Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Aún sigo aquí

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

05-10-2011

Un mockumentary que retrata el desmoronamiento total de un ser humano.

  • Título original : I’m Still Here
  • Año : 2010
  • Director : Casey Affleck (Ópera prima)
  • Actores : Joaquin Phoenix, Antony Langdon
  • Fecha de estreno : 7 de octubre de 2011

Joaquin Phoenix anuncia su retiro de la actuación, decide convertirse en hiphopero, consume líneas de cocaína dispuestas sobre los senos de una prostituta y, literalmente, defecan sobre su cara. En el proceso deja de asearse, engorda y se convierte en una extraña sombra del actor notable que fue y que no sólo logró transformarse en Johnny Cash, sino que entregó al menos otra gran actuación en el resultó ser, se dice, su último filme, Dos amantes (James Gray, 2008). Todo esto es documentado con dolorosa intimidad por su cuñado, Casey Affleck, en un mockumentary que retrata el desmoronamiento total de un ser humano. Durante la filmación, los programas de chismes y los cinéfilos conversaron, incrédulos, sobre las locuras de Phoenix, sin saber que el actor estaba inmiscuido en un extraño proceso actoral, representando a una versión mancillada de sí mismo. Masoquismo histriónico, digamos.

Es incómodo observar cómo Phoenix, sin talento musical alguno, va en pos de un sueño irrealizable y se rodea de zánganos que cambian sus aplausos por sexo y vicio. El filme dista mucho de ser perfecto (el ritmo es por momentos soporífero y la calidad de imagen y sonido es inconsistente), pero es una curiosidad que deben ver los interesados en el culto a la celebridad y todo lo que sucede en el tras bambalinas de Hollywood (aparecen celebridades como Sean Combs ‘P. Diddy’, Jack Nicholson y Bruce Willis). Aún sigo aquí es un falso portal al círculo íntimo de la Meca: esta suerte de “gonzo filmmaking” (como lo denominó su director) evidencia la ansiedad producto de la fama.

Tras ver esta cinta, uno desearía que Casey Affleck saltara, cámara en mano, de detrás de un sillón durante uno de los patéticos webcasts de Charlie Sheen.

­–César Albarrán Torres

 

Ve el trailer de Aún sigo aquí.

 

mm

Clara Itzel es una comunicóloga junkie de los animales, TV, cine, libros, tatuajes, pop culture, té & café. La pueden seguir en instagram (@MissClaraItzel) y leer en ElMoodRandom.com

Opnion de la comunidad

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios