Revsita del Mes Suscríbete
Cine PREMIERE #187 – El podcast de las nerds

Booksmart, Historias de miedo para contar en la oscuridad.

August 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Predicción Oscar 2019: Mejor actor

Por:

23-01-2019
Predicción Oscar 2019: Mejor actor

Aquí nuestras predicciones de quién se llevará el Oscar en la categoría de Mejor actor.

En un cálculo de The Washington Post de hace un par de años, la edad promedio histórica de los hombres ganadores en esta categoría del Oscar es 44, mientras que para las mujeres es 36 (con 50 vs 40 respectivamente en la categoría de Actor de reparto). Esta estadística se confirma en la última década, en la que el único ganador menor a los 40 fue Eddie Redmayne. La tendencia en los 2010 ha visto triunfar a ganadores repetidos (Daniel Day-Lewis, su tercer triunfo y segundo en cinco años), nominados previos (Leonardo DiCaprio, cuya situación le hizo entrañable protagonista de memes, y Colin Firth, Casey Affleck y Gary Oldman, quienes ganaron en su segunda nominación) y una estrella madura en plena reinvención dramática (Matthew McConaughey). Ah, y también a uno de esos extranjeros que por una u otra razón no persiguen una carrera en Hollywood (Jean Dujardin). Gane Bale o gane Cooper, ambos confirmarán esta tendencia de que los hombres en Hollywood se consagran en sus 40s. Para que armes tu quiniela rumbo a los premios de la Academia, aquí te presentamos nuestra Predicción Oscar 2019: Mejor actor.

Lee tambiénLista completa de nominados al Oscar 2019 

Willem Dafoe – Van Gogh en la puerta de la eternidad

El mismo año que Dafoe le enseñó a nadar a Aquaman, también interpretó a Vincent van Gogh en sus últimos años, de la mano del director-escritor Julian Schnabel.

A favor: Fue nominado a los Golden Globes y ganó el premio principal del Festival de Venecia. Nominado previamente como Mejor actor de reparto por Pelotón, La sombra del vampiro, y el año pasado por El proyecto Florida.

En contra: El bajo perfil de la cinta hace que sea una de las grandes actuaciones del año que el público no reconoce inmediatamente.

Viggo Mortensen – Green Book: Una amistad sin fronteras

En otro rol transformativo en esta terna, Mortensen interpreta a un italoamericano contratado para ser chofer de un músico afroamericano en los estados segregados del sur de Estados Unidos. Aunque la actuación de Mortensen ha sido reconocida, el rol también ha creado controversia. Basado en una historia real que toca temas tan sensibles (en un momento de tensiones raciales inflamadas), el tono de la cinta ha sido criticado, así como el personaje de Mortensen, que algunos han descrito como la figura del “salvador blanco” que “libera” al oprimido y aprende algo en el proceso.

A favor: Viggo tiene dos nominaciones previas (por Promesas peligrosas y Capitán Fantástico).

En contra: Las controversias de la película. La primera, ajena a Viggo: Nick Vallelonga, coescritor, apoyó un tuit de Donald Trump en 2015, en el que el ahora presidente aseguraba que musulmanes de Nueva Jersey habían celebrado los ataques del 9-11. Pero la segunda fue un desliz del actor: en noviembre, en un panel de discusión posterior a una función, Mortensen utilizó la “palabra n” (tabú en el idioma inglés y particularmente en Estados Unidos) al hablar de los progresos raciales del país. Aunque aclaró que su intención no había sido racista y se disculpó ese mismo día, el daño estaba hecho.

Bradley Cooper – Nace una estrella

Muchos dudaron que un nuevo remake de una historia tan conocida (y oscareada, en varias de sus versiones) pudiese funcionar y Cooper sorprendió a todos anotándose un éxito de taquilla y de crítica en tres niveles: director, actor y cantante. En Nace una estrella, Cooper es un exitoso cantante batallando con adicciones que, luego de lanzar a la fama a un talentoso descubrimiento con quien inicia una relación romántica, llega a un punto de quiebre. Cooper es una estrella taquillera con múltiples nominaciones que podría ser finalmente validada, una vez demostrado también su potencial como director (categoría que tiene mucho más difícil para ganar) y hasta como cantante.

A favor: Con Nace una estrella Cooper llega a otro nivel en su carrera y luego de múltiples nominaciones consecutivas y fallidas (Mejor actor por Los juegos del destino y Francotirador, y Mejor actor de reparto por Escándalo americano), éste podría ser su turno. De momento, ya ganó en los National Board of Review Awards. Su omisión en la terna a Mejor director hace que su presencia aquí se convierta en un estupendo ‘premio de consolación’.

En contra: El reconocimiento que ha tenido Christian Bale con su papel en El vicepresidente así como los tiempos políticos que corren actualmente en EE. UU.

Christian Bale – El vicepresidente

Como Dick Cheney, Bale logra una más de sus impresionantes transformaciones físicas: ésas que suelen funcionar en las votaciones de la Academia. Tanto en apariencia como en los detalles más mínimos del exvicepresidente de Estados Unidos, Bale sigue los pasos de Gary Oldman el año pasado, con el tipo de interpretación de hombres influyentes de la historia contemporánea que tanto atraen a la Academia.

A favor: Bale ganó Mejor actor de reparto por El peleador en 2011 (más nominaciones por Escándalo americano y La gran apuesta) y, de ganar, podría unirse a un selecto grupo de actores que han ganado ambas categorías. Ganó en los Critics's Choice Awards y Golden Globes (Comedia o Musical), pero perdió en los SAG ante Malek. La película misma ha dividido opiniones; mientras algunos han aplaudido su crítica ácida, otros la han acusado de ser una vendetta política. En un clima tan polarizado como el de la política de Estados Unidos, esto podría actuar en contra de la cinta, pero tal vez no de Bale, quien se atrevió a agradecer en los Golden Globes a Satanás por darle “la inspiración para interpretar este papel'.

En contra: Las transformaciones físicas dramáticas suelen ser efectivas en la carrera por el Oscar, pero el mismo Bale es prueba de que no son garantía: véase su dramática pérdida de peso para El maquinista, en 2004, que no fue compensada.

Rami Malek – Boheman Rhapsody

Luego de su éxito en Mr. Robot y papeles pequeños en el cine, Malek entra en las grandes ligas con su interpretación del líder de Queen, Freddie Mercury, en una de las cintas más taquilleras del año y que el público amó, pero la crítica vio con ciertas reservas. Es importante recalcar que incluso los detractores más acérrimos de Bohemian Rhapsody no han podido más que admirar las cualidades indiscutibles de estrella de Malek, la fuerza de su interpretación tanto en los momentos dramáticos como en el aspecto musical, nombrándolo el salvador de la película.

A favor: Sorprendió a todos ganando el Golden Globe de Mejor actor en una película de drama, por encima de Bradley Cooper y Willem Dafoe. Finalmente, su victoria en los BAFTA y en los proféticos SAG lo convirtieron en el rival a vencer. La enorme popularidad de la película, que también ha dado una nueva fuerza al legado de Queen, hace que sea uno de los favoritos del público. La Academia suele amar las transformaciones físicas y las figuras históricas, y Malek cumple ambos criterios. Además, su actuación se volverá icónica para la comunidad LGBTQ, como en su momento han sido las de Sean Penn en Milk o Tom Hanks en Filadelfia.

En contra: Los críticos más duros han sugerido que la actuación de Malek recae fuertemente en la caracterización. Vaya, ganaría “por los dientes”, así como hace 17 años se dijo que Nicole Kidman había ganado “por una nariz” en Las horas.

Este texto fue ideado, creado y desarrollado al mismo tiempo por un equipo de expertos trabajando en armonía. Todos juntos. Una letra cada uno.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios