Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #205 – Ya viene Star Wars

Ya casi regresa Star Wars.

December 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS Cine

Los secretos detrás de «aquel» cameo en El Camino

Por:

14-10-2019
Netflix lanza un nuevo trailer de El Camino

Los tiempos jugaban en contra de la producción.

La secuela de Breaking Bad, ahora como largometraje, estrenó el pasado viernes en la plataforma Netflix. El revuelo generado en las últimas semanas llegó así a un punto culminante, desde que en agosto nos fue revelado que aquella película ya había concluido su rodaje. El misterio fue una constante en la producción, tanto que aún hubo aspectos de la cinta que nadie hubiera garantizado hasta verla. Uno de estos secretos fue un cameo de breves minutos que sorprendió a los espectadores de El Camino.

Gracias a The Hollywood Reporter, ahora sabemos los riesgos y complicaciones que —para materializar aquella participación— el director Vince Gilligan y el resto de su equipo tuvieron que enfrentar. A continuación, citaremos tales particularidades. Sobra decir que mencionaremos SPOILERS del filme en solitario de Jesse Pinkman, posterior a los eventos finales de la aclamada serie.

En la recta final de El Camino, un flashback nos remite a un suceso ocurrido en el marco temporal de la primera temporada de Breaking Bad. En un hotel, Jesse sale de su habitación, toca a la puerta de al lado e instantes después se le une el mismísimo Walter White (Bryan Cranston). Aún percibimos a un profesor de química melancólico, previo a asumir la fiereza de «Heisenberg». Durante un desayuno, ambos socios intercambian palabras, mismas que rememoran al público su relación primigenia, pacífica, previo al caos.   

Fueron 36 horas las que le fueron concedidas a la producción para sacar el máximo provecho a Cranston. Esto ocurrió todavía en 2018. En ese entonces, el actor debía protagonizar ocho funciones semanales de Network, obra teatral de Broadway, y los lunes eran los únicos días que tenía libres. Por ende, el plan consistió en trasladar al histrión a Albuquerque (sede del rodaje), apenas concluyera su función nocturna del domingo. Todo el lunes estaría dedicado al maquillaje, ensayo y grabación de la secuencia para finalmente regresar a Cranston a Nueva York el martes en la mañana.

Atenerse a tales tiempos devino un gran reto, pero también lo fue la necesidad de grabar al galardonado intérprete de Walter White con absoluta discreción. Para Vince Gilligan, era importante resguardar este cameo de El Camino entre sus grandes secretos. Por ello, la producción decidió costear un jet privado para trasladar a Cranston. Durante el rodaje, bloquearon el set con vehículos y pantallas, incluido el RV que Walt y Jesse utilizaron como laboratorio de metanfetaminas. 

La cabeza del personaje también implicó dificultades. La obra teatral imposibilitaba a Cranston raparse. Ante tales circunstancias, el departamento de maquillaje intentó volver verosímil una calva falsa pero el cabello debajo atentaba contra sus propósitos realistas. Finalmente, la ausencia de cabello tuvo que arreglarse en posproducción.   

Las primeras reacciones de El Camino, así como la crítica de Cine PREMIERE indican que está a la altura del resto de los 62 episodios. ¿La película cumplió con sus expectativas?

Tengo muy mala memoria. Por solidaridad con mis recuerdos, opto por perderme también. De preferencia, en una sala de cine.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios