Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #191 – Dora y Joker entran a un bar

Comenzamos hablando de Dora la Exploradora pero llega el protagonismo del Joker en Venecia para crear caos.

September 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Tim Burton estas son sus mejores películas

Por:

28-03-2019
Tim Burton Alice in Wonderland

Con un estilo oscuro e inconfundible, Tim Burton es responsable de algunas de las películas más memorables de los últimos tiempos.

En una industria ansiosa por cosechar buenos resultados, son pocos los directores que logran dar un auténtico sello distintivo a su obra. Tal es el caso de Tim Burton, quien en casi 30 años de trayectoria nos ha dado los más oscuros cuentos de hadas donde las criaturas de apariencia temible son auténticas víctimas de una sociedad decadente.

El resultado incluye algunos de los grandes clásicos de todos los tiempos, personajes verdaderamente fascinantes y el ascenso de varios actores, como Michael Keaton, Winona Ryder y muy especialmente Johnny Depp.

A continuación las mejores películas de Tim Burton.

Dumbo (2018)
(Vía)
Tim Burton fue el gran pionero de los recientes live-action de Disney con Alicia en el País de las Maravillas, que generó opiniones encontradas del público y la crítica (2010). Casi diez años después, el cineasta encontró su revancha con Dumbo, donde aprovechó su destreza en la exploración de personajes incomprendidos para relatar la historia del famoso elefante cuyas enormes orejas le hacen muy especial. Suficientemente conmovedora para hacer justicia al filme original, pero lejos de los grandes clásicos burtonianos. La película también marcó su reencuentro con viejos aliados, como Michael Keaton y Danny DeVito, destacando que este último ha bromeado sobre la afición del cineasta por darle papeles circenses.
Frankenweenie (2012)
(Vía)
El talento realizador de Tim Burton puede rastrearse varios años antes de su consolidación entre los grandes cineastas de todos los tiempos. Frankenweenie es claro ejemplo de ello, al aprovechar las bases de Frankenstein para relatar la historia de un niño que resucita a su perro mediante la electricidad. El proyecto fue motivo de culto por años y eventualmente fue trasladado a la pantalla grande en una memorable adaptación animada al más puro estilo de Universal Monsters, convirtiéndose así en una de las grandes joyas del terror infantil contemporáneo.
Sweeney Todd: El barbero demoniaco de la calle Fleet (2007)
(Vía)
Los musicales suelen caracterizarse por su excesiva jovialidad. Sin embargo, Tim Burton desafió esta premisa con una adaptación de Sweeney Todd, puesta en escena inspirada en el infame barbero/asesino real de la calle Fleet. Aunque incomprendido por muchos, el filme fue ovacionado por su innovadora exploración al género, que dejó atrás los cánticos corales para centrarse en las tortuosas canciones de los personajes principales. Mención aparte para Johnny Depp, cuya estupenda interpretación del personaje titular fuera reconocida con la tercera nominación al Oscar en toda su carrera.
Ed Wood (1994)
(Vía)
Ed Wood suele ser reconocido como el peor director de todos los tiempos, un calificativo que le hizo pasar a la historia del cine y le valió toda la admiración de Tim Burton, quien no perdió la oportunidad de llevar su vida y obra a la pantalla grande. Aunque muchos la han relegado a un segundo planto porque no tiene la espectacularidad visual o la originalidad de sus otras películas, es la mejor evaluada en toda su filmografía, con un impresionante 92% en Rotten Tomatoes que incluso supera lo hecho por Batman (70%), Beetlejuice (84%) y El joven manos de tijera (90%).
Sleepy Hollow: La leyenda del jinete sin cabeza (1999)
(Vía)
Estados Unidos tiene una larga tradición en el terror gótico, siendo Washington Irving uno de sus mayores exponentes. Nadie mejor que Tim Burton para explorar este legado con una memorable adaptación de La leyenda de Sleepy Hollow. La cinta se toma algunas libertades importantes para ofrecer una historia mucho más compleja, con Ichabod Crane convertido en un auténtico investigador encomendado a develar los misterios de la región y un auténtico fantasma que no deja ningún lugar a la interpretación. La cinta suele ser recordada por el buen trabajo del elenco comandado por Johnnie Depp, Christina Ricci y Christopher Walken, y por su lúgubre fotografía a cargo de Emmanuel Lubezki.
Batman (1989)
(Vía)
La historia cinematográfica de los superhéroes podría ser muy distinta si Tim Burton no hubiera tomado las riendas de Batman, ya que su fascinación por los personajes trágicos y su atinada elección de Michael Keaton dieron una de las mejores adaptaciones de comics jamás realizadas. Aunque en su momento fue señalada por su historia poco amigable, hoy son muchos los que se preguntan qué habría sido de la franquicia de haber seguido por este camino. Tal vez algún día lo sepamos, pues actualmente hay peticiones para que el director y su protagonista retomen la saga gótica en posibles adaptaciones de The Dark Knight Returns o Batman Beyond.
El gran pez (2003)
(Vía)
Steven Spielberg era contemplado para la dirección de El gran pez, pero su interés en Atrápame si puedes le hizo abandonar el proyecto. Quizá fue lo mejor, ya que este terminó en manos de Tim Burton, quien contra todos los pronósticos se olvidó de su lúgubre paleta de colores para la cinta más colorida y quizá más esperanzadora de su obra. La historia relatada en dos tiempos gira alrededor de Ed Bloom, un hombre que combate la monotonía de la vida a través de sus fantásticas historias, lo que a la larga genera un conflicto de identidad en su hijo. Irónicamente, la redención llega con la inmortalidad de una última aventura narrativa. Una cinta sumamente personal, con la que Burton honró la memoria de sus padres y regresó a las historias más íntimas tras Marcianos al ataque (1996) y El planeta de los simios (2001).
Beetlejuice (1988)
(Vía)
Tim Burton dirigió su ópera prima en 1985 y sólo tres años después estrenó la primera gran joya de toda su filmografía. Beetlejuice abordó con destreza y humor temas tan complejos como la muerte, la soledad o el aislamiento, lo que resultó en uno de los grandes clásicos de los 80. La cinta está plagada de momentos memorables, como la transformación de los Maitland para ahuyentar a los invasores humanos, el baile a ritmo de Day-o (Banana Boat Song) y la hilarante actuación de Michael Keaton en uno de los mejores papeles de su vida. Su legado incluye una serie animada, videojuegos y la obra musical que estrena en abril de este mismo año. Mención aparte para su esperada secuela, que luego de batallar por tantos años, finalmente está cerca de hacerse realidad.
Batman regresa (1992)
(Vía)
Una de las pocas secuelas que superaron la entrega original. Una situación comprensible, ya que Batman (1989) fue apenas la tercera película de Tim Burton, mientras que Batman regresa contó con un creativo más experimentado y consolidado. Esta confianza puede apreciarse en una trama infinitamente más compleja, engalanada por dos de los villanos más memorables en toda la historia del cine de superhéroes: el Pingüino y Gatúbela. Incluso hay quienes dicen que esta película supera con facilidad lo hecho por la trilogía de Christopher Nolan, ¿ustedes qué opinan?
El joven manos de tijera (1990)
(Vía)
Sólo un genio como Tim Burton podría haberse inspirado en el terror clásico para realizar una de las películas más conmovedoras de todos los tiempos. El joven manos de tijera es un cuento de hadas brillante y retorcido que enfrenta la inocencia de su monstruo titular contra la tiranía social para arrojar una dura crítica contra el mundo en que vivimos. A esto sumemos su impacto en la industria al impulsar las carreras de Johnny Depp y Winona Ryder para convertirlos en dos de los actores más populares de los últimos años. Su magia ha servido como inspiración a toda clase de proyectos –comics, obras de ballet y muchos otros filmes–, mientras que el propio Burton siempre la ha considerado la cinta más personal en toda su carrera.
Mención especial: El extraño mundo de Jack (1993)
(Vía)
Resulta irónico que Tim Burton no dirigiera la que muchos consideran su mejor película. El extraño mundo de Jack fue realizada por Henry Selick, pero toda su magia proviene del gótico cineasta, quien la concibió en un oscuro poema que nos introdujo al curioso héroe de Halloween Town. No ganó grandes premios, pero selló a toda una generación que le concedió el estatus de culto y eventualmente le colocó entre las películas animadas más originales de toda la historia.

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios