Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #215 – Óscar

Premios.

February 2020

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Terminator: Destino oculto – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 3.5
Calificación usuarios: 3
Votar ahora:

Por:

01-11-2019
terminator-destino-oculto-critica

Tim Miller logró inyectar su estilo en una franquicia cada vez más opaca. Terminator: Destino oculto es la despedida digna de las primeras dos entregas.

Título original: Terminator Dark Fate
Año: 2019
Director: Tim Miller
Actores: Arnold Schwarzenegger, Linda Hamilton, Mackenzie Davis
Fecha de estreno:27 de September de 2019 (MX)

Las franquicias dentro cualquier género –ya sea de terror, como Halloween, o de superhéroes como en el MCU–, no suelen perder de vista la fórmula inicial que volvió a la primera película un éxito y abrió la oportunidad de expandir ese universo. Por su parte, el público no se cansa de ver esa misma premisa una y otra vez. Los espectadores se han encariñado tanto con los personajes que siempre parecen intrigados por conocer más sobre ellos, verlos pelear una vez más o profundizar en huecos –intencionales o no– de las películas pasadas. No obstante, a veces en el intento de entregar algo refrescante, con nuevos personajes, un tono distinto, o con la ayuda de la mejora tecnológica, las cintas comienzan a perder la esencia que encantó en un inicio. En Terminator: Destino oculto Tim Miller encontró el balance para una saga demasiado desgastada. El director de Deadpool plasmó la intriga que caracterizó a las primeras dos películas con la inclusión de nuevos personajes que naturalmente logró relacionar con la icónica dupla de Sarah Connor y Terminator.

crítica Terminator: Destino oculto

Los tres elementos base dentro de la fórmula de la saga -un Terminator que examina, el humano humilde que es perseguido y el cyborg enviado para proteger a la víctima- no fueron suficientes para sostener Génesis y La salvación. El asentamiento para Destino oscuro fue el mismo pero con el sostén de James Cameron como productor y el regreso de Linda Hamilton como la badass que fue hace algunas décadas. Sin embargo, aunque ambos fueron elementos clave para encerar la opaca franquicia después de El juicio final, Miller inyectó un poco de su esencia humorística y construyó un par de personajes que cumplen con su función dentro de la historia.

Por un lado, Miller parece tener un gran dominio sobre la comedia al lograr plasmar diferentes tonalidades de ella. El director había dejado claro que el humor característico del antihéroe no estaría plasmado en Terminator porque se trataba de una historia mucho más dramática. Y así fue. Los diálogos más cómicos provienen de Arnold Schwarzenegger y Linda Hamilton; resultaba riesgoso si consideramos que, de todos los personajes, Connor y Terminator son los más heridos y enojados. No obstante, son pequeños fragmentos que no ridiculizan ni fracturan su principal perfil de protectores con un alto grado de rencor.

A la par, Mackenzie Davis funge como el conductor principal que Miller ocupó para hacer de Destino oscuro, una película mucho más emotiva. No en vano su principal característica es ser un ser híbrido –tiene mejorías tecnológicas en su cuerpo– cuyos sentimientos y conciencia humana quedaron intactos. Además, la sensibilización de Terminator, ahora Carl, también sumó a que esta historia fuera un poco más allá de un robot que recorre la mitad de México para capturar a una humilde joven mexicana.

Poco le faltó a Diego Boneta –quien caracteriza al hermano de Dani Ramos (Natalia Reyes)–para estrenarse como productor ejecutivo de la cinta, puesto que fue una guía en el departamento de arte e incluso para el mismo Tim Miller. Al no filmarse en la Ciudad de México, reconstruyeron la capital mexicana en Madrid y hubo participación de actores secundarios y extras españoles que interpretaron a citadinos mexicanos. Es por eso que Boneta fue una ayuda para buscar la autenticidad en el acento y detalles de la utilería. Sin embargo, aun con la orientación del actor mexicano, la cinta tropieza en cada diálogo en español. Utilizan frases que no usamos, representan calles que no reconocemos y, sobre todo, Destino oscuro es una muestra más de que el mexicano sigue bajo el estereotipo del gordito que come tamal y canta canciones de Juan Gabriel.

La mayor parte de la historia se desarrolla en tierras mexicanas y el director quería valerse de ello para conectar con el público mexicano. No obstante, el recorrido de los inmigrantes por encima del tren de la muerte para perseguir el sueño americano pudo explorarlo a mayor profundidad y entregar un argumento mucho más complejo que el de la típica persecución que conocemos desde los 80. El tema no es más que un accesorio en la trama y, sumado a la artificial adaptación del departamento de arte, fue un gran tropiezo para encantar al público mexicano.

Aún así, Terminator: Destino oscuro es una película con un nuevo estilo agregado por parte de Miller que incluye mayor emotividad y una nueva tonalidad en el humor de la icónica dupla de  Schwarzenegger y Hamilton. 

 

Escribir y el cine son mis más grandes amores. Admiro a Tarkovski, pero lloro cada que veo Up.

Ver comentarios

Comentarios Comentarios