Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #124 – Luis Miguel, el podcast

Luis Miguel, la serie; Reencuentro; Verano 1993, y Yo soy Simón

Abril 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

REVISTA Columnas

Poltergeist: no al remake

Por:

02-05-2012

Poltergeist es una película que a la fecha me hace temblar. Varias de sus secuencias quedarán para siempre en mi memoria y lo más probable es que me sigan proveyendo de pesadillas, a mí y a toda una generación. ¿Cómo olvidar, por ejemplo, al esclofriante payaso -desde entonces los aborrezco- que se escurre debajo de la […]

Poltergeist es una película que a la fecha me hace temblar. Varias de sus secuencias quedarán para siempre en mi memoria y lo más probable es que me sigan proveyendo de pesadillas, a mí y a toda una generación. ¿Cómo olvidar, por ejemplo, al esclofriante payaso -desde entonces los aborrezco- que se escurre debajo de la cama de Robbie para después enredarse a su cuello como boa?, ¿o al árbol cuyas ramos se extienden hasta entrar por la ventana y levantarlo en vilo? ¿Hay alguien que quedó inmune a las voces de "mummy", "mummy" arrojadas desde un más allá en donde al parecer los acetatos se tocar al revés? Por lo demás, ¿cómo no pensar en el fatádico destino que tuvieron las actrices que interpretas hermanas del mencionado Robbie en pantalla, Dominique Dunne y Heather O’Rourke, la primera ahorcada por su novio y la segunda padeciente de una enfermedad crónica que terminó por llevarla a la tumba?

Y por si fuera poco esa musiquita de John Williams… yo tenía un disco de sus mejores éxitos pero nadie de nosotros (hablo de hermano y primos) se atrevía a escuchar el tema principal de la película a solas. Dando un paso tan osado como riesgoso, Williams compone exactamente lo que menos podía esperarse para sonorizar una película de horror. Cargado de voces infantiles y arpas, su obra se antoja como la antítesis de, por ejemplo, los violines estridentes y esquizofrénicos con que Bernard Herrmann tejió las escenas más sangrientas de Psicosis pero eso es precisamente lo que lo hace más aterrador. Y me atrevo a decir que incluso sin estar al tanto del contexto de la cinta hay en esas notas algo inquietante, algo que nos hace pensar: "mmm… bonito, pero algo no me gusta, algo me incomoda".

Y si no me creen, hagan la prueba.

Mis aplausos, pues, para Williams (quien, además, aquí no se repite a sí mismo, como casi siempre) y, por supuesto, para el director Tobe Hooper, quien mostró sus capacidades de ser tan sutil como una bailarina menuda sobre la capa de hielo y sin embargo generar miedo. Hasta parecería que no se trata del mismo cineasta detrás de la archifamosa La masacre de Tejas, padre y madre de Viernes 13, Halloween y la interminable lista de filmes de asesinos enmascarados que asesinan sin razón, mejor si es a adolescentes calenturientos.

Incluso un aplauso para Steven Spielberg, quien me es insoportable pero no por eso negaré sus créditos, cuando los merece, de gran visionario.

Lástima, eso sí, que ahora se planea, para no variar, un remake. Eso sí es para temblar de miedo… ¿de verdad no tienen otros temas los obsesionados con el refrito?… ¿neta?  

Ah, y lo olvidaba: aquí el tema de Williams. Prueben escucharlo con los ojos cerrados: 

 

Carlos Jesús (aka Chuy) es escritor y periodista freelance. Desde 2006 radica en Berlín, desde donde colabora para distintos medios. Sus pasiones son su familia, la cerveza, escribir relatos y el cine de los setenta.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios