Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #168 – Las niñas bien y Leaving Neverland

Las niñas bien y Leaving Neverland

March 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Predicción Oscar 2019: Mejor película extranjera

Por:

17-02-2019
Mejor película extranjera oscar 2019

Aquí nuestras predicciones de quién se llevará el Oscar en la categoría de Mejor película extranjera.

Como cada año, te presentamos nuestras predicciones del Oscar 2019. Encuentra aquí todas nuestras opciones para llevarse la estatuilla dorada en la categoría de Mejor película extranjera. Conforme avance la temporada de premios iremos realizando ajustes y cambios si es necesario, así que revísala con frecuencia para no fallar en la quiniela.

Analizamos las posibilidades de que la cinta alemana Never Look Away, la polaca Cold War o la sensible cinta japonesa, Un asunto de familia, pueda arrebatar el galardón a Roma. Aunque las posibilidades son escasas puesto que la cinta mexicana ha triunfado en los Golden Globes y los premios BAFTA, la Academia podría sorprender con la estatuilla para alguna de las otras cintas para abrir paso a Roma como Mejor película.

Never Look Away

A pesar de su nominación al Oscar y la gran aclamación por la crítica internacional, no fue bien recibida en casa. Esta cinta alemana es dirigida por Florian Henckel von Donnersmarck, un director que se llevó un Oscar en 2007 por The Live of Others y quien posteriormente trabajó con Angelina Jolie y Johny Depp en The Tourist, sin embargo, aunque se esperaba que estuviera en la cima de la taquilla por el tour de promoción del elenco y director, no recaudó más de millón y medio en Alemania, mientras que The Live of Others rebasó los 15 millones. Incluso, en un análisis de Variety, han explicado que las principales críticas provienen de que sus 3 horas de duración son innecesarias y que el público alemán no recibe con soltura los temas de la era nazi.

A favor: La Academia ha reconocido en distintas ocasiones las cintas desgarradoras que retratan la era nazi como lo fue La vida es bella, La lista de Schindler y El pianista.

En contra: Tiene grandes contrincantes que difícilmente podría derrocar por la conexión que, por ejemplo, Roma tuvo con los espectadores de todo el mundo. Además, no logra la emotividad que anteriores cintas de la era nazi han sido galardonadas, puesto que es un tema secundario al tratarse primordialmente de uno de los artistas alemanes más aclamados.

Un asunto de familia (Shoplifters)

Uno podría pensar que un cine como el de Japón siempre es un peso pesado en la competencia pero, de hecho, desde que Violines en el cielo ganara en esta categoría en 2008, el país de los Samurái no ha sido ni siquiera nominado. Históricamente, es una de las naciones que ha enviado películas por más tiempo (la primera en 1956); que ha sido nominado en doce ocasiones y que ganado sólo en una. Además, cineastas japoneses han recibido Oscares honorarios en tres ocasiones, entre ellos, Akira Kurosawa.

A favor: Para terminar con la sequía, Japón envió a la aplaudida ganadora de la Palma de Oro en el pasado Festival de Cannes, una agridulce meditación sobre la familia por parte de un director conocido mundialmente pero que hasta ahora no ha sido nominado al Oscar. Ganó en Ohio, Denver, Florida, Los Ángeles, San Diego y se coló a la lista del National Board of Review.

En contra: La mala suerte que Japón suele enfrentar en la hora de los votos, que por alguna razón no termina de conectar con los votantes de esta ni de anteriores ediciones, lo que ha relegado de los premios incluso a clásicos como Kagemusha.

Capernaum

Aunque ha mandado películas a competir desde Promise of Love en 1978, Líbano tuvo que esperar casi cuarenta años para ser nominado en una ocasión, que fue hace doce meses, con El insulto, emocionante thriller judicial al que tampoco le alcanzó para subir al escenario. Este año, vuelven a intentarlo con una carta hecha a la medida del gusto de los académicos que gustan de crónicas emotivas y humanistas situadas en países en vías de desarrollo como Salaam Bombay o Quisiera ser millonario. La hiperrealista odisea protagonizada por niños está hecha para robar corazones. Además, este es el tercer filme dirigido porNadine Labaki que ha sido enviado a competir, después de Caramelo y ¿A dónde vamos ahora?

A favor: El hecho de ser una cineasta mujer, en los tiempos que corren, podría darle puntos importantes en la noche del Oscar. La película apuesta por una fórmula uplifting de personajes socialmente marginados, pero con gran corazón, que ha funcionado con cintas como Tsotsi (2005) o En un mundo mejor (2010).

En contra: Precisamente, que su fórmula es muy evidente y parece hecha a la medida de las premiaciones. En años recientes, el Oscar ha buscado propuestas más arriesgadas y menos complacientes, que exploran problemáticas más amplias, como Una mujer fantástica; La gran belleza o Amour.

Guerra fría

Es una segunda y muy fuerte oportunidad para Paweł Pawlikowski, quien ya obtuvo la estatuilla en 2015 por Ida. Por otra parte, Polonia, con una cinematografía interesante, intensa y muy activa desde los tiempos –precisamente– de la Guerra fría, es un país que ha sido nominado diez veces desde 1963 pero que solo ha ganado en esa ocasión. La arrebatadora y fantasmal Cold War, ganadora del premio a Mejor Dirección en Cannes e inspirada libremente en la juventud de los padres del cineasta y en el país de su niñez, sería un caso de dos únicos premios con el mismo director para el mismo país. Varios migrantes polacos han puesto una estatuilla en casa, como Roman Polanski, el fotógrafo Janusz Kaminski o el músico Bronislaw Kaper. Pero Pawlikowski es el único que lo ha logrado con una película “hecha en casa.”

A favor: Es curioso que Pawlikowski y Cuarón se agradezcan mutuamente en los créditos de sus respectivas películas, ya que ambas se parecen tanto en fondo e intención, más allá de ser autoficciones en blanco y negro. Si Roma pierde en esta categoría, sería porque esta hermana espiritual se le mete en el camino. Sería sorpresivo, pero no injusto.

En contra: La descomunal campaña “For your consideration” emprendida por Netflix para visibilizar a Roma entre los votantes ha sido muy efectiva, y el entusiasmo generalizado hacia la película de Cuarón ha dejado en segundo plano a otras competidoras. Quizá sea muy pronto para que Pawlikowski reclame un segundo Oscar.

Roma

La posibilidad nunca estuvo tan cerca de manos mexicanas, ni siquiera cuando El laberinto del fauno parecía tener el camino despejado. Desde que en 1957, hace más de seis décadas, México enviara Torero de Carlos Velo como representante, el país ha aparecido en nueve ocasiones en la terna de finalistas, siendo Biutiful, de Alejandro González Iñárritu, la última de ellas en 2010. A pesar de que en esta década la cosecha de estatuillas para mexicanas ha sido un huracán de festejos que nadie vio venir, es una paradoja que todavía esté pendiente esta categoría, que premia al cine del país mismo. Con el Globo de Oro y un doble Critics Choice y BAFTA –como película y como película extranjera– ya en la bolsa, parece que hasta Netflix tendrá que caer a los festejos en el Ángel.

A favor: Sin ganas de exagerar, todo está a favor, incluyendo las predicciones en casas de apuestas y en las quinielas del mundo entero. Será un cierre ideal para la que fue la mejor década mexicana en las ceremonias del Oscar.

En contra: La única razón por la que la película de Cuarón y Cleo dejaría ir esta terna es para buscar la de mejor película del año. O sea que incluso este argumento en contra es uno a favor, viéndolo bien.

Este texto fue ideado, creado y desarrollado al mismo tiempo por un equipo de expertos trabajando en armonía. Todos juntos. Una letra cada uno.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios