Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #178 – El episodio perdido

X-Men: Dark Phoenix y la revista impresa de junio.

June 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Tres anuncios por un crimen – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 4
Calificación usuarios: 5
Votar ahora:

Por:

26-01-2018

Una cinta estupenda de meticulosa construcción, protagonizada por Frances McDormand, la favorita absoluta para llevarse el Oscar a Mejor actriz.

Tres anuncios por un crimen, la nueva cinta de Martin McDonagh (En Brujas) no es un western, pero está cerca de serlo. No por nada Frances McDormand dice haber moldeado su personaje tras los movimientos y actitud sin concesiones de John Wayne, intercambiando las botas y el sombrero por un overall y un paliacate, y las pistolas por tres anuncios colocados en una carretera abandonada.

Aquí McDormand, en su mejor papel desde que se llevó el Oscar por Fargo en 1997, interpreta a la “pistolera” solitaria, maltratada por la vida y traicionada por la ley. Tras casi un año de no saber nada por parte de la policía sobre la violación y asesinato de su hija, Mildred decide colocar aquellos tres anuncios denunciando el alto en la investigación. Lo que la motiva es el enojo y aquel overall es su uniforme de guerra. Como bien apuntó el crítico Brian Tallerico tras ver Tres anuncios por un crimen en el Festival de Toronto (donde se llevó el codiciado premio del público, un muy buen predictor del Oscar a Mejor película), Hollywood nos tiene acostumbrados a pensar en el enojo como una cualidad mala, una condición humana que debe ser apaciguada, calmada, “trabajada” en terapia o en una serie de aspavientos violentos que nos conducirán a la salvación. Aquí no. El enojo de Mildred (McDormand) aquí no sólo es entendible, sino necesario. Ella sabe que tiene no sólo el derecho, sino la obligación de estar enojada. Porta su enojo como una medalla de honor, porque la vida es injusta y contra esas injusticias no se puede hacer nada, pero cuando la injusticia viene a manos de otra gente… ahí no nos podemos quedar sentados.

Y es quizás en este aspecto donde la película del británico McDonagh sea más trasgresora, pues las mujeres “no deben” mostrar su enojo así. Su lucha contra el sistema debe llevarse a cabo, según los estándares que Hollywood y la sociedad nos ha puesto, usando su mente, con astucia, usando su sexualidad. Y si son violentas, deben verse cool, luchar sin perder el estilo en atuendos estilizados, entallados y, de preferencia, en cámara lenta. No lanzando un coctel molotov. La actitud “a la chingada todo” es de forajidos, de hombres que toman sin pedir permiso, de hombres que no se disculpan, de vaqueros solitarios.

Tres anuncios por un crimen es absolutamente dominado por Frances McDormand, pero los histriones a su alrededor están a la altura de su imponente actuación. Woody Harrelson, como el sheriff a quien la vida ya le ganó todas las partidas que le quedaban, es matizado en su interpretación y demuestra un rango que hace mucho no le veíamos al ahora tres veces nominado al Oscar. Pero es Sam Rockwell, sin duda uno de los actores de personaje menos valorados de la actualidad, quien más que bien merecida tiene su primera nominación al Premio de la Academia. El policía que interpreta es un cliché tridimensionalizado: el bully del pueblo, el chico cool de la prepa que creció para no hacer nada de su vida. Un perdedor borracho, racista y poco motivado. Pero es él quien tiene el arco más interesante y es el antagonista perfecto para el enojo de Mildred.

El filme es preciso en su narrativa, no pierde tiempo en detalles superfluos y (como en En Brujas, también nominada a Mejor guion original) son claras las tablas de Martin McDonagh, quien se curtió en sus años escribiendo teatro, donde nada importa más que los personajes tridimensionales, ricos y completos. Aunque McDonagh escribió, produjo y terminó la cinta antes de que explotara la ola de revelaciones sobre acoso sexual en Hollywood, ésta resulta increíblemente apropiada para estos tiempos. Estos tiempos en los que quizá, a todos nos convendría enojarnos un poquito más.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Fargo (Joel Coen & Ethan Coen, 1996)
  • Un día de furia (Joel Schumacher, 1993)
  • En Brujas (Martin McDonagh, 2008)

Escritor, director de cine y director editorial en ésta, su amigable vecina publicación de cine, Cine PREMIERE. Nunca perderá la esperanza de una segunda temporada de Studio 60 on the Sunset Strip y Firefly.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios