Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #124 – Luis Miguel, el podcast

Luis Miguel, la serie; Reencuentro; Verano 1993, y Yo soy Simón

Abril 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

Spider-Man celebra su 15º aniversario

Por:

03-05-2017

El arácnido de Sam Raimi se mantiene entre los grandes clásicos del cine de superhéroes.

El cine contemporáneo está tan saturado de superhéroes, que muchas veces olvidamos a los pioneros del subgénero: Superman (Donner, 1978), Batman (Burton, 1989) y hasta X-Men (Singer, 2000). ¿Pero qué lugar ocupa Spider-Man (Raimi, 2002) en esta lista?

El arácnido fracasó en numerosos intentos por saltar a la pantalla grande, pero el camino empezó a despejarse cuando Sony Pictures adquirió los derechos en 1999. El estudio coqueteó con realizadores como Roland Emmerich, M. Night Shyamalan, Ang Lee y David Fincher, pero al final se decidió por Sam Raimi, una decisión arriesgada cuando recordamos que el elegido era mejor conocido por su dominio en el terror.

El casting tampoco estuvo exento de polémica, pues los aficionados soñaban con un protagonista de renombre y terminaron con un desconocido Tobey Maguire. Nuestro sentido arácnido empezaba a preocuparse…

Todo cambió el 3 de mayo del 2002. Público y crítica respondieron positivamente: un 89% de frescura en Rotten Tomatoes y $821 MDD en taquilla mundial que mantienen a Spider-Man entre las películas de superhéroes más exitosas de todos los tiempos. Pero el legado arácnido va más allá de los números, pues su infuencia puede sentirse hasta nuestros días.

Batman y X-Men son brillantes en sus respectivos estilos, pero Spider-Man luce como el gran sucesor de Superman en muchos aspectos: un director consolidado, un protagonista inesperado, una trama basada en un personaje central y que sólo emplea la acción como un recurso narrativo. El realizador empleó su vena cómica para capturar al que muchos consideran el superhéroe más humano en la historia del cómic, en una polémica decisión que eventualmente fue adoptada por el Marvel Cinematic Universe. Sin embargo, el creativo también explotó su terrorífica experiencia para ofrecer algunos momentos realmente espeluznantes, lo que fue bien aprovechado por la trilogía gótica de Nolan.

Spider-Man también resultó determinante para el desarrollo técnico del subgénero, al ser la primera película de superhéroes que explotó plenamente el CGI para mostrar todas las habilidades del personaje central. El atrevimiento resultó fundamental para incontables proyectos y muchos le consideraron el mayor avance tecnológico desde que Richard Edlund perfeccionara el bluescreen para Star Wars: Episodio V – El Imperio contraataca en 1980.

Destaca además que Sam Raimi nunca tuvo miedo de jugar con su personaje, pues aunque siempre honró la mitología impresa, aprovechó cada oportunidad para plasmar su esencia en el proyecto. El momento más atrevido llegó cuando el arácnido detuvo un tren en movimiento en Spider-Man 2 (Raimi, 2004), en una secuencia que fue duramente criticada por sus niveles fantásticos, pero que hoy brilla entre los recuerdos más gloriosos subgénero. Esta experimentación fue posible porque Sony Pictures respetó las decisiones creativas de su director en todo momento, hasta que las exigencias incrementaron con Spider-Man 3 (Raimi, 2007).

Todos estos logros cobran mayor mérito cuando recordamos que el filme se vio sorprendido por los ataques terroristas del 9/11, lo que suscitó cambios inmediatos en la campaña promocional y muy especialmente el corte final, donde los enfurecidos neoyorquinos unieron sus fuerzas para luchar contra la amenaza del Duende Verde. Esto permitió que los superhéroes cinematográficos ascendieran como mensajeros contra todo tipo de crisis contemporáneas, emulando así las viejas acciones de sus contrapartes impresas. El caballero de la noche asciende (Nolan, 2012) y Capitán América y el Soldado del Invierno (Russo, 2014) son sólo algunos ejemplos.

Quizás hayan pasado 15 años, pero el Spider-Man de Sam Raimi se mantiene vigente
entre las grandes leyendas del cine de superhéroes, al grado que muchos
siguen soñando con el regreso de Tobey Maguire a la franquicia. Sabemos que es imposible, pero estos son los resultados de la abrupta cancelación de Spider-Man 4 que nos dejó con tantísimas preguntas.

¿Podrán Jon Watts y Tom Holland emular estas hazañas con Homecoming? Quizá lo mejor sea evitar comparaciones, disfrutar del original y emocionarnos con el nuevo arácnido integrado al Marvel Cinematic Universe.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:

  • Spider-Man (Sam Raimi, 2002)

  • Spider-Man 2 (Sam Raimi, 2004)

  • Spider-Man 3 (Sam Raimi, 2007)

mm

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios