Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #217 – Invisible Boy

El hombre invisible, Honey Boy

February 2020

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

TV Entrevistas

Ben Miles habla sobre The Capture, la nueva serie de la BBC

Por:

22-01-2020
Descarga

Los seis episodios se estrenaron el pasado 2 de enero en México a través de StarzPLAY.

The Capture es un thriller policíaco creado por Ben Chanan, documentalista que ha forjado un currículo fascinante al incursionar en la ficción cuestionando los avances tecnológicos, su influencia y vicios en la sociedad contemporánea. El director de películas británicas para televisión como Blackout (2013), Cyberbully (2015) y The People Next Door (2016) nos hace cuestionarnos ahora: ¿quién nos vigila y qué pueden hacer con la información sensible que recopilan sobre nosotros?

La serie coproducida por la cadena BBC y NBCUniversal International Studios inicia cuando el soldado Shaun Emery (Callum Turner) es absuelto por un video aparentemente defectuoso sobre un crimen de guerra. Poco después del juicio, Shaun es culpado de otro siniestro captado en cámaras de videovigilancia. Conforme avanza la investigación, la detective Rachel Carey (Holliday Grainger) comienza a cuestionarse si alguien ha manipulado las imágenes con ayuda de los últimos adelantos técnicos. 

Cine PREMIERE conversó en exclusiva con Ben Miles, mejor conocido en años recientes por su papel como Peter Townsend en la serie The Crown de Netflix. El actor británico de 53 años interpreta a Danny Hart, comandante de las fuerzas especiales antiterroristas del Reino Unido (SAS), quien tiene una relación muy íntima con nuestra protagonista y parece saber que más se oculta detrás de la conspiración contra Shaun Emery.

the capture serie

¿Cuándo fue la primera vez te volviste consciente de cómo la tecnología podría usarse para cambiar nuestra percepción de acontecimientos reales?

Yo creo que sería la primera vez que vi televisión o la primera vez que vi una película, en ese sentido [ríe]. Claro, eso es diferente a hablar sobre manipular lo que parecen ser datos reales de un circuito cerrado de televisión (CCTV) o imágenes. Supongo que fue con el Photoshop, en realidad, ese software que puede alterar una imagen fija fue la primera vez que me volví consciente de este potencial. 

¿Cuáles fueron tus primeras impresiones cuando leíste los guiones de The Capture?

Estaba muy emocionado, pero había recibido [sólo] dos de los seis episodios para comenzar. Estaba realmente frustrado porque no podía terminar la historia. Leí los guiones tan rápido y esa es la señal de buen guion. El tiempo se pasa volando y no te percatas de ello cuando estás leyendo. No podía detenerme y justo cuando crees que ya entendiste todo, continúas avanzado y tus suposiciones siguen siendo desafiadas en formas muy interesantes, complejas, pero muy razonables para la narrativa. Así que estaba muy emocionado, porque esto podía ser algo muy especial.

Cuéntanos sobre Danny Hart…

Dany Hart es un comandante en antiterrorismo. Él comenzó como oficial de la Policía Metropolitana de Londres. Es un hombre bajo mucha presión. Su empleo realmente le demanda estar en el trabajo 24/7. Es uno de esos puestos de los cuales no puedes desconectarte. Él tiene que estar listo para viajar a cualquier lugar alrededor del mundo con muy poca anticipación, por lo cual ya tendrá una maleta lista en la puerta de su casa o su oficina. Es un trabajo con una alta presión, pero también es muy satisfactorio. Hay gente que opera mejor bajo esa clase de presión y yo creo que Danny es una de esas personas. Él enfrenta muchas dificultades y conflictos a nivel moral; esa es la parte con la que es difícil lidiar. Debe mantener muchos secretos y quizá debe girar la cabeza en ocasiones donde las reglas no se han roto necesariamente, pero la motivación principal es muy básica y sensible: proteger al país contra el terrorismo. Tratar de mantener la seguridad de la nación. Como también es el rostro de la institución, mucho de su tiempo lo pasa en relaciones públicas. Un hombre como Danny Hart debe estar cómodo enfrente de la cámara, realizando entrevistas y siendo cuestionado por la prensa, quienes no necesariamente pueden ser empáticos con los métodos que utiliza su Departamento. En parte, debe ser también como un político. Tiene que dominar ambos campos. Debe tomar responsabilidad por las decisiones que son hechas y debe ser el conducto del Departamento con la prensa y el mundo exterior. Él es un hombre realmente ocupado [ríe].

Tengo entendido que las fuerzas antiterroristas de Reino Unido son consideradas de élite a nivel internacional, incluso ofrecen asesoría a otras naciones…

Es correcto. Conocí a un oficial de la unidad antiterrorismo trabajando en The Capture. Él es increíble. Es una de esas personas que pueden ser llamadas a cualquier parte del mundo con poca anticipación. Las fuerzas antiterroristas del Reino Unido tienen una reputación global por ser una de las mejores, sino es que las mejores del mundo. Esto desafortunadamente a causa de la cantidad de experiencia que tienen con terrorismo, particularmente, en Irlanda del Norte durante los años 60, 70 y 80. Su experiencia, su tecnología y recursos son bastante amplios, así que los servicios antiterroristas del Reino Unido son llamados a menudo para estar allí en persona ante cualquier incidente terrorista globalmente. Este hombre con el que hablé apenas asesoraba en atentados con bombas, secuestros, entre otras cosas. Ellos van hasta donde lo necesiten y tratan de asistir a otros gobiernos. Por ello no es una institución enfocada en Londres o el país; es una institución global. Ésta serie en particular está ambientada Londres, con algunas conexiones internacionales. Y también tristemente, cada vez hay más incidentes en Londres sucediendo en este momento. 

Ben Miles (Danny Hart) y Rachel Carey (Holliday Grainger).

Tú personaje tiene una influencia importante en el desarrollo de la protagonista Rachel Carey. ¿Cómo evoluciona la relación entre ambos a lo largo de la serie?

Es una relación interesante porque va en retroceso en cierta forma. A lo que me refiero es que usualmente ves relaciones que inician y llegan a buenos términos en un drama, pero con The Capture entras [en la historia] al final de [su relación]. Cambia de ser una aventura extramarital a ser convertirse en una relación más restringida a lo profesional, donde la verdad nos siempre es intercambiada entre ambos. Y el público se pude percatar de lo involucrado que está Danny [Hart] en este mundo más y más conforme avanza la serie. El conflicto para él es decidir si traer completamente o no a [Rachel] Carey en ese [mundo], si deber mantenerla o no sin saber que está sucediendo por el bien de su propio trabajo. Es una historia sobre el final de su relación personal y una historia sobre el inicio de su nueva relación profesional. A menudo hay un conflicto entre las dos. Haber tenido una relación emocional con ella, le impide contratarla. Y cuando no todo ha sido discutido y hay un centro moral traicionado y desconfianza, si tuviste una relación íntima con alguien, eso es lo que evita esa relación profesional que está cambiando fundamentalmente.

¿Cómo fue compartir la pantalla con Lia Williams y Ron Perlman? Ustedes tres son quienes saben realidad lo que está sucediendo y moviendo los hilos en esta operación.

Fue fantástico. Ambos son excelentes actores. He trabajado anteriormente con Lia Williams en los escenarios de Londres. Nos conocemos desde entonces. Y Ron Perlman es un fantástico actor estadounidense de la pantalla. Él aportó una maravillosa caracterización de este confiado miembro del servicio secreto estadounidense. Es grandioso conocerlo y conocer este mundo. Él trajo un mundo completamente distinto, si sabes a lo que me refiero. Él trajo a los Estados Unidos a la serie y eso es grandioso.

Ben Chanan escribió y dirigió los seis episodios. ¿Cómo cambia eso la dinámica del rodaje en comparación con otras series en las que has trabajado?

El ambiente en el set era extraordinario. Fue un rodaje muy bien dirigido. Ben proviene del cine documental e investigó este mundo particular de forma extensiva cuando estaba trabajando en otro proyecto que hizo en documental: The Liquid Bomb Plot en 2011. Lo cual lo obligó a investigar sobre las fuerzas antiterrorismo y las amenazas de seguridad contra el Reino Unido en general. Él pasó mucho tiempo trabajando en este guion y todo está basado en la realidad, todo está basado en hechos. Pero al mismo tiempo, él no huye de ver un buen thriller. Él disfruta ver thrillers y está consciente de cómo podía inyectar tensión y drama en una historia que de otra forma no tendría esa clase de arco narrativo. Ben tiene un buen instinto para el drama y el timing por eso [The Capture] es un gran thriller. Su dirección absolutamente cumplió a cabalidad. Claro, él estaba enfocado en lo que había escrito, pero una vez que quería que entrarás en el personaje, estaba completamente abierto a lo que decidías para verte interpretarlo. Fue un gran colaborador con los actores y el personal técnico sobre cómo crear este mundo y cómo transmitir apropiadamente la historia. Heyday Films fueron fantásticos productores, ellos entendían lo que la serie era y lo que requería en términos de escala, y por tanto presupuesto. No era una producción elaborada, pero fue financiada apropiadamente. Los sets para las salas de operaciones, la primera vez que cualquiera de nosotros caminamos dentro de ellos, se sentía como entrar en [una producción de] Star Wars. Realmente disfruté trabajar en The Capture y cada parte de ello.

Una de las principales preguntas de la serie es ¿cuánto estamos dispuestos a aceptar en beneficio de la seguridad nacional?, incluso cuando los métodos no son moralmente correctos. ¿Qué dice eso de nosotros como sociedad? 

Esa es una pregunta realmente interesante. Dice que estamos en un punto ahora en la sociedad donde nuestra tecnología está desarrollándose a una velocidad a la cual nos está costando mantener el paso. Y que hay diferentes clases de personas que ya no son definidas, como tradicionalmente se hacía, por lo que hacen para vivir o cuánto ganan. Ahora parece haber una nueva clase de oportunidades: ¿cuán tecnológicamente consciente eres?; ¿a qué tecnología le crees en orden de sentir que existes?; ¿cuánto sabes o no sobre cómo el Gobierno y nuestros sistemas de seguridad operan? La tecnología está creciendo en formas sorprendentes y hay muy pocas personas en este planeta que saben en realidad que tan desarrollada está. Por ello, la gente con ese conocimiento posee un gran poder para usar esos conocimientos para el bien o para el mal –supongo que podrías llamarlo así–. Creo que la humanidad tiene un gran reto en determinar cuál es la mejor forma de usar esta tecnología que estamos desarrollando. Esto requiere de preguntas específicas sobre vigilancia, seguridad nacional y cuán lejos estamos preparados a ir para mantener lo que nosotros percibimos como una sociedad segura. Puedes argumentar en los dos sentidos. La tecnología móvil es otro gran ejemplo de ese mundo de conocimiento. Hay una gran cantidad de información sobre cada persona. ¿Cuánta de nuestra información personal en nuestra vida cotidiana estamos otorgando sin saberlo, sin nuestro consentimiento? Es algo increíble si te pones a pensarlo. Es un debate muy interesante. ¿Dónde trazas la línea entre libertad personal y seguridad nacional? Esa es la pregunta fundamental que planeta esta serie. 

¿Qué hace diferente a The Capture de otros thrillers que nos entregó la televisión británica durante la década pasada?

Nunca sabes que es lo que va a suceder después y te adentrarás a una realidad que no sabías que existía…y aún no lo sabemos. Incluso al final no sabemos quiénes son ‘los malos’ en realidad. 

Gemma Garland (Lia Williams), Frank Napier (Ron Perlman) y Danny Hart (Ben Miles).

The Capture ya está disponible en México y el resto de Latinoamérica en StarzPLAY.

Redactor de Cine PREMIERE y colaborador de Otaku-shi

Ver comentarios

Comentarios Comentarios