Revsita del Mes Suscríbete
CP100 – El cien

¡100 episodios!

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Saint Laurent

Calificación Cine PREMIERE: 3.5
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

24-05-2016

Saint Laurent es una película con una fascinante mirada íntima al mundo de la moda y la vida de un genio.


  • Título original: Saint Laurent

  • Año: 2014

  • Director: Bertrand Bonello (Tiresias)

  • Actores: Gaspard Ulliel, Jérémie Renier, Louis Garrel, Léa Seydoux

  • Fecha de estreno: 27 de mayo de 2016

En 2014 llegaron a la pantalla grande dos largometrajes con un mismo objetivo: retratar la vida del legendario couturier francés, Saint Laurent. El primero, Yves Saint Laurent de Jalil Lespert, contaba con la bendición de Pierre Bergé, pareja y socio del diseñador. El segundo, Saint Laurent de Bertrand Bonello, causó polémica desde que                                                                                                                                                                                                             se anunció, recibiendo incluso amenazas de demanda por parte del mismo Bergé. Las comparaciones entre ambos no se hicieron esperar y la propuesta de Lespert, recibida con poco entusiasmo por la crítica, fue considerada como la versión prêt-à-porter al tratarse de una visión más “digerible” de la vida del creador; mientras que el filme de Bonello, al estar calificado como cine de autor, fue considerado como la versión haute couture de las biopics, la no oficial.

La película retrata el periodo de 1967 a 1976 en la vida de Yves Saint Laurent (Gaspard Ulliel), época en la que su firma homónima vivió algunos de sus mayores éxitos, como el lanzamiento de la Rive Gauche, la aparición de le smoking, el desnudo del diseñador para la campaña de L’Homme o la presentación de la colección de Rusia, hechos que si bien son representados en la película, se quedan cortos en esclarecer su importancia. Bonello no se detiene a dar explicaciones y a momentos el filme parece una serie de guiños y referencias excluyentes dirigida a los conocedores de la vida y obra del diseñador. Tampoco repara demasiado en las presentaciones y asume al espectador como un insider. Sin más, nos topamos de lleno con personajes como Loulou de la Falaise (Lèa Seydoux) o Pierre Bergé (Jérémie Renier), se alude a otros íconos como Andy Warhol o Karl Lagerfeld y con mayor suerte algunos como Betty Catroux (Aymeline Valade) o Jacques De Bascher (Louis Garrel) cuentan con una pequeña introducción. 

Así, la película nos lleva a través de casi una década en compañía de Saint Laurent, en la que de la mano del éxito vinieron los excesos; una vida de fiestas, drogas y sexo. Con excelentes actuaciones, Gaspard Ulliel representa a un Saint Laurent convincente, un ser hierático, atormentado y pasional. Por su parte, Louis Garrel encarna a la perfección toda la seducción de De Bascher, responsable de inducir a Yves en un mundo de drogas más duras y sexo más salvaje. Seydoux y Valade hacen la mancuerna perfecta como las fieles compañeras y musas del diseñador y resulta imposible no quedar hechizados por su encanto.

Saint Laurent es una sucesión de desfiles y fiestas de dos horas y media que a nivel estético resulta un verdadero deleite: cada paseo entre los talleres del diseñador, los escapes juerguistas a Marruecos o los momentos más fashion del filme. Sin embargo, podría esperarse más del desarrollo de los personajes al tratarse de una película realizada sin temor de ofender a los aludidos. Estos quedan en un plano superficial y el resultado es una película cuya construcción se basa en la forma, más que en el fondo; casi como un vistazo objetivo a la visión personal y subjetiva de Bonello quien apuesta por no indagar en la psique de los personajes.

Saint Laurent cumple como la interpretación artística de la vida de un ícono y como un paseo íntimo por el enigmático y fascinante universo de la moda. Con imprecisiones históricas que se justifican como licencias literarias del autor. Si bien resulta fácil perderse en el juego de las referencias, estas solo sirven para ensalzar la experiencia del espectador, no como una clave para disfrutar la experiencia total de la película.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:

A veces siente que le pone el cuerno al cine con las series y cree que deberían hacer un reality show de su vida. Es entusiasta de las producciones nacionales y amante de la moda. Editor web de la revista Nupcias.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios