 FM. Fan-from-hell de La Tierra Media, los sables de luz, Westeros, Stitch y el helado.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios