Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #124 – Luis Miguel, el podcast

Luis Miguel, la serie; Reencuentro; Verano 1993, y Yo soy Simón

Abril 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

REVISTA Columnas

Series Retro II

Por:

30-10-2008

HULK: EL HOMBRE INCREÍBLE Actualmente esta serie, transmitida entre 1978 y 1982, es ya considerada un clásico de culto. A la fecha yo no puedo evitar sentir una melancolía inaudita cuando escucho la melodía de pianito con que cerraba cada capítulo, y que casi siempre acompañaba la imagen tristísima del Doctor David Banner (Bill Bixby) […]

HULK: EL HOMBRE INCREÍBLE

Actualmente esta serie, transmitida entre 1978 y 1982, es ya considerada un clásico de culto. A la fecha yo no puedo evitar sentir una melancolía inaudita cuando escucho la melodía de pianito con que cerraba cada capítulo, y que casi siempre acompañaba la imagen tristísima del Doctor David Banner (Bill Bixby) pidiendo aventón a donde fuera. El fisicoculturista Lou Ferrigno era el encargado de encarnar al monstruo verde tras horas y horas de maquillaje. Por lo demás, la intro en castellano -tal y como la podíamos apreciar los de aquella generación-, sumamente explicativa, me parece insuperable, un verdadero agasajo. Yo coleccionaba estampitas de la serie que compraba en los mercados y que siempre venían acompañadas de un chicle rosado y radioactivo que amenazaba con romper mis dientes. ¿En dónde han quedado esos años? Por cierto, mi frase favorita de la intro es: "Señor McGee no me haga enojar. No soy yo cuando me enojo". ¡Guau!

¡Gulp!

Y no puedo evitar colgar también la parodia que los de la mítica Carabina de Ambrosio hicieron del hombre verde durante algún tiempo. Ciertamente no podría haber un actor mexicano más adecuado para intepretar a Banner que César Costa enfundado en sus míticos suéteres de rombitos. ¡Gulp! era el nombre del sketch y aquí les dejo lo que pude hallar al respecto:

LA ISLA DE LA FANTASÍA

Mucho tiempo antes de Lost ya existía una isla en donde lo fantástico estaba a la orden del día. Los invitados, eso sí, podían ir y venir cuando les diera la gana en un avión que el enano Tattoo (Hervé Villechaize), anunciaba a grito pelado sin que el elegante Señor Rourke perdiera jamás la paciencia. En aquel entonces yo no sabía que en la vida real Villechaize era un drogata que golpeaba de cuando en cuando a su mujer -quien por cierto, le doblaba en tamaño-, ni mucho menos que Montalbán en realidad era más mexicano que Pique. Y de haberlo sabido no creo que las cosas hubiesen cambiado: lo importante era, emulando a Houellebecq, "la posibilidad de una isla" en donde los deseos se hacían realidad como por arte de magia y cualquier problema tenía solución. La serie se transmitió de 1978 a 1984. Los doblajes en español, insisto, me siguen pareciendo extraordinarios.

PROFESIÓN PELIGRO (The Fall Guy)

Podría conformarme con dos palabras: Heather Thomas. Aunque ciertamente esta serie de lo más kitsch tenía un especial encanto precisamente por ser tan chafa. Duró de 1981 a 1986 y básicamente consistía en relatar las aventuras de un individuo dedicado al doblaje en Hollywood que por cuestiones que nunca quedaron claras debía resolver crímenes. Eso hasta donde recuerdo, porque creo que yo lo único que esperaba eran las secuencias donde la rubia Thomas -toda una California Girl- aparecía en bikini. Si me lo preguntan yo sigo prefiriendo al Lee Majors de El Hombre Nuclear, pero de cualquier manera no puedo evitar que la siguiente cortinilla me lleve por un viaje en el tiempo.

No te pierdas la tercera y última parte…

 

 

Carlos Jesús (aka Chuy) es escritor y periodista freelance. Desde 2006 radica en Berlín, desde donde colabora para distintos medios. Sus pasiones son su familia, la cerveza, escribir relatos y el cine de los setenta.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios