Revsita del Mes Suscríbete
CP100 – El cien

¡100 episodios!

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

La niña y el zorrito

Calificación Cine PREMIERE: 4
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

21-08-2009

Enternecedora película que nos acerca al pensamiento y la sensibilidad infantil partiendo de la entrega apasionada de una pequeñina a un animal.

  • Título original : Le renard et l’enfant
  • Año : 2007
  • Director : Luc Jacquet (La marcha de los pingüinos)
  • Actores : Bertille Noel Bruneau, Isabelle Carré
  • Fecha de estreno : 21 de agosto

Una niña (Bertille Noel Bruneau) que vive en el campo, se refugia frecuentemente en el bosque del este de Francia.  El llamado de la naturaleza la absorbe dichosamente con paisajes solitarios o rebosantes de vegetación, animales grandes y pequeños, colores de tonalidad diversa e iluminaciones radiantes o temperadas, dependiendo de la acción del sol, las nubes, la lluvia y el cambio de las estaciones.
 
Excepto la escena final, la historia está narrada con un largo flashback que se permite tanto la alusión realista  como la imaginaria a propósito de los factibles pormenores en la vida de una zorra. Con una distancia temporal de años, la voz en off (Isabelle Carré)  pertenece a una mujer adulta que comparte su aventura infantil con un animal vuelto obsesión, compañía, amistad y aprendizaje.
 
Mediante una delicada como puntillosa configuración del personaje infantil que va de la alegría al encono, de la serenidad al espanto, y de la impertinencia a la sensatez, La niña y el zorrito es el típico cuento de hadas muy avenido al dibujo animado, aunque ya Walt Disney nos había acostumbrado a la relación cuasi humana de personas y animales, partiendo de la interacción de éstos con actores.  Ahora el afamado director de La marcha de los pingüinos (2005) deja el documental y se pliega a la ficción en una historia que nunca aburre no obstante la escasez de diálogos,  que siempre procura situaciones, sean éstas amables, entusiastas, críticas, o de suspenso. Las anécdotas no decaen por el soporte dinámico que las mantiene en diferentes tonalidades.
 
La fotografía portentosa de Eric Dumage y Gérard Simon pareciera identificarse  a veces con la pintura embellecida de montañas, ríos, grutas, bosques y cascadas. El paisaje a su vez es animado por insectos, felinos, osos, grillos y mariposas en convivencia eterna con flores silvestres, pastizales vastos y árboles largos o frondosos.
 
La recreación majestuosa impone a veces los vericuetos de la sobrevivencia animal, trátese de la persecución bestial, la caza persistente, el apareamiento excitante o la procreación luminosa. En este punto la ficción da paso al relato documental informando de la vida de una zorra y sus crías durante las estaciones del año, como si estuviéramos observando una producción de Animal Planet.
 
Si bien sabemos de la existencia de los padres, nunca vemos a la pecosa niña compartiendo con ellos. Y es lo que menos importa porque más bien se trata de observar los comportamientos de una niña y su relación con el mundo a partir del contacto ferviente y profundo con el entorno natural y animal, específicamente con un zorrito con el que empieza a ubicar los vericuetos de la vida, sus ofrendas dichosas, sus misterios peculiares y su dramatismo acogedor.
 
Enternecedora película que nos acerca al pensamiento y la sensibilidad infantil partiendo de la entrega apasionada de una pequeñina a un animal que la enfrentará al drama de la condición humana en el dificultoso intento de relacionarse con el otro.

–Roberto Ortiz

mm

Clara Itzel es una comunicóloga junkie de los animales, TV, cine, libros, tatuajes, pop culture, té & café. La pueden seguir en instagram (@MissClaraItzel) y leer en ElMoodRandom.com

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios