Revsita del Mes Suscríbete
CP100 – El cien

¡100 episodios!

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

El águila de la legión perdida

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: .5
Votar ahora:

Por:

15-06-2011

Cinta de aventuras romanas con un tercer acto predecible y plagado de clichés.

  • Título original : Eagle
  • Año : 2011
  • Director : Kevin MacDonald (Los secretos del poder)
  • Actores : Channing Tatum, Jamie Bell
  • Fecha de estreno : 17 de junio de 2011

Desde el nacimiento del cine se ha forjado una alegoría tan cierta, como exagerada: el género de gladiadores era la forma en que Hollywood justificaba el imperialismo yanqui. No había nada malo en que el hombre blanco, embriagado de cultura occidental, conquistara terrenos salvajes y dominara pueblos menos civilizados.

Afortunadamente, el director Kevin MacDonald se aleja de esta metáfora y presenta El águila de la legión perdida, donde un par de hombres luchan por encontrar su humanidad y redención. Estos elementos, ya son parte de un estilo bien marcado y trabajado: en El último Rey de Escocia como en Los secretos del poder, sus héroes son personas comunes y corrientes, quienes a pesar de contar con una moral acribillada, tratan de sobrevivir ante las tentaciones del poder y la avaricia. Su nueva cinta, basada en una popular novela británica, mezcla la leyenda con los libros de historia: en el apogeo del Imperio, una legión, la Novena, fue masacrada en Escocia por una horda de bárbaros. Esta derrota, en principio insignificante en la guerra por conquistar las islas británicas, fue un duro golpe en el ego romano: en la batalla fue robada un águila de oro que representaba el poderío del ejército más disciplinado del viejo mundo. El capitán de aquella Legión se convirtió en el hazmerreír de todo el Imperio, en una vergüenza para el ejército y una deshonra para su familia.

Todo este antecedente se presenta durante los primeros quince minutos de la película; hasta que conocemos a un joven militar: Marco Flavio Aquila (Channing Tatum), quien con músculos de acero y mirada taciturna llega a un campamento en Britania con un objetivo claro: recuperar el águila y el honor de su familia. Sí, como lo puedes adivinar por el apellido tan obvio, él es el hijo del hombre que hace 20 años perdió la batalla. Para cumplir su misión ?y después de ser dado de baja del ejército por una herida de guerra?, le pide ayuda a Esca (Jamie Bell), un esclavo británico a quien le salvó la vida. Ambos planean dirigirse hacia el norte y buscar a una tribu que se alimenta de carne humana.

Corre la leyenda que ellos tienen al águila en su poder.

Después de esta introducción lenta y en la cual MacDonald se enfrasca en presentar minuciosamente la psique de los dos protagonistas, la película comienza a tomar un ritmo bien desarrollado y con una intención: la relación arisca entre Aquila y Esca, dos hombres que son rivales culturales, pero que se necesitan para poder sobrevivir. El punto cumbre de este proceso de madurez y de tensión histriónica, llega en el momento en que al cruzar la frontera del Imperio en Caledonia (viejo nombre para Escocia), Esca humilla a Aquila y lo hace pasar por su esclavo. ¿De qué lado está Esca?, ¿puede permanecerle fiel a un hombre cuyos compatriotas aniquilaron a su familia?

Aunque el director trata de desplegar una historia compleja donde se responden estas preguntas, la película queda trunca y parece que su ambición por lograr una obra épica fue limitada por presupuesto, tiempo o talento. A nivel técnico, MacDonald brinda emoción y demuestra un buen oficio al mezclar sangrientas batallas, con la pasividad de bellas imágenes escénicas de la Gran Bretaña; sin embargo, falla al acelerar el tercer acto del filme: el encuentro con la tribu villana ?pintada y con mohawks?, y la resolución final, son predecibles y sin alguna emoción natural. Las escenas están tan plagadas de clichés, que si cierras los ojos, puedes adivinar cada lanzamiento de flechas y movimiento de espada. Es mejor no hablar de cómo evolucionan Aquila y Esca, quienes pasan de ser personajes interesantes, a simples arquetipos aburridos y corrientes. Ojalá MacDonald hubiera dedicado menos tiempo a presentar los antecedentes académicos de su película, y más en planeación para darle un final que fuera memorable y con agallas.

El águila de la legión perdida, una cinta de aventuras romanas, que pinta como una buena opción si quieres una clase de historia plagada de batallas, sangre, paisajes estéticos… y si no encuentras boletos para ningún blockbuster en la taquilla.

Josue Flores Corro

 

Ve el trailer de El águila de la legión perdida.

 

mm

Clara Itzel es una comunicóloga junkie de los animales, TV, cine, libros, tatuajes, pop culture, té & café. La pueden seguir en instagram (@MissClaraItzel) y leer en ElMoodRandom.com

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios