Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #112 – Pequeño gran Churchill

En el podcast de esta semana hablamos sobre la nueva película de Alexander Payne, la actuación de podría darle a Gary Oldman el Oscar.

Enero 2018

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

Los Simpson y sus referencias al cine, literatura y música

Por:

21-04-2017

La familia amarilla favorita del mundo cumple 30 años de darle forma a la cultura pop.

Hay cierta leyenda urbana literaria que presume que después de Jesús, el personaje más citado universalmente es Hamlet. Aquí nos atrevemos a debatir esta resolución: creemos firmemente que aquel joven príncipe shakespeariano sucumbe ante la sabiduría urbana de un padre de familia calvo, amante de la cerveza, del futbol americano y que se transformó en un ícono de la cultura popular mundial: Homero Simpson.

Durante las últimas tres décadas, Los Simpson se ha impregnado en el ADN de una generación que se sentó noches enteras frente al televisor y que, religiosamente, escuchaba esa fusión entre comedia absurda y crítica al American way of life. Al siguiente día, cada capítulo era analizado, prácticamente memorizado: pasaron de ser meras anécdotas a referencias culturales. Aquella familia es parte fundamental de nuestra vida. Suena exagerado, pero juramos por Jeremías Springfield que no pasa un día que no citemos alguna frase pronunciada por algún habitante de Springfield.

¡A darle átomos!

Ante la propuesta de los editores de Cine PREMIERE de hacer este texto, no sólo respondí “Perfectirijillo”, también tuve que pensar qué más se puede decir de lo creado por Matt Groening (a petición del humorista James L. Brooks), a 30 años de que se estrenara como un corto simplón en The Tracey Ullman Show –el 19 de abril, para ser exactos–. Esa pequeña animación tuvo reconocimiento suficiente como para que la cadena Fox decidiera experimentar con una serie de media hora y en horario estelar (el famoso prime time). La apuesta funcionó y en la temporada 1989-1990, The Simpsons se convirtió en el primer programa de aquel canal en llegar al top 30 en los niveles de ratings.

Para encontrar el enfoque de este texto, analizamos caminos intelectuales (“Soy intelectual, muuuy inteligente”), como el citar la ambigüedad moral de Homero, como lo hizo William Irwin en su libro The Simpsons and Philosophy: The D’oh! of Homer: un análisis de las acciones del patriarca Simpson bajo los preceptos éticos de Aristóteles (no es broma, el libro es una belleza y se puede descargar gratis de la “compumundo hipermegared”). Incluso, consideramos centrarnos en esta nueva tendencia que ha pululado en redes sociales: las predicciones futuristas –y de situaciones completamente absurdas– que ha generado la sitcom animada, como las referentes a los dispositivos VR o la presidencia de Donald Trump.

Sin embargo, decidimos apelar a la nostalgia que recalcó como punto angular Tasmin Donaldson, en su ensayo Postmodernism and The Simpsons (2014). Vale la pena darle crédito a Groening por ser propulsor cultural para miles de fanáticos, que conocimos a temprana edad, por primera vez y gracias a este show, a El señor de las moscas, Un tranvía llamado deseo, “In-a-gadda-da-vida”, Monet, e incluso a Alf… quien volvió, en forma de fichas.

Decidimos recordar algunos de los mejores momentos en que Los Simpson ha cruzado caminos con el resto de la cultura pop, dejando cada vez más claro que… ellos son la cultura pop.

 

Literatura

El señor de las moscas

El libro de William Golding sobre un grupo de niños que quedan varados en una isla fue la inspiración para el capítulo clásico “El autobús de la muerte”, en el cual varios estudiantes de la primaria de Springfield naufragan y tienen que aprender a vivir en una sociedad precaria… sin adultos, sin monos mayordomo y con Milhouse, quien se ha comido los víveres. Incluye uno de los mejores chistes referenciales a la narrativa de la serie: finales ab- surdos y sin sentido. En este caso, un narrador proclama que los niños fueron rescatados, por, uh, Moe.

Edgar Allan Poe

Uno de los grandes escritores de todos los tiempos, ha sido gran fuente de inspiración para Matt Groening. Su influencia no sólo se puede ver en los episodios anuales de Halloween de “La casita del horror”, sino también en otros guiones con cierta carga moralina (sobre todo, el cuento El corazón delator, trama principal en un par de episodios: aquel en el que Bart corta la cabeza de Jeremías Springfield y otro en el que Lisa sabotea el proyecto escolar de una compañera). El momento más memorable de Poe dentro de la serie es una versión de El cuervo, en la que Homero es atormentado por un ave con cara de Bart, quien grita incesantemente “Nevermore”.

 

Cine

Cabo de miedo

Es el argumento central de uno de los mejores episodios de Los Simpson (ya saben cuál, aquel con el famoso “Hola, Sr. Thompson”). Bob Patiño emula a Robert De Niro como un exconvicto en busca de venganza contra la familia que lo encarceló. Jamás habíamos visto que una creación de Scorsese pudiera ser tan divertida.

 

El planeta de los simios

Las cintas originales son clásicos y las versiones con Andy Serkis nos dejan con la boca abierta, pero nada nunca podrá superar esta versión de Broadway protagonizada por el gran Troy McClure. Como muestra, intenten recordar (o buscar en YouTube) aquella escena de break dance con el mítico Dr. Zauis.
La ventana indiscretaUn hombre con un telescopio descubre un asesinato en su edificio vecino. Así fue como Hitchcock confeccionó esta genialidad de suspenso que en Springfield fue retomada por Bart, quien después de un accidente en su casita del árbol, debe pasar todo el verano creando teorías sobre la desaparición de Maude Flanders.

 

Música

“In-a-gadda-da-vida”

Gracias a que Bart engaña a la organista de la iglesia, muchos escuchamos por primera vez este himno de los 60 resumido en unos cuantos segundos (la canción original dura 17 minutos). Lo mejor: cuando Marge y Homero recuerdan lo que hacían con esta canción.

Barry White

Para muchos, la voz del “Doctor del amor” era un misterio proveniente de los discos de sus padres, hasta que una versión animada de White logró una aparición en el Día del Garrote, cuando es invitado a inaugurar la matanza de serpientes. “Amo la escamosa piel de una serpiente hembra, oh nena”.

The Monkees

Groening creció durante los 60 y continuamente mostró referencias culturales hacia esta década (desde The Beatles, a The Who, Hithcock y La dimensión desconocida), pero quizá ninguna tan divertida como el fanatismo que profesa una joven Marge hacia esta banda: tiene una lonchera con el rostro de Los Monkees, a lo cual una compañera le dice que ellos no tocaban sus instrumentos.

 

Éste texto fue originalmente publicado en Cine PREMIERE #271 de abril 2017.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios