Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #230 – Game of Thrones

A un año del final de Game of Thrones.

May 2020

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

REVISTA Artículos

El largo camino hacia Rogue One: Una historia de Star Wars

Por:

19-12-2016

Protagonizada por Felicity Jones y Diego Luna, Rogue One es el primer spin-off de lo que promete ser el universo cinematográfico más grande jamás imaginado.

Un grupo de soldados corre con sus armas en mano, esquivando los disparos enemigos que se clavan en el suelo. Mientras los impactos golpean la arena y levantan polvaredas como si de bombas se trataran, ellos saltan para evitar tropezar con los caídos. Pero no están huyendo; se dirigen hacia los enormes AT-ACT Walkers para tratar de detenerlos. Aunque es poco probable que sobrevivan, nada impide que el equipo Rogue One se enfrente con uñas y dientes al Imperio en las playas del planeta Scarif… La misión para rescatar a la galaxia ha llegado.

Cada elemento de esta secuencia anuncia que estamos a punto de ver la cinta más emocionante del universo Star Wars. Napoleón decía que “hace falta más valor para sufrir que para morir”. ¿Y qué mayor valentía que la de aventurarse en una misión de la que probablemente no se regrese con vida, pero que, sin embargo, logrará derrotar al lado oscuro de la Fuerza? En 1977, aquellas icónicas letras amarillas que se perdían entre las estrellas al ritmo de la música de John Williams hablaban sobre los tiempos de guerra que vivía la Galaxia. La Rebelión se enfrentaba contra el Imperio y durante una importante batalla, un grupo de espías rebeldes robó los planos secretos de la Estrella de la Muerte. ¿Quiénes fueron? ¿Cómo lo lograron? ¿Qué fue de ellos?

Ahora, a cuatro décadas del estreno de Una nueva esperanza –y cronológicamente 34 años antes de El despertar de la Fuerza–, el canon de Star Wars se expande para presentarnos un eslabón perdido de su historia; uno que incluye a sus personajes más valientes, aquellos que se aventuraron en una misión suicida para salvar al universo.

Almas rebeldes

Aunque Rogue One es una clave militar usada por los pilotos de la Alianza Rebelde en la trilogía original de Star Wars, la elección para el título de esta nueva historia se basa más en su significado. Carente de una traducción precisa al español, el término “rogue” se utiliza en inglés para referirse a algo que opera al margen de las filas oficiales. En este sentido, la película dirigida por Gareth Edwards (Godzilla, 2014) –la primera de las historias de antología planeadas por Lucasfilm– es una rebelde en sí misma, pues existe fuera de la saga y de la secuencia episódica a la que estamos acostumbrados. Y para comandar tan importante misión, se requería a alguien con una visión fresca y diferente, pero al mismo tiempo, fiel al universo creado por George Lucas.

Edwards nació en Nuneaton, Reino Unido, en 1975, casi a la par de la saga creada por George Lucas. Desde entonces, la Fuerza ha estado presente en su vida. “Genuinamente veía Una nueva esperanza cada mañana cuando tenía seis años”, le dijo el director a Empire. “No completa, porque tenía que ir a la escuela, pero sí por unos minutos”. Los suficientes para adentrarse en este fantástico universo con millones de fans alrededor del mundo. “Quería subirme a esa nave de alguna manera. Quería ser parte de ese grupo. Realmente quería hacerlo”.

El director veía diariamente el momento en el que la Princesa Leia es interrogada por Darth Vader sobre unos planos robados, mientras unos famosos droides exploran las áridas tierras de Tatooine. Ahí, el Betamax que tenía en su casa se detenía y, al día siguiente, era rebobinado para ver, de nueva cuenta, aquella emocionante secuencia inicial; una que, años más tarde, lo embarcaría en el proyecto más ambicioso de su carrera.

Tras debutar en 2010 con la cinta Monstruos – Zona infectada, Gareth llamó la atención de Kathleen Kennedy –CEO de Lucasfilm y productora de Rogue One– cuando realizó el remake de Godzilla. “Vi lo que había hecho y creí que ese estilo de filmar era realmente interesante. Podría darle a Star Wars un look único”, le confesó a Empire. “Él hace sus películas de una forma en que, literalmente, pone la cámara en su
hombro y mira absolutamente todo desde esa perspectiva”.

Rogue One

Bajo este esquema de filmación –conocido en la industria como cinéma vérité o cine de realidad– se realizó la secuencia que describimos al inicio de este texto, en las paradisiacas islas Maldivas del océano Índico: aquella que determinaría el tono realista, visceral y “a quemarropa” de toda la cinta. “El paraíso tropical que es el planeta Scarif, inconscientemente, nos redirige a las imágenes de la Segunda Guerra Mundial”, le dijo Edwards a Entertainment Weekly.

Cuando el primer trailer de Rogue One fue lanzado en mayo pasado, los warsies del mundo comenzaron a definir a la cinta como una versión espacial de Rescatando al soldado Ryan (Dir. Steven Spielberg, 1998). La escena mencionada recordaba mucho a su impactante secuencia del desembarco de Normandía. En esencia, son tan parecidas que lo único que cambia es que una tuvo lugar en Francia y la otra en una galaxia muy, muy lejana.

Además, esta cinta, junto a La caída del Halcón Negro (Dir. Ridley Scott, 2001), fueron las que inspiraron principalmente a Edwards al momento de desarrollar esta nueva aventura. También ayudó que, en su equipo de efectos especiales, el director tenía a Neil Corbould, ganador del Oscar por Gravedad (Dir. Alfonso Cuarón, 2013) y responsable del mismo departamento en el mencionado filme de Spielberg.

Rogue One es una visión muy inmersiva, a nivel del terreno, dentro del universo Star Wars”, le contó Felicity Jones a Empire. “La idea es que sientas que estás realmente ahí, entre la acción. Siempre tratamos de encontrar la manera de que todo fuera muy natural. Si de repente algo explotaba, realmente explotaba. Y todo el tiempo estuvimos reaccionando a efectos reales que sucedían alrededor de nosotros”.

Sin embargo, la emoción por ser testigos de una cinta de Star Wars 100% bélica fue abruptamente frenada: de pronto, parecía que el proyecto se dirigía hacia el lado oscuro de la Fuerza. The New York Post dio a conocer que, tras una proyección de Rogue One a los ejecutivos de Disney, éstos ordenaron de inmediato una serie de costosos reshoots. “El propósito de realizarlos sería aligerar el tono de la historia y restaurar un sentido del humor a la aventura”, publicaba The Hollywood Reporter, al mismo tiempo que los rumores inundaban Internet. Se hablaba, incluso, de que se filmaría de nuevo el 50% de la película, o de que se eliminarían muchas de las secuencias que ya conocíamos en los trailers lanzados.

Rogue One Star Wars Scarif

Tengo un mal presentimiento sobre esto

“Las grandes películas tienen reshoots. De hecho, hasta las pequeñas también”, nos dijo Riz Ahmed (quien interpreta a Bodhi Rook) durante la presentación de la miniserie de HBO The Night Of, que protagonizó. “No es tan anormal. Creo que la gente se fija en estos detalles porque es Star Wars, pero cualquiera que esté familiarizado con la producción cinematográfica sabe que son parte de la industria, sobre todo en los blockbusters. Incluso, siempre hay un presupuesto destinado para hacerlos”.

Aquella entrevista tranquilizadora con Ahmed tuvo lugar en Londres, a 34 km de los estudios Pinewood, donde el equipo de Rogue One había regresado a trabajar en las nuevas escenas. La fecha era el 30 de junio; seis meses antes del estreno en cines de la cinta.

“Los reshoots siempre fueron parte del plan. Sabíamos que regresaríamos a algún lugar para hacer más cosas”, le dijo después Edwards a Entertainment Weekly. “Obviamente, tienes que trabajar conforme a la agenda de todos, y todos tienen diferentes películas alrededor del mundo, así que es un poco como una pesadilla logística”, apuntó.

La presión aumentó al anunciarse que John Williams no estaría a cargo del score de la cinta. Aunque no hubo una razón oficial sobre su ausencia, es probable que su edad avanzada ya no le permita tomar tantos proyectos como antes. Recordemos que musicalizó El despertar de la Fuerza y que participará en los Episodios VIII (2017) y IX (2019), dirigidos por Rian Johnson y Colin Trevorrow, respectivamente.

Sin embargo, la producción dio a conocer que otro destacado músico tomaría su importante lugar. Se trataba del ganador del Oscar Alexandre Desplat –colaborador de Edwards en Godzilla– y quien es responsable de la emocionante música que acompañó al detrás de cámaras presentado en Star Wars Celebration en julio pasado. Con este anuncio, la rebelión recuperó el buen camino a ojos del público… hasta que, en septiembre pasado –a sólo tres meses del estreno– se dio a conocer que Desplat abandonaba el proyecto, debido a los constantes retrasos de la cinta por los reshoots, que se creía ya habían terminado. La responsabilidad de musicalizar esta odisea galáctica cayó entonces en manos del también ganador del Oscar –y compositor de cabecera de JJ Abrams– Michael Giacchino.

Tanta incertidumbre y poca esperanza alrededor de Rogue One fueron suavizadas por un nuevo y revelador avance que mostraba a Jyn Erso (Felicity Jones) y al capitán Cassian Andor (Diego Luna) motivando a los rebeldes para seguir adelante en la batalla. Este mensaje, irónicamente, era dirigido también a la audiencia para que no perdiera la fe en la cinta. “No hay nada de la historia que haya cambiado. Queremos reafirmarle a los fans que será la película que teníamos intenciones de hacer desde un inicio”, afirmó Kathleen Kennedy a Entertainment Weekly.

Rogue One Star Wars Darth Vader

En el campo de batalla

Motivados por devolver la paz a la galaxia, un grupo de conspiradores inicia un plan de ataque para derrocar al Imperio. Liderada por Mon Mothma (Genevieve O’Reilly), antigua Senadora Galáctica, y Bail Organa (Jimmy Smits), Virrey de Alderaan y padre adoptivo de Leia, se gesta así la Alianza Rebelde, movimiento que logra interceptar una transmisión imperial que habla sobre una próxima prueba de un arma mortal.

En la cinta de 1977, los pilotos de los caza estelar T-65 Ala-X conocieron el punto débil de la Estrella de la Muerte resguardados en el Gran Templo de Yavin IV. Dicha secuencia fue filmada en Bedfordshire, Inglaterra. Para ser fiel a la estética de George Lucas, la producción de Rogue One regresó a la misma locación para filmar no sólo los exteriores, sino para recrear la base rebelde.

“Así como aprendes palabras cuando eres un niño, aprendes a filmar con las películas. Y luego te descubres a ti mismo emulándolas cuando haces tus propias historias”, le contó Edwards a Empire. “Realmente disfruté tratando de imitar el estilo de Una nueva esperanza en esas escenas”.

Para lograrlo, Gareth tuvo una oportunidad única por la que cualquier warsie mataría: se adentró en los archivos de Lucasfilm. De acuerdo con lo publicado por Empire, Edwards tuvo acceso a lo que él calificó como “los Manuscritos del Mar Muerto”: los bocetos originales del artista ganador del Oscar Ralph McQuarrie, responsable del look de cada uno de los elementos de la trilogía original de Star Wars. Después de probarse antiguos cascos y de ver a detalle un modelo a escala del Halcón Milenario, el cineasta utilizó este arte único para crear su propia estética, pero que fuera fiel al universo del que él forma parte ahora.

En este sentido, Rogue One se convierte en esa gran oportunidad de ver al Imperio en su máximo esplendor, gracias a una Estrella de la Muerte en su fase más poderosa. Conoceremos al temido director Orson Krennic (Ben Mendelsohn) y seremos testigos del regreso del más grande
villano del cine: Darth Vader, en voz de James Earl Jones.

Sin contar el episodio navideño de televisión en 1978 –ni el telefilme The Ewok Adventure, de 1984–, Rogue One es la primera entrega de la saga antológica de spin-offs de Star Wars y, además, es el eslabón desconocido sobre lo ocurrido entre la ejecución de la Orden 66 y el asalto a la nave de la Princesa Leia. “Tenemos esperanza. Las rebeliones se basan en eso”, le dijo Jyn Erso al pequeño pero poderoso grupo que busca derrotar al Imperio. “Hagamos que diez hombres se sientan como cien”, agregó el Capitán Cassian Andor. Ambas frases llegan en un momento crucial: en el mundo, distintos movimientos sociales se están gestando contra la tiranía en sus distintas formas. Y conocer a estos héroes, y a la valentía de cada uno de ellos, será inspiradora para enfrentar lo que venga. Que la Fuerza esté con ellos… y con nosotros.

Rogue One Star Wars Scarif

(Éste texto fue originalmente publicado en Cine PREMIERE #267 de diciembre 2016)

Apasionado de ver, escribir, leer, investigar y hablar sobre cine en todas sus formas. Soy fan de Star Wars, me sé de memoria todos los capítulos de Friends y si me preguntan de cine mexicano, no hay quien me calle. Editor en Cine PREMIERE.

Ver comentarios

Comentarios Comentarios