Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #156 – Don Mowgli de la Mancha

Mowgli: Relatos de la selva y El hombre que mató a Don Quixote

December 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Rescate en Entebbe – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 2.5
Calificación usuarios: 2
Votar ahora:

Por:

13-04-2018
Rescate en Entebbe

José Padilha falla en comprometerse con su historia y en lugar de mostrarnos la humanidad del conflicto, termina contándonos el aspecto político que ya conocemos y que hemos visto en el cine anteriormente.

Título original: 7 Days in Entebbe
Año: 2018
Director: José Padilha (Elite Squad)
Actores: Rosamund Pike, Daniel Brühl
Fecha de estreno:13 de April de 2018 (MX)

Rescate en Entebbe recuenta los hechos ocurridos antes y durante la conocida Operación Entebbe, la cual fue ordenada por el gobierno de Israel en 1976, cuando cuatro terroristas secuestraron el vuelo 139 de Air France. Apoyados por el gobierno de Uganda, los terroristas mantuvieron a los rehenes durante siete días en una antigua y abandona ala del aeropuerto de Entebbe, hasta que Israel aprobó una peligrosa misión de rescate que continuó las tensiones políticas entre ese país y Palestina.

Es importante decir que lo que sucedió en Entebbe no es nuevo para el mundo del cine. Raid on Entebbe (1976), Operation Thunderbolt (1977) y El último rey de Escocia (2006) son algunos de los filmes que han contado esta historia desde otro enfoque. No obstante, en Rescate en Entebbe, las intenciones del director José Padilha son muy claras desde el principio: el realizador está más interesado en mostrarnos la perspectiva de los terroristas y hacer que el público comprenda sus motivos, así como las acciones que cometieron por una causa “más grande que ellos”.

Padilha le pone especial atención al ingenuo e idealista Wilfried Böse (Daniel Brühl) y a la fría pero leal, Brigitte Kuhlmann (Rosamund Pike), quienes desde antes del secuestro, discuten su pasión por la causa de la liberación de palestinos en Israel. Böse está más emocionado ante el prospecto de hacer algo que él cree que es lo correcto mientras Kuhlmann es más cautelosa con sus emociones. Tanto Brühl como Pike dan todo por sus personajes –Pike, en especial, le da a muchas actrices una clase magistral de cómo aprender un acento foráneo de forma correcta–, pero el guion los traiciona muy temprano en la película.

Aparte de algunas escenas donde el personaje de Brühl niega ser un nazi a uno de los rehenes y afirma que sólo está secuestrando gente para enviar un mensaje relevante al mundo, no hay mucho en el guion que nos haga entender a esta gente y sus motivos. A veces, incluso, se siente como si la dirección de Padilha tratara de forzar a la audiencia a ponerse del lado de la perspectiva que está presentando, pero no existen argumentos sólidos para hacerlo.

Sin embargo, es importante decir que hay unas secuencias con una composición muy bella y que además están sincronizadas a la perfección con una banda sonora que realza el suspenso de algunos momentos de la historia. Hay una trama secundaria, por ejemplo, que sigue a la novia de uno de los soldados en la misión de rescate y su participación en una presentación de la compañía de danza a la que pertenece. Es en estas escenas de baile donde Padilha hace el único esfuerzo por ser sutil y añadir significado a la historia principal; pero estos momentos se sienten tan desconectados de la trama central que cualquier tipo de emoción que puedan provocar en el espectador, se pierde en las diatribas políticas del conflicto.

Al ser un filme tan subjetivo en su construcción, Rescate en Entebbe probablemente no consiga los objetivos que Padilha tenia pensados en un principio. La película falla en mostrarnos –y no solamente decirnos– por qué es importante la comunicación y el diálogo para resolver problemas de cualquier magnitud. A veces, también, la cinta es frustrante de ver por todo el talento involucrado y por lo mucho que Brühl y Pike hacen para convencernos de la complejidad de sus personajes. Pero Padilha falla en lo que predica: él falla en comprometerse con su propia historia. En lugar de ceder y aproximarse a la humanidad de todas las partes involucradas, Rescate en Entebbe se siente como una clase de historia que es entretenida pero que no es exactamente enriquecedora.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Ônibus 174 (Dir. José Padilha, 2002)
  • Tropa de Elite (Dir. José Padilha, 2007)
  • Tropa de Elite 2 (Dir. José Padilha, 2010)

Soy fan de los slasher y me gustaría vivir en una película de terror. De grande quiero ser como Sidney Prescott. Algún día escribiré un best seller. Me gustan los libros, las series y obviamente, el cine.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios