Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #191 – Dora y Joker entran a un bar

Comenzamos hablando de Dora la Exploradora pero llega el protagonismo del Joker en Venecia para crear caos.

September 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Tienda de unicornios – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 2.5
Calificación usuarios: 4
Votar ahora:

Por:

10-04-2019

Tienda de unicornios está tan preocupada en ser diferente que hace que sus buenos elementos dejen de encajar con el resto de la película.

Título original: Unicorn Store
Año: 2019
Directora: Brie Larson (Ópera prima)
Actores: Brie Larson, Samuel L. Jackson
Fecha de estreno:05 de April de 2019 (Netflix)

Es de aplaudirse que el primer largometraje de alguien tome tantos riesgos, incluso cuando muchas veces no funcione. Tienda de unicornios es dirigida por Brie Larson y cuenta la historia de una artista tratando de encontrar su lugar en el mundo, adaptándose a las expectativas de los demás y anhelando la posibilidad de tener un unicornio para así cumplir uno de sus sueños de la infancia. El resultado podría haber sido mágico, personal y relevante, pero al final la ejecución es sencillamente… extraña.

Tienda de unicornios tiene tres componentes fundamentales. Dos funcionan bien en armonía, mientras que el tercero se la pasa poniéndoles el pie. Por un lado, tenemos el núcleo emocional de la cinta: el arco de un ser humano tratando de encontrar su lugar en el mundo. Este elemento de la narrativa se toma muy en serio a sí mismo, lo cual contrasta bien con el segundo componente, la fantasía. El clímax de la película es el ejemplo perfecto de que Brie Larson sabe conjugar satisfactoriamente ambas partes: la magia y las emociones de la protagonista.

Lo que arruina las buenas ideas de Tienda de unicornios es el tercer componente: el humor. En general es incómodo, pero lo que lo hace chocar es que se siente totalmente fuera de este mundo. Todos hablan como si hubieran salido de una película de Jared Hess, con un ritmo y selección de palabras muy insólito. Mancha la emoción porque comunica un sentimiento muy distinto. Es como si Gentlemen Broncos o Napoleon Dynamite de pronto se tomaran a sí mismas muy en serio. El tono de los personajes y el tono del mensaje no se llevan. El lado fantástico también se perjudica. Cuando todos hablan como si fueran de otro planeta, es difícil aterrizar a Tienda de unicornios para que los momentos de magia se sientan diferentes.

En cuestión técnica, la cinta de Brie Larson cumple. El diseño de producción y vestuario es consistente e imaginativo, mientras que la música es grandilocuente y se hace notar en más de una ocasión. Las actuaciones siempre son acertadas en el contexto de la escena, pero a mayor escala se sienten inconsistentes debido a los problemas de tono que comentamos. En general ése es el problema. Tienda de unicornios tiene buenas ideas, pero está demasiado preocupada en ser igual de atípica que su protagonista. Tiene tantas ganas de ser única que altera su tono hasta que todo lo interesante que construyó de pronto ya no encaja bien.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Lady Bird (Dir: Greta Gerwig, 2017)
  • Trainwreck (Dir: Judd Apatow, 2015)
  • Gentlemen Broncos (Dir: Jared Hess, 2009)

Apasionado de la animación y el cine de romance. Mi director favorito es David Fincher. Y me gusta el rap.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios