Revsita del Mes Suscríbete
CP99 – Cómo cortar a tu Hulk Hogan

Blade Runner 2049, Cómo cortar a tu patán y Nobody Speak: Trials of the Free Press

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

Pixar y sus viajes de investigación

Por:

12-07-2016

Porque antes de cada película, los creativos de Disney Pixar recorren el mundo para inspirarse y empaparse de imágenes y colores reales.

“Yo creo en la investigación.
Cada película de Pixar implica investigar y platicar con expertos o hacer
excursiones y viajes para aprender tanto como podamos acerca de un tema en
particular”. Más que una frase del fundador y
director creativo de Pixar Animation Studios, John Lasseter, esta visión
constituye el pilar de la filosofía de este estudio de animación fundado en
1979.

Al tratarse de un estudio de
animación, sería fácil asumir que Pixar no tiene necesidad de sets físicos de
filmación. Sin embargo, vaya que los necesitan. Y mucho.

Sus creativos recorren el
mundo para inspirarse y empaparse de imágenes y colores reales: sumergirse en
los escenarios que rodearán a su personajes y experimentarlos en carne propia. Gracias
a Dory, nosotros tuvimos la oportunidad de acompañarlos en uno de sus viajes.

Para sumergirnos en el mundo
de Buscando
a Dory
viajamos a Monterey, California, para visitar el Monterey
Bay Aquarium, en cuya estructura se inspiraron para crear gran parte del look
final del Instituto de la Vida Marina dentro de la ficción. Y ahí, en este acuario
que recibe a más de 2 millones de visitantes al año, es donde conocimos a las
verdaderas celebridades tiernas detrás de Buscando a Dory. Y
no, no nos referimos a Ellen DeGeneres, Diane Keaton o Idris Elba, quienes les
dieron voz en inglés a algunos de los personajes. Nos referimos, más bien, a
los animales reales en los que están basados los personajes de la película:
esos peces, pulpos o nutrias que inspiraron la creación de algunos personajes.

Así como sucedió con Dory, casi
todas las películas de Pixar han contado con viajes de expedición que sirven a
los creativos para recrear los pasos de sus protagonistas animados y conocerlos
más a fondo. Así sea a lo alto de una montaña o la profundidad del mar, para
ellos es importante viajar en equipo pues además es parte de su filosofía
corporativa: crear un ambiente de compañerismo y trabajo en equipo para
fabricar grandes recuerdos. Sus historias animadas se sienten profundamente
humanas porque desde el principio lo fueron.

Una
de las primeras excursiones, sin embargo, no fue tan exótica ni requirió mucho
tiempo de viaje: fue cruzando la calle y al pasto frente a sus estudios en
Emeryville, California. El equipo de producción de Bichos: Una
aventura en miniatura

se acostó a la altura de las plantas y se dispuso a observar toda la pequeña
vida que ahí sucedía. De esta forma, pudieron notar la transparencia de la
vegetación y la forma en que las sombras de las hojas caían sobre los insectos
que por ahí rondaban. Después de todo el pietaje que filmaron y los documentales sobre
bichos que vieron, quienes más les inspiraron fueron las hormigas (por su gran
fuerza y trabajo en equipo), los saltamontes (por la diferencia en dimensiones
respecto a las pequeñas hormigas) y la forma despreocupada en la que caminaban
los escarabajos.

Además,
John Lasseter creó un escenario inspirado en un viaje que hizo de pequeño al
Gran Cañón y en la imagen que lo dejó sin aliento cuando se paró a orillas de
la cordillera. Esa vista esplendorosa aparece en la película cuando los insectos
del circo junto con Flik son atacados por un pájaro mientras huyen de la
colonia de hormigas.

Ratatouille es una cinta que maneja un tono romántico,
a la luz de una vela. Para poder transmitirlo, Brad Bird, el director, pasó una
semana en París junto con su equipo tomando tours en motocicletas y comiendo en
los mejores restaurantes de la ciudad. Además, para que los platillos creados a
computadora y presentados en la película se vieran exquisitos, los animadores
participaron en clases de cocina en San Francisco.

En 2004 Peter Docter y un
equipo de once artistas de Pixar treparon el monte Roraima en Venezuela con
ayuda de un avión, un helicóptero y un Jeep para poder crear Up: Una
aventura de altura
. Y quien suponga que una película animada no
representa ningún riesgo físico a la hora de hacer scouting está equivocado. Para ésta, los artistas convivieron con
mosquitos, escorpiones y serpientes durante su estancia. Y lo más mágico fue
que esas bellísimas imágenes de paisajes que captaron y que vimos en la
película, existen, y son aún más impactantes. Para Un gran dinosaurio, el equipo montó a caballo y practicó river rafting para experimentar la
adrenalina a la que el personaje de Arlo se enfrenta al caerse al río. Y para WALL•E visitaron centros de reciclaje y
basura para recrear un mundo devastado, abandonado y oloroso.

Valiente, por otro lado, además de ser la primera película de Pixar con
una princesa y una protagonista mujer, es la primera historia de época. Surgió
a partir de la idea de Brenda Chapman, codirectora y guionista de la animación,
de combinar la típica historia de princesa con su amor por la cultura y los
paisajes escoceses. Está ambientada entre el sigo X y XII en Escocia, en donde
no sólo la vegetación era diferente, sino que había castillos, ruinas y
estructuras que se estaban desmoronando. Así que para desarrollar y crear un
mundo afín a las peculiaridades y vivencias de esa época, se hicieron dos
viajes de investigación a este país en la isla de Gran Bretaña, en 2006 y en
2007. La primera excursión fue planeada especialmente para los story artists: un viaje intenso de 12
días que pasaron durmiendo en universidades, casas de campaña, hoteles y
paseando en autobús para establecer una conexión individual y grupal con
Escocia.

Cada
una de las películas de Disney Pixar tiene una historia detrás de cámaras:
memorias y aventuras humanas, que se vivieron en primera persona primero para
que pudieran existir en nuestros corazones por siempre. Aventuras que, aunque
fueron recubiertas con un velo de animación, son tan reales como cualquier
película con protagonistas de carne y hueso.

mm

Editora Web en Cine PREMIERE y locutora de “El cine y…” en Ibero 90.9 FM. Fan-from-hell de La Tierra Media, los sables de luz, Westeros, Stitch y el helado.

Notas relacionadas

Comentarios