Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #212 – Jojo Rabbit y Mujercitas

Jojo Rabbit, Mujercitas

January 2020

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

Los Cabos 2019: Tatiana Huezo presenta su primera película de ficción

Por:

16-11-2019
tatiana huezo

Tatiana Huezo, reconocida por Tempestad, el documental elegido para representar a México en los Premios Oscar, dio el primer adelanto de Noches de fuego.

Una niña que no rebasa los seis años de edad se mira en el espejo de la peluquería mientras ve su cabello caer. No es un corte estético, es mas bien un disfraz que la proteja del mundo violento actual: se enmascara del sexo seguro, de niño. Sin embargo, a pesar de su caracterización, detrás del pasto, mientras se esconde de los militares, escucha los gritos de su madre segundos antes de ser baleada por ocultar que tiene una hija. Esas son las escenas que Tatiana Huezo presenta por primera vez de Noche de fuego, su primera película de ficción.

Tras los tres minutos que presentó la directora Huezo, mejor conocida por su último documental, Tempestad, el público quedó atónito y llenó la sala de aplausos. «Tal vez lo más importante en este viaje para mí ha sido poner las emociones de un ser humano en la piel de un personaje», comenzó Tatiana que sale por primera vez del género del documental.

En compañía del productor Nicolás Celis, explicaron que se trata de una película que no está contextualizada en un lugar en específico porque buscan representar la violencia en cualquier pueblo mexicano. La película que han preparado durante los tres últimos años y para la cual realizaron pruebas de casting a más de 800 niñas, está en su última etapa de posproducción y próxima a estrenarse, probablemente, en el Festival Internacional de Berlín, según el productor nominado al Oscar por Roma.

En el marco del Festival Internacional de Los Cabos platicamos con Tatiana Huezo sobre la compleja construcción de los personajes, su conflicto con la búsqueda de la realidad en una película de ficción y la inspiración que vino desde su vida personal.

Primero que nada, muchísimas felicidades. Creo que esos tres minutos a todos nos quitaron el aliento. Muchos teníamos los ojos llorosos. Es muy impresionante…

¿En serio? Muchísimas gracias. Como que no tengo ningún termómetro. Es un viaje muy profundo y tan intenso hacer una película y, de repente, tienes que salir a la luz del día.

Tempestad es un documental que se sale del formato tradicional, ¿ahora qué podemos esperar de tu primer largometraje de ficción? ¿Cuál es el formato, cuál es el estilo, ahora que trabajaste en ficción?

No sabría exactamente hacer una evaluación así. Yo he trabajado siempre el documental desde, sí, desde una estética, desde una plástica, desde una forma de cuento, de cómo contar, desde la forma estética y narrativa de una historia. Entonces, siempre ha sido mi coco en el documental el: ¿cómo contar el cuento para que llegue, para se te meta adentro? Y para que viajes con los personajes, para que te enamores, los quieras. Te desencuentres, te conflictúes. Ese ha sido mi reto en los documentales y esta ficción la encaro un poco… mi conflicto más grande tal vez o mi reto más grande era encontrar algo de verdad estaba en lo que sucediendo frente de la cama. Porque yo vengo de ahí. Y entonces, esa fue mi brújula. Mi brújula está anclada en la realidad, en mirar desde allí. Más allá de que es un viaje y de que es otro planeta la ficción, y que es un viaje distinto. Es una historia escrita, manipulada por mí. Son unos personajes diseñados, construidos y concebidos para la película. Entonces, es todo ficción. Cada escenario… La película tiene algo que me siento muy contenta de que así sea. Siento que la película tiene una naturalidad. Que los escenarios donde rodamos la tienen también, las locaciones, la montaña, los paisajes, pero cada locación está creada, está diseñada, está manipulada, se construyeron locaciones incluso. Cada ropa, cada color, todo absolutamente. El maquillaje, los prostéticos. Cuando hay viento, cuando hay lluvia. Es decir, todo está creado desde otro lado, ¿no? El centro siempre fue estar muy abierta a recibir, a percibir, a identificar, que yo estaba atrapando el alma de las sensaciones, de las emociones, que quería trasladar a los personajes. Y esa fue la clave.

Mencionabas que la construcción de los personajes fue una mezcla de lo que leíste en la novela, de tu propia experiencia en la infancia e incluso de tu hija. Me podrías explicar un poco sobre ese proceso de la construcción de los personajes.

Los personajes son tres amigas que se aman, que se quieren mucho, que se acompañan, que juegan, que viven en un mundo mágico de la infancia y están construidos a partir de la novela, como punto de partida, pero finalmente yo tuve que tomar distancia de la novela para hacer un viaje personal, porque sólo desde ahí entiendo las películas, entiendo mis propios cuentos, desde tú cómo miras. Entonces, sí fue un viaje hacia adentro, hacia mi propia infancia, hacia mirar a mi hija. Y me preguntabas sobre la construcción de los personajes, ¿no?

Sí, ¿qué provino por ejemplo de tu infancia?, ¿qué provino desde lo que tú ves en hija?, ¿qué provino desde la novela?

Pienso que los personajes están construidos de mucha rebeldía, de mucha soledad. También son personajes que no están totalmente arropados por una familia. Tengo una hija muy rebelde que ha crecido en el campo y tienen algo de salvajes mis personajes que viene de ahí, de mirar a mi hija cada día. Y está todo el contexto de violencia que rodea su mundo, que es mágico, que es amoroso y que tiene la sombra de este contexto encima. Este mundo que ellas han construido para refugiarse. Entonces, ese contexto viene del libro y también de una profunda investigación que yo hice para poder hablar de estos temas. Entonces, son una mezcla de muchas cosas y, como dije antes, tal vez el reto más grande para mí fue la interpretación. Ahí es donde yo dije: «Que se parta el mundo. Si están todos los elementos enormes de esta maquinaria de la ficción, bien. Si no están, ni modo. Pero lo único que no puede estar [ausente] es el alma de estos personajes”. Es lo único que no se me puede ir de las manos. Es lo único que si tenía claro. Entonces, trabajé mucho en la construcción de estos personajes, de su mirada, de su sentir, de su estar, y hubo una fuerte preparación de las niñas para la película.

Escribir y el cine son mis más grandes amores. Admiro a Tarkovski, pero lloro cada que veo Up.

Ver comentarios

Comentarios Comentarios