Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #156 – Don Mowgli de la Mancha

Mowgli: Relatos de la selva y El hombre que mató a Don Quixote

December 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Rodando hacia ti – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 3.5
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

30-11-2018

La comicidad de Rodando hacia ti se desprende de un hombre con nula pericia para desenvolverse en una silla de ruedas teniendo conductas “seductoras”.

Título original: Tout le monde debout
Año: 2018
Director: Franck Dubosc (ópera prima)
Actores: Franck Dubosc, Alexandra Lamy, Elsa Zylberstein
Fecha de estreno:30 de November de 2018 (MX)

A estas alturas del partido es muy difícil que una película romántica sorprenda. Usualmente un chico conoce a una chica, tienen una conexión y se enamoran. Sin embargo, algunas cintas ofrecen variantes a esta historia clásica. Rodando hacia ti (Tout le monde debout) es una de ellas, aunque también presenta situaciones que la apegan bastante a la fórmula.

Entre los aspectos que la diferencian de la generalidad de las romcoms están sus protagonistas, ambos en la plenitud de su vida profesional, lo cual no necesariamente quiere decir que sean más maduros –particularmente en el caso de la figura masculina–. Si bien esto ya ocurrió en Sin reservas o Amor a segunda vista, aquí los personajes cuentan con un aditamento que les permite desplazarse: una silla de ruedas. Lo más sorprendente es que uno de ellos sí puede caminar.

rodando hacia ti

Jocelyn es un hombre adinerado, mujeriego que contrarresta los clichés de su personaje con encanto.

Jocelyn (Franck Dubosc, también director) tiene percances para intimar por su compleja relación con su recién fallecida madre y ve a las mujeres como trofeos para presumir y desechar. Su ego le impide considerar la posibilidad de que se resistan a sus encantos, entonces, para conquistar a la nueva vecina del vacío departamento materno, una rubia de curvas sinuosas, escote revelador, piernas descubiertas y personalidad burbujeante, se hace pasar por parapléjico. En un divertido golpe a su egocentrismo, Julie (Caroline Anglade) invita a Jocelyn a su casa, pero más que por interesarse románticamente en él, lo ve como un posible prospecto para su hermana Florence (Alexandra Lamy), quien sí está impedida de caminar.

rodando hacia ti

El manejo que hace Alexandra Lamy de la silla de ruedas es portentoso, especialmente en una escena donde juega tenis.

Buena parte de la comicidad de Rodando hacia ti se desprende de presentar a un hombre con nula pericia para desenvolverse en una silla de ruedas teniendo conductas “seductoras”. Y, por otro lado, los predicamentos surgidos de su mentira. Pero es también gracias a este factor que el filme inyecta una problemática profunda si se le compara con otras propuestas del género: ¿realmente se tiene el valor para iniciar una relación con alguien con una discapacidad?, ¿cómo pasar la página a un engaño de esta magnitud?

Estos y otros dilemas contribuyen para que no sólo la historia, sino los personajes tengan mayor dimensión. Los conocemos a través de sus acciones y la manera como encaran los problemas; si reaccionan grácilmente a los reveses o se mantienen herméticos ante las posibilidades que presenta el mundo.

rodando hacia ti

Rodando hacia ti se preocupa por mostrar a una protagonista fuerte, que no conoce limitaciones físicas, y se respeta a sí misma.

Mención aparte para Alexandra Lamy, quien muestra un dominio prodigioso de la silla de ruedas y a través de su personaje derrumba prejuicios en torno a la discapacidad –que el mismo espectador podría experimentar al ver el filme al igual que Jocelyn–. Lamy interpreta a una mujer férrea, independiente y empoderada, quien simboliza que las limitaciones en realidad son imposiciones propias derivadas del miedo, la estigmatización o la cobardía.

Paradójicamente, el discurso de Rodando hacia ti es incongruente, pues a la vez que muestra a una protagonista fuerte –anhelante de intimar con alguien– adosa escenarios sexistas y comentarios machistas tanto en los diálogos como en el lenguaje visual. O, incluso, utiliza a la secretaria de Jocelyn, Marie (Elsa Zylberstein) como un modelo disímil al de Florence: es insegura, boba, imprudente y consigna su propio valor a lo que un hombre piensa de ella. Sus intervenciones perjudican el tono previamente establecido. No todo en la película funciona a la perfección pero, en general, marcha sobre ruedas.

rodando hacia ti

Los personajes secundarios tienen poca participación, pero sirven como la brújula moral del protagonista.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Amigos (Olivier Nakache, Éric Toledano, 2011)
  • Forrest Gump (Robert Zemeckis, 1994)
  • Seis sesiones de sexo (Ben Lewin, 2012)

No soy la Madre de los Dragones, pero sí de @Enlabutaca; desde ahí y en Cine PREMIERE estoy en contacto con las buenas historias. Melómana, seriéfila, cinéfila, profesora universitaria, y amante de las bellas artes. Algún día escribiré una novela de ciencia ficción. ¡Unagui!

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios