Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

El día del apocalipsis

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: .5
Votar ahora:

Por:

30-04-2010

Este remake sólo retoma la anécdota original transformándose en un filme entretenido pero inofensivo.

  • Título original : The Crazies
  • Año : 2010
  • Director : Breck Eisner (Sahara)
  • Actores : Tymothy Olyphant, Radha Mitchell
  • Fecha de estreno : 30 de abril

Es ya un lugar común referirse a George A. Romero, gracias a Noche de los muertos vivientes y secuelas, como el progenitor del zombie moderno, ese cadáver cuyo regreso a la vida no se debe a las obscuras artes del vudú. Menos conocido es el hecho de que Romero también es responsable de aquellos pseudo-zombies que, de Exterminio a The Signal, han venido a comerle, digamos, el mandado a los así llamados muertos vivientes… simplemente porque no están muertos.

Filmada en 1973, la versión original de The Crazies daba ya cuenta de la pesadilla vivida por los habitantes de Ogden Marsh, Iowa, típico pueblecito gringo que, tras la liberación accidental de una toxina en el agua, ve cómo sus habitantes se transforman en asesinos enloquecidos. Cuando, rebasado por la situación, el ejército declara el pueblo en cuarentena, confinando a sus habitantes y disparándoles a la menor sospecha de contagio, un grupo de fugitivos intentará escapar antes de que el gobierno tome medidas extremas.

Hasta ahí las similitudes con la primera cinta. Y es que, aún producido por el propio Romero y como ya sucedía en otras puestas al día como la nueva versión de El despertar de los muertos, este remake tan sólo retoma la anécdota original, haciendo de lado lo que se antojaba el mayor atractivo de la cinta de Romero, y de su cine en general: la alegoría, ese conflicto que, tanto al interior del grupo de supervivientes como entre los mismos militares, subraya la trágica incapacidad del hombre para comunicarse con sus semejantes, y para ver más allá de sus propios y mezquinos intereses.

Plena de suspenso, salpicada de generosas dosis de gore y violencia y, sin embargo, menos perturbadora de lo podría resultar, la cinta se transforma así en un filme más convencional, entretenido pero inofensivo: un zombie aterrador pero que, devuelto a la vida en contra de su voluntad, se arrastra mecánicamente en busca de un cerebro, de una razón para existir.

Antonio Camarillo

Siempre ha sido una ñoña… incluso antes de que se considerara cool. Fue editora de Cine PREMIERE por 5 años y luego buscó nuevos horizontes en una pequeña empresa llamada Google donde ahora es Gerente de comunicación para México, Centroamérica y Caribe.

Opnion de la comunidad

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios