Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #171 – Planeta Shazam

Nuestro planeta; After, y spoilers de Shazam!

April 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

10 razones para ver Los años azules, de Sofía Gómez-Córdova

Por:

21-01-2019

Los años azules, de Sofía Gómez-Córdova, es parte de la lista de películas mexicanas más esperadas de 2019 de Cine PREMIERE.

Una casa que apenas se mantiene en pie es el hogar temporal de cinco jóvenes durante esa peculiar etapa en la que aún no saben bien lo que quieren o hacia dónde van. Divididos entre la angustia, el placer y la desidia, su día a día tiene como testigo a un gato huraño de ojos azules y a la cámara de la directora Sofía Gómez-Córdova. Después de su nominación al Ariel en la categoría de Ópera prima, Los años azules –parte de nuestra lista de películas imperdibles en 2019– llegó a las pantallas de la Ciudad de México, Guadalajara, Puebla, Querétaro, Aguascalientes, Oaxaca, Toluca, Mérida, Morelia y León este 18 de enero. Además de que cualquiera que se ha preguntado qué hacer con su vida después de la universidad se sentirá identificado con la cinta, te contamos otros motivos por los que tienes que verla.

  • Rasgos autobiográficos

El inmueble en el que se rodó la cinta, y particularmente un elemento importante que se encuentra ahí dentro, se trata de la misma casa en la que vivió Sofía Gómez-Córdova en su etapa universitaria. Además, al igual que uno de los personajes, la directora tiene formación como bailarina y ama a los gatos. La personalidad de los cinco jóvenes protagonistas es una amalgama de ella y de Luis Briones, el otro guionista de la película.

  • Tiene una gran influencia del teatro

“Cabe destacar que el trabajo en el guion se basó mucho en el trabajo con los actores. El proceso dio mucho lugar a improvisación; una dinámica muy parecida a como se trabaja en teatro”, compartió Sofía Gómez-Córdova en entrevista. De hecho, varios de los actores los eligió a través de una especie de casting encubierto, como fue el caso de Paloma Domínguez, quien interpreta a Diana. “Yo no sabía, pero ella (Sofía Gómez-Córdova) iba a algunas obras en las que yo participé. Después me contó que estaba ahí observando ciertas características. Teníamos amigos en común y me contactó, empezamos a platicar acerca del personaje y de la película”, dijo la actriz.

  • El elenco

Una bailarina de danza clásica, demasiado mayor para esa disciplina; un fotógrafo sin más motivaciones que capturar desnudos y amantes; una actriz de teatro que antes intentó ser socióloga, filósofa y artista; una estudiante demasiado aplicada en espera de irse y un joven enamorado de ella, que ya se va. Para interpretar a estos personajes, la directora Sofía Gómez-Córdova tenía que encontrar a los intérpretes adecuados y confió en talentos poco conocidos en cine, pero dispuestos a trabajar a fondo. Al final, ellos mismos aportaron mucho a la cinta y a sus personajes mediante los trabajos de mesa.

“Resulta que yo ya conocía la casa, la dinámica, tenía yo misma una dinámica similar en otra casa. Entonces el clic fue instantáneo porque (Diana) es actriz, es una chava que está intentando configurar una identidad a partir de muchas maneras de ser”, nos compartió la cineasta. “Hubo un proceso largo de análisis de mesa, de hecho se hizo un teaser previo en el que Diana se conoció con Luis. Creo que estos ensayos previos me dieron la oportunidad de imprimirle al personaje características propias”, afirmó por su parte Paloma Domínguez sobre su experiencia.

Luis Velázquez interpreta a Jaime, y estudió con Sofía Gómez-Córdova, por lo que trabajaron juntos en varios cortometrajes. Años antes de rodar conoció el proyecto, mismo que continuó trabajando vía Skype, pues se mudó a la Ciudad de México. “Creo que nos entendimos desde el primer cortometraje y hubo buena comunicación. Pensé que me iba a quedar fuera del cast porque me estaba haciendo muy viejo”, recordó Luis, a quien veremos próximamente en las películas Adán soy tu ave y El jardín de las luces, de Ana Pascoe, que rodó recientemente. El elenco lo completan Juan Carlos Huguenin (quien participa en la cinta Fractal al lado de Ximena Romo), Ilse Orozco y Natalia Gómez Vázquez.

  • El gato

“Luis Briones y yo somos ‘crazy cat ladies’”, nos contó la directora. “Nos gustan mucho los gatos. En mi casa siempre había gatos y en esa casa también, una de las cuales me llevé cuando me mudé”, afirmó. Además, los escritores buscaban añadir un punto de vista desde dentro de la ficción, que no fuera ninguno de los cinco personajes principales. “No queríamos un narrador omnipresente. El gato era una manera de abordar la película y además le imprimía cierto tono irónico. Porque por muy importantes que parezcan los dramas para los personajes, siempre había una visión hacia ellos como de nostalgia y humor cariñoso. Le imprimía esa ligereza que asociamos mucho con los gatos”, nos contó Sofía Gómez-Córdova.

  • El título

“La película se llamaba Los ojos de Schrödinger, que es el nombre del gato”, reveló Sofía Gómez-Córdova. “Pero, aunque a mí me gustaba el nombre y a uno que otro ñoño también, parecía que era un nombre de una película medio pretenciosa. Un amigo me sugirió que le pusiéramos Los años azules porque había estudiado japonés y se dio cuenta de que el concepto juventud se componía de los ideogramas aproximados de años o periodo y el color azul. Nos gustó mucho porque habla de un periodo y por la referencia, en nuestra cultura, hacia la nostalgia”, según nos contó la directora.

Desde que surgió la idea hasta ahora han pasado diez años, aunque la directora considera que el proceso inició cuando el equipo comenzó a tomar forma. Los primeros en incorporarse fueron el guionista Luis Briones, la productora Luna Marán y el fotógrafo Ernesto Trujillo. Entre ese momento y el rodaje (iniciado en 2015) transcurrieron alrededor de cinco años, que se fueron entre la escritura del guion, el casting y el financiamiento.

  • Participa Marcelo Tobar, director de Oso polar

El director de Oso Polar (película ganadora del premio a Mejor Largometraje de Ficción en el XV Festival Internacional de Cine de Morelia) participa con un pequeño papel como director de teatro. Los realizadores se conocieron en un festival de cine en Mérida, en el proceso de producción de sus proyectos. De inmediato se cayeron bien, pues sus dinámicas de trabajo en el cine son similares. “Cuando ya íbamos a filmar le compartí el guion y medio en broma y en serio me dijo: ‘Dame un papel, ¿no?’”, recordó Sofía Gómez-Córdova. Y medio en broma y en serio le dije que sí tenía un papel para él como un director de teatro. Y él, de buena onda e inversión de su trabajo –y por conocer lo que estábamos haciendo nosotros– fue y estuvo unos días en el rodaje”.

  • Guadalajara

Aunque la película ocurre en la casa, es refrescante ver en pantalla historias que ocurren fuera de la Ciudad de México. Cualquiera que haya dejado su casa para estudiar en otra ciudad se reconocerá en Los años azules. Además, por el equipo de trabajo de la película y su estreno en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), la cinta tiene un especial arraigo entre los tapatíos.

  • Premios y nominaciones

Además de llamar la atención con su nominación al Ariel, la película recibió el premio FIPRESCI, otorgado por la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica en el FICG, en donde también se llevó los galardones de Mejor Actriz para Paloma Domínguez y Mejor Directora para Sofía Gómez-Córdova. Además, se distinguió como el Mejor Largometraje de Ficción Mexicano en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF) y en el Festival Internacional de Cine de Monterrey.

  • Es una película hecha en equipo

Toda película es un trabajo en equipo, pero ésta cinta lo es en toda la extensión de la palabra. Además de las aportaciones de los actores en el trabajo de mesa y la improvisación, la producción de Los años azules se realizó bajo un modelo de gestión colectiva al no conseguir fondos públicos. La principal productora es la empresa Brujazul, a la cual se unieron La Calenda Audiovisual, Teonanacatl Audiovisual, OA Sonido, Cebolla Films, M Sonido, Sicard y Kaxan. Otra parte del financiamiento se recaudó a través de crowdfunding en la plataforma Fondeadora. “Para la película fue muy importante lanzarlo a las redes e ir viendo cómo muchas personas se animaban a ser parte de la historia. Es bien bonito ver el proceso de ver a tanta gente uniéndose”, nos dijo la productora Luna Marán. Finalmente se consiguió financiamiento del Fideicomiso de la Comisión de Filmaciones del Estado de Jalisco.

Periodista independiente. Viciosa de las series en mis ratos libres, fan de Harry Potter y de la cumbia. En el día a día disfruto cazar notas entre festivales de cine, entrevistas y visitas a sets.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios