Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #124 – Luis Miguel, el podcast

Luis Miguel, la serie; Reencuentro; Verano 1993, y Yo soy Simón

Abril 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS Cine

Entrevista Mariana Treviño por Cómo cortar a tu patán

Por:

10-11-2017
Entrevista Mariana Treviño

En entrevista Maria Treviño nos cuenta como se volvió en una experta antipatanes en su más reciente filme Cómo cortar a tu patán.

¿Por qué nos cuesta tanto trabajo decir “no”? Amanda (Mariana Treviño) una terapeuta especializada en romper parejas y en ayudar a mujeres a terminar con sus relaciones destructivas, se enfrenta al mayor caso de su carrera: ayudar a su hermana Natalia (Camila Sodi) a cortar a su patán. En entrevista Mariana Treviño nos habló sobre su personaje en la película Cómo cortar a tu patán, los patanes y la comedia que siempre está presente en todas las relaciones.

 

¿Cómo fue el proceso de desarrollar a Amanda y representar estas dualidades con las que se debate el personaje?

Yo venía desarrollando a Isabel (Club de Cuervos), también una mujer fuerte, pero es otro perfil; ella es norteña, una inteligencia más árida, más puntual e irónica. Pero con Amanda, desarrollé todo esta parte traviesa, atrevida y divertida. Mientras trabajé el personaje, siempre tuve en la cabeza la referencia de Pippi Longstocking, que yo leía cuando era chiquita. Y todo empezó a partir de esto, al descubrir este carácter visceral, impulsivo, tempestivo, y crear este personaje que se presenta al mundo con una confianza absoluta, pero que en el interior verdaderamente no tiene tanta confianza en ella misma.

Gabriela Tagliavani, la directora, se inspiró en vivencia reales de corazones rotos para trabajar el guion. ¿Cómo ayudó esto a la historia?

Si, cuando platicábamos sobre el texto, me hacía referencias a estas historias e historias ajenas que resultaban muy puntuales. También hablaba de sus propias experiencias. Esto es lo que hace a la historia identificable, y creo que justamente todas las mujeres que vayan a ver la película se van a reír al recordar un patán que hayan tenido, o una relación que no podían dejar.

Entrevista Mariana Treviño

Mariana Treviño en su primer protagónico en una comedia romántica.

 

Y en este caso, todo esto es explicado y explorado de una manera divertida, a través de la comedia.

Ella se construye un muro, lo típico, que aunque suene a cliché sabemos que no lo es. Así pasa, construimos una personalidad segura que nos permite dialogar con el mundo para que no nos lleguen tanto los trancazos y para ella su arma es la comedia. Aunque finalmente los trancazos te llegan y mejor hacerlo con los ojos abiertos, para saber por lo menos de donde viene el golpe.

Este es tu primer acercamiento a la comedia romántica, ¿cómo fue para ti esta experiencia?

Si… había hecho personajes de comedia más aislados y en otros contextos, pero la comedia romántica fue una experiencia distinta. Fue interesante porque fue un proceso de encontrar toda la comedia que de hecho hay en las relaciones y en el amor. Creo que es un tema que a la gente le encanta, porque la final habla de los “defectos” humanos que son parte de nuestra naturaleza y de lo cual al final está hecho el amor.

La premisa de la cinta es que no sabemos decir que no, ¿cómo explora este tema el filme?

Todos aprendemos a la mala, porque yo creo que también hay una cosa en la educación que nos enseña a decir que sí para estar abiertos a que te pasen cosas buenas, y uno anda por la vida con esa ingenuidad. Amanda tiene este discurso de “yo voy con todo”, pero también tiene que lidiar con que las mujeres están muy condicionadas por la sociedad a tener ciertos atributos para ser aceptadas. Es un balance muy precario. En su caso, a ella toda su vida se le marcó mucho el no, y ahora ella tiene que aprender a decir sí.

mm

Comunicóloga para quien el cine y la fotografía son las mejores maneras de ver la vida. Es fan de Sofia Coppola y la estética de Wes Anderson, añora décadas pasadas y piensa que todo el mundo debería irse en un road trip por lo menos una vez en la vida.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios