Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

¿Nuevo tope máximo de exhibición para el cine mexicano?

Por:

19-07-2016

Jorge Sánchez, director de IMCINE, responde si el Acuerdo Transpacífico limitaría a 10% el porcentaje de películas nacionales en cartelera.

“México deberá reducir a 10% el tiempo total de pantalla
anual dedicado a la proyección de películas nacionales una vez que entre en
vigor el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés)”,
afirmaba el periódico El economista
el pasado 8 de junio y rápidamente alertó a la comunidad cinematográfica debido
a que, en pocas palabras, el cine mexicano tendría un espacio todavía más reducido en
la cartelera comercial.

En 1992 se promulgó la ley federal de cinematografía en la
cuál se estipulaba que “las salas cinematográficas deberán exhibir películas
nacionales con un porcentaje de sus funciones, por pantalla”. Se fijó un 30% desde
su entrada en vigor hasta el 31 de diciembre de 1993. Luego del 1 de enero al
31 de diciembre de 1994 se reduciría al 25%; al siguiente año –en ese mismo
periodo– quedaría en 20%. Para 1996 bajaría al 15% y finalmente desde 1997 a la
fecha, el espacio asignado para exhibir cine mexicano se redujo al 10% como mínimo. 

Pero de acuerdo con El
economista
, la entrada del TTP transformaría ese mínimo de 10% en un máximo
para las cadenas de cines comerciales (Cinemex y Cinépolis). Al revisar el
Acuerdo Transpacífico, encontramos una referencia al cine mexicano en el
apartado de anexos referentes a México que cita a la mencionada Ley Federal de
Cinematografía y que estipula que “los exhibidores se reservarán el 10 por
ciento del tiempo total de exhibición a la proyección de películas
nacionales”.   

¿Se trata entonces de fijar un 10% como máximo? No para
Jorge Sánchez, titular de IMCINE quien afirma que esto es cuestión de una mala
interpretación. “Lo hemos analizado con el jurídico de IMCINE y con la
Secretaría de Economía. No es un tope. Hay una cuestión que creo que es de
sentido común: no veo porqué una iniciativa de esta naturaleza, que tiende a
fortalecer el comercio y la actividad comercial, va a fijar un tope para aquello
que resulta conveniente para empresas y negocios. Pero estamos
conscientes que debemos tener especial atención en algo que pueda restringir de
cualquier manera la exhibición y la producción del cine mexicano”

Al cuestionarle sobre si es momento de modificar la Ley cinematográfica para fortalecer al cine mexicano, Jorge respondió: “La última modificación a las leyes
correspondientes al cine en México se hicieron en 1998, y ahí quedó
especificada la necesidad de tener incentivos fiscales. De ahí vienen lo que son
hoy los fideicomisos que quedaron establecidos como una obligación del estado.
No dudo de la pertinencia que pueda tener
hacer una reforma a la ley cinematográfica en el ámbito legislativo. Es una iniciativa
de la que mucho se habla pero de la que vemos poco [interés] en la comunidad
cinematográfica para hacer propuestas coherentes respecto a las reformas y
adiciones que pudiera tener la ley cinematográfica”.

Finalmente, para darle al cine mexicano una exhibición más
justa y competitiva, el titular de IMCINE afirmó que “
debería haber incentivos o estímulos fiscales para aumentar la
presencia de películas mexicanas en las salas comerciales
. Se lo hemos
propuesto a la CANACINE porque nosotros sabemos que son empresarios de la
exhibición que tienen una apreciación comercial del cine. No hemos tenido
respuesta al respecto, pero seguiremos insistiendo”.

(Foto: IMCINE)

mm

Apasionado de ver, escribir, leer, investigar y hablar sobre cine en todas sus formas. Soy fan de Star Wars, me sé de memoria todos los capítulos de Friends y si me preguntan de cine mexicano, no hay quien me calle. Editor en Cine PREMIERE.

Notas relacionadas

Comentarios