Buscador
Ver el sitio sin publicidad Suscríbete a la revista
Cine

Sully: Hazaña en el Hudson

25-11-2016, 8:52:22 PM Por:
Sully: Hazaña en el Hudson

Aunque está basada en una emocionante historia real, la película de Tom Hanks no logra aterrizar del todo. Imperdible en IMAX.

Cine PREMIERE: 3.5
Usuarios: 3
Votar ahora:

«Capitán, está a salvo ahora», le dice una doctora al
Capitán Phillips. «Gracias», responde él aún en shock. «De nada. Usted está
bien ahora», insiste la mujer. «Gracias», repite el personaje de Tom Hanks al
tiempo en que estallaba en lágrimas, provocando el mismo sentimiento en los
espectadores de la cinta dirigida por Paul Greengrass.

Aquella cinta de 2013 le daba la oportunidad a este destacado actor de entregar una actuación casi al nivel de Filadelfia y Forrest Gump. Por ello, el que Clint Eastwood lo haya seleccionado para comandar la hazaña del capitán Chesley, «Sully»,
Sullenberger, le daba una nueva oportunidad para conseguir su tercer premio Oscar.   

Sully: Hazaña en el
Hudson
, cuenta la historia del mencionado piloto quien, el 15 de enero de
2009, perdió ambas turbinas del vuelo 1549 de US Airways y tuvo apenas unos
segundos para acuatizar en el río Hudson, logrando que los 155 tripulantes de
su avión resultaran ilesos. La proeza se convirtió en una de las historias más
emocionantes de la historia reciente de Estados Unidos; sobre todo después de
los terribles sucesos del 11 de septiembre de 2001. Sully se convirtió
instantáneamente en un héroe. 

La historia era perfecta para que Clint Eastwood llevara a
la pantalla una vez más ese patriotismo desmedido que ha impreso en cada uno de
sus trabajos, como recién lo hiciera con Francotirador… Sin embargo, este acuatizaje no logra ser lo
suficientemente “dramático” como para construir una película alrededor de este suceso. 

Antes de señalarme como un sanguinario fanático de las tragedias, permítanme explicarme: todas las películas similares deben tener, forzosamente, un héroe, un evento trágico, una serie de consecuencias que llevan al protagonista al límite y un villano. No es mi intención, desde luego, minimizar lo ocurrido en el
río Hudson, ni estoy hablando de que hubiera sido mejor un desenlace distinto. Fue
un momento impactante y admirable pero que no es lo suficientemente “impactante”
–si se me permite la palabra– para llevar a la pantalla grande.

Sully: Hazaña en el
Hudson
cuenta con un héroe (el capitán); un evento trágico (el acuatizaje)
y sus consecuencias (el juicio contra Sully). Sin embargo, no hay un
antagonista. Estrictamente hablando, los únicos villanos serían las aves que se
estrellaron contra el avión.

Es por ello que el guion de Todd Komarnicki (escritor de Seduciendo a un extraño) se esmera
–fallidamente– en hacer de la National Transportation Safety Board (NTSB, por
sus siglas en inglés) el villano faltante para terminar de moldear el drama
necesario en este tipo de películas, provocando que la cinta pierda verosimilitud
y nos lleve hacia un desenlace sin la emotividad propia del género.     

Y estoy seguro que tanto el director como el guionista estaban
conscientes de esta ausencia ya que, a lo largo de la película, se trata de
compensar esta falta con la repetición, en varias ocasiones, del acuatizaje
desde distintas perspectivas y con complementos a la historia. 

Y más que el propio Sully, estas secuencias son las
estrellas de la película. Recordemos que
Sully:
Hazaña en el Hudson
es la primera película en la historia en ser filmada en
su totalidad en el formato IMAX y Clint Eastwood aprovecha los beneficios de
este formato para presentar un acuatizaje impactante gracias a una serie de efectos
visuales y un diseño sonoro que te erizan la piel.

IMAX siempre ha sido sinónimo de un gran complemento para
nuestras películas favoritas –y personalmente, una de las experiencias
cinematográficas que más disfruto–. Por ello, la idea de una cinta filmada
enteramente en este formato sonaba muy atractiva. Quizá no le aporte nada a la
historia ver en IMAX una escena situada en una oficina con tres personas charlando,
o a Tom Hanks corriendo por las calles de Nueva York, pero sí lo hace cuando
hay secuencias que deben lucir lo más que se pueda… y más cuando en ellas recae
la responsabilidad de que una película no se estrelle en el aburrimiento.

Finalmente –y volviendo al héroe de la historia– Tom Hanks
entrega una muy buena actuación, como siempre. Logra transmitir la valentía, la destreza y hasta los miedos del capitán convirtiéndolo en un personaje entrañable que crea una empatía con el público. Muchos expertos hablan de una posible
nominación al Oscar; sin embargo –y como el absoluto fanático que soy de su
trabajo– lo veo complicado. Si en la mencionada
Capitán Phillips entregó una actuación formidable y la Academia
decidió ignorarlo, en 
Sully: Hazaña en el Hudson no veo algún
elemento que pudiera llevarlo a recibir su tercer Oscar.
 

Además –y como mero complemento–, esta importante premiación ha tenido
siempre una enorme carga política detrás. Con la situación tan espinosa que
vive actualmente Estados Unidos –y con una comunidad de artistas sumamente
molesta y frustrada por el triunfo de Donald Trump– no me sorprendería que se
“castigue” a Clint Eastwood y a su película por apoyar abiertamente al magnate
y, ahora, presidente electo de aquella nación. Pronto veremos en qué termina esta historia. 

  • Título original: Sully
  • Año: 2016
  • Director: Clint Eastwood (El francotirador)
  • Actores: Tom Hanks, Aaron Eckhart, Laura Linney
  • Fecha de estreno: 2 de diciembre de 2016
sully critica sully reseña sully review
mm Apasionado de ver, escribir, leer, investigar y hablar sobre cine en todas sus formas. Soy fan de Star Wars, me sé de memoria todos los capítulos de Friends y si me preguntan de cine mexicano, no hay quien me calle. Editor en Cine PREMIERE.
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Comentarios