Revsita del Mes Suscríbete
CP100 – El cien

¡100 episodios!

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Arrástrame al infierno

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

21-08-2009

Una cinta de horror con agilísimos toques de comedia negra regalo de Sam Raimi. 

  • Título original : Drag Me to Hell
  • Año : 2008
  • Director : Sam Raimi (Testigo)
  • Actores : Justin Long, Alison Lohman
  • Fecha de estreno : 21 de agosto

Luego de dirigir con reiterado éxito de taquilla la trilogía de El Hombre Araña, el regreso de Sam Raimi al cine de horror exhibe una vez más su característica mezcla de comedia y excesos sanguinolentos (El despertar del diablo), aunque en un tono relativamente menor que le garantiza una clasificación más generosa. En este nuevo relato de un maleficio gitano que se ensaña con la suerte de Christine Brown (Alison Lohman), joven empleada en una compañía de crédito inmobiliario, no hay evisceraciones interminables, decapitaciones en cadena, ríos de detritus y excrecencias, ni otras fantasías gore, aunque sí dos o tres secuencias de comicidad y delirio grotesco que señalan la fidelidad de Raimi a sus viejos gustos y obsesiones.

El esquema de asedio diabólico a la protagonista remite un poco a La semilla del diablo (Rosemary’s Baby, Polanski, 1968), con su historia de arribismo social frustrado por la fatalidad, y una pareja cuya  relación amorosa se ve truncada por la empeñosa intervención del maligno. Raimi brilla en escenas crueldad estudiada (una mosca penetrando al organismo de Christine, un estado de esquizofrenia inducida, una solemne cena familiar vuelta parodia delirante, un final feliz frustrado), y acude con desenfado lúdico a los lugares comunes del género, a las sesiones espiritistas y a los conjuros. La mexicana Adriana Barraza, como espiritista especializada en exorcismos, enfrentada a una diabólica Lorna Raver, desalmada hechicera húngara, ofrece una secuencia maestra. Todo pasa por la fina ironía del realizador, desde la dicha contrariada de la pareja amorosa hasta el insaciable lucro de las compañías crediticias. Una cinta de horror con agilísimos toques de comedia negra, bajo el control y pulso seguro de un director con ligereza novedosa, un tanto distanciado hoy de sus desbordamientos de costumbre.

–Carlos Bonfil
 

mm

Clara Itzel es una comunicóloga junkie de los animales, TV, cine, libros, tatuajes, pop culture, té & café. La pueden seguir en instagram (@MissClaraItzel) y leer en ElMoodRandom.com

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios