Buscador
Suscríbete a la revista
Cine

«Creo que se acercan las tempestades»: una entrevista con el capitán Tom Hanks

10-07-2020, 7:59:42 PM Por:
«Creo que se acercan las tempestades»: una entrevista con el capitán Tom Hanks

A propósito del estreno de Greyhound, el actor nos habla de aquello que le rompió el corazón, de sus esperanzas de volver al set y de la verdadera lucha de su país, esa que aún no ha ganado.

En Greyhound, cinta que estrenará este fin de semana en la plataforma Apple TV, Tom Hanks interpreta al oficial Ernest Krause, quien, al mando de la embarcación USS Keeling (Greyhound es su nombre código), deberá cruzar el océano Atlántico y pelear con los barcos nazis. Basada en la novela de C.S. Forester –con un guion adaptado por el propio Tom Hanks–, la cinta se inspira en hechos reales para ofrecer otro vistazo más a la Segunda Guerra Mundial en el que Hanks se convierte en líder inspirador y suprahumano: de esos que parecen encarnar proverbios bíblicos, que exudan patriotismo y en el que confiaríamos ciegamente para desafiar una tormenta, del tamaño que fuera.

¿Será que, en realidad, esa es la esencia de Tom Hanks? Después de todo, el actor lo volvió a hacer fuera de las pantallas, hace unos meses, cuando se les diagnosticó COVID-19 a él y a su esposa durante su estancia en Australia –a propósito de la participación de Hanks en un nuevo proyecto sobre Elvis Presley–. El mundo se aferró a sus palabras, que incitaban a mantener la calma.

Pienso en esto mientras ambos nos sentamos frente a nuestras computadoras, cada quien en su casa, para vernos a través de las pantallas. Empiezo nuestra plática con esa pregunta.

Tom Hanks interpreta a Ernest Krause, quien está al mando del barco Greyhound.

Al inicio de esta pandemia fuiste de cierta forma el canario en la mina: aminoraste nuestro miedo porque hablaste de lo que estabas pasando. ¿Crees que te atraen esos roles de mando en conflictos porque en realidad ésa es la persona que eres?

Tom Hanks: Creo que siempre me he sentido atraído a esas experiencias cinematográficas que me han hecho preguntarme qué hubiera hecho yo en esas circunstancias. ¿Habría sido capaz de controlar el miedo a lo desconocido? Y quizá, sin querer, ése es el material al que me he inclinado como actor y como involucrado en el proceso de realización de una película. Pero voy a teatro, leo un libro, veo una obra, escucho música o voy al cine siempre como una forma de autoexaminación. Y lo que ha sido increíble es que entre más edad tengo, aún me descubro siendo retado y examinado por las películas que hago y las que veo. Con el COVID-19 en realidad fue como un golpe. Digo, mi esposa y yo estábamos allá [en Australia] y de la nada dimos positivo en el diagnóstico. En esa situación no tienes de otra más que lidiar con lo que tienes enfrente. Y eso fue lo que hicimos. Aun así, sabemos ahora que no tenemos garantía de inmunidad, así que aún no acabamos de lidiar con ello. No hay una zona segura. Solo usa tu cubrebocas.

Greyhound nos llega gracias a los servicios en línea, ¿tienes algunas reflexiones sobre el streaming vs. el estreno en salas?

El hecho de que nuestra película no llegue a salas es desgarrador. Nos rompió el corazón: iba a salir el 8 de junio, una semana después de Wonder Woman y una semana antes de Top Gun 2, así que íbamos a estar en medio de lo gordo. Cuando estás en una sala de cine todo se vuelve grande, se ve perfecta, se escucha bien y estás compartiendo la experiencia con un grupo de extraños. Todos los que gusten de ella van a decir: “Ah, recuerdo dónde estaba cuando la vi en cines”. No se puede negar que una película se ve y se escucha distinta en un servicios de streaming. Y todos sabemos que no hay sustitutos para la experiencia de ir al cine.

Sin embargo, también quisiera añadir que, después de la mercadotecnia, de hacer todas estas entrevistas y promoción, la cinta quizá hubiera quedado en tercer lugar en taquilla y entonces habría perdido pantallas gracias a todos los demás blockbusters. Así que es posible que, al final, la película disfrutara de una corrida digna, pero hubiera sido vista por la mayoría de la audiencia en streaming de todas formas. Así que las decepciones que siento de que no esté en una pantallota están delimitadas por la alegría que también me invade por el hecho de que podrá ser vista por una audiencia más amplia.

Tom Hanks adaptó el guion a partir de la novela de C.S. Forester, The Good Shepherd.

¿Qué está pasando con el “proyecto de Elvis Presley sin titular” de Baz Luhrmann que ibas a rodar cuando te diagnosticaron? ¿Cuándo regresarás a eso? ¿Vas a tener que hacer cuarentena de nuevo?

La industria entera, todo el arte y el negocio del cine, está tratando ahora de descubrir cómo seguir adelante. Hay un deseo de los estudios, y de todos los involucrados con esa cinta, de encontrar una forma para lograr eso. Parecía que estábamos encaminándonos hacia reiniciar la producción, ahora todo indica que estaremos haciéndola en octubre. Todo eso es un gran “quizá”. Estuvimos allá por tres semanas y experimentamos con varias cosas. Baz te sigue a todos lados con nueve cámaras distintas, de alguna forma, y luego crea un reel emocionante que te da una idea del tono y ADN de su proyecto. Y las preguntas principales ahora recaen solo en los protocolos que se necesitarán, los requisitos, las regulaciones, la ciencia, los factores económicos. Todos esperamos que todas esas aristas empaten bien para que todos podamos regresar a filmar la película que ya llevábamos en nuestros corazones. Estábamos a nada de empezar a filmar cuando nos diagnosticaron un martes. El miércoles ya estábamos en cuarentena, y originalmente íbamos a empezar el rodaje el lunes siguiente.

En esta película vemos la lucha entre el bien y el mal, con la Segunda Guerra Mundial de trasfondo, ¿pero crees que esa perspectiva refleje el hoy de alguna forma?

No sé su nombre, lo siento, pero en el funeral de George Floyd, uno de sus parientes dijo que su más grande esperanza después de esta tragedia era que siguiéramos luchando para que América realmente fuera América para todos. Cuando escuché esa frase la anoté inmediatamente, porque esa es la verdadera pelea, no importa quién seas. Pero creo que estamos pasando otra vez por ese gran ajuste de cuentas, aquel que hemos estado viviendo desde… tú elige la fecha: desde 1964, desde Brown vs. el Consejo de Educación [el caso que instó a la Suprema Corte de EE. UU.  a dictaminar que la segregación en escuelas públicas era inconstitucional]; Pearl Harbor, la Gran Depresión, desde Tulsa en 1921 [la masacre racial de Tulsa]. Ésta última fecha, por cierto, nunca me la enseñaron en la escuela. Pero desde el inicio, cuando se firmó la Declaración de Independencia y la mitad de esos hombres blancos eran esclavistas millonarios –que solo querían negarse a pagar sus impuestos–, el camino que debimos haber tomado y que aún nos cuesta trabajo es: ¿cómo hacer que América sea América para todos? Ése es un concepto muy bello, y como nación es la meta a la que deberíamos apuntar. Estamos otra vez en donde siempre hemos estado, pero ahora hay diferencias específicas, sobre todo que ya ha pasado mucho tiempo. Hay personas que ya no quieren esperar más, ni deberían, pues America ya debería ser América para todos. Y no lo somos. 

¿Te sientes optimista hacia el futuro?

Tenemos una oportunidad en un periodo corto de tiempo para que todos los estadounidenses sopesen y reflexionen sobre su lugar, sobre si hemos tenido o no un presidente que haya estado a la altura del juramento que protege y defiende la Constitución. Yo tengo una visión contraria a eso, pero ese soy solo yo. Así que lo grandioso de nuestro país es que cada cuatro años, de hecho, tenemos la oportunidad de reflexión y ajuste, un tiempo para hacer balance. Si todos entendemos que las elecciones más importantes siempre son las que tenemos delante de nosotros, sabremos que tienen consecuencias. Y no tengo que buscar esto que voy a decir, pero en algún lugar del libro que tienes en ese impresionante librero detrás de ti, encontrarás una cita que dice: “Ellos que sembraron viento, recogerán tempestades”. Bueno, creo que se acercan las tempestades.

[Ese libro era la Biblia, por cierto]

Tom Hanks
mm Es escritora, fotógrafa, cineasta y vive en Hollywood con su esposo y su traviesa cachorrita Airedale. Promete estar más activa en Twitter y espera que el guión que escribió con su hermano se convierta en película.
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Mag21
Comentarios