Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Solos en la oscuridad

Calificación Cine PREMIERE: 2.5
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

05-01-2012

Una cinta bien lograda que es arruinada por un pobre guión.

  • Título original : Secuestrados
  • Año : 2010
  • Director : Miguel Ángel Vivas (Reflejos) 
  • Actores : Fernando Cayo, Manuela Vellés
  • Fecha de estreno : 6 de enero de 2012

Te proponemos un pequeño juego: antes de que inicie la cinta, mira cuánta gente hay en la sala. Después, cuando los créditos finales comiencen a rodar y se prendan las luces… dinos cuántas personas se levantaron de la butaca y abandonaron la proyección. No te sorprendas si tú abdicaste la misión, porque esta cinta ataca a un miedo, tal vez el único universal, mucho más profundo que aquel catalogado “no apto para estómagos débiles”: el ataque a tu casa y la tortura a los miembros de tu familia.

Si bien este tema ya ha sido explotado desde puntos de vista psicológicos, de venganza e incluso con tintes de redención –Funny Games, Straw Dogs, Los extraños, La habitación del pánico o The Last House on the Left– , la gran diferencia entre esas cintas y la ópera prima de  Miguel Ángel Vivas, es que no hay una relación afectiva con los personajes; por ende jamás logramos identificarnos con ellos, ni tampoco establecemos un lazo empático. Y si bien esta es su mayor debilidad (ahorita hablaremos sobre eso), también es la razón por la cual Solos en la oscuridad, se vuelve aún más tétrica: al darnos cuenta que son gente común y corriente, nos ponemos en sus zapatos y cada segundo que pasa sólo podemos preguntarnos “¿Qué haríamos en su lugar?”

La película nos atrapa desde la primera escena donde un hombre vestido de traje, con una bolsa ensangrentada sobre la cabeza y las manos atadas camina desesperado por un bosque. Esta secuencia tan visceral, sentará el tono que veremos a lo largo de los siguientes 80 minutos, donde seremos partes de un microuniverso donde una familia adinerada es atacada por tres hombres encapuchados durante la primera noche en su nueva casa. Al inicio las cosas marchan sin percances: les quitan el celular, las tarjetas y son amenazados; sin embargo cuando el líder de la banda decide llevar al padre a un cajero automático, los instintos de supervivencia y crueldad, comienzan a salir a flote y no sabemos cuál de los dos es el que representa mejor al ser humano.

Vivas demuestra una buena maestría técnica al plagar de planos secuencia su cinta, y esboza dotes de narrador intuitivo al hacernos creer que lo que vemos en pantalla está contado en “tiempo real” –el uso de la pantalla dividida es un buen acierto. Sin embargo, y a diferencia de seguramente uno de sus directores de cabecera, Michael Hanaeke, Vivas es inmaduro y temeroso de dar una explicación a su historia: tiene pavor de involucrarse en la psique de sus personajes, y estas fallas las suple con una violencia gráfica desmedida, innecesarias y nihilista. De un momento a otro Solos en la oscuridad pasa de ser una tétrica leyenda urbana, a un intento barato por recrear el torture porn de Hostal o Saw. Y es una lástima que un guión tan pobre, arruine una cinta bien elaborada y que logrará que esa noche revises dos veces la cerradura de las puertas de tu casa. Pero no te preocupes, al siguiente día habrás olvidado la taquicardia que te provocó Solos en la oscuridad.

Josue Flores Corro

 

Ve el trailer de Solos en la oscuridad.

 

Este texto fue ideado, creado y desarrollado al mismo tiempo por un equipo de expertos trabajando en armonía. Todos juntos. Una letra cada uno.

Opnion de la comunidad

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios