Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #151 – El primer overlord en Hill House

The Haunting of Hill House, El primer hombre en la luna y Overlord.

November 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS TV

Un Extraño Enemigo: Reseña del capítulo 3, “En las calles”

Por:

23-10-2018
Un Extraño Enemigo En las calles

Alfonso Corona del Rosal y los representantes de Estados Unidos en México se unen para evitar que Luis Echeverría sea el próximo presidente del país.

En el tercer capítulo de Un Extraño Enemigo, Barrientos provoca y resuelve el caos que ha generado el movimiento estudiantil. Estados Unidos comienza a velar por sus intereses en el país y los estudiantes recuperan a uno de sus líderes que se encontraba preso. Lo anterior, mientras Díaz Ordaz pondera cómo resolver los problemas del país antes del inicio de las Olimpiadas del 68.

Un Extraño Enemigo 1x03

Hombres pagados por Fernando Barrientos se hacen pasar por estudiantes que incitan a la violencia en las calles de la ciudad.

Un nuevo líder

Los esbirros de Fernando Barrientos (Daniel Giménez Cacho) aprovechan la falta de agua en casa de Emlio Martínez Manatou (Javier Díaz Dueñas) para plantar un micrófono y tener la posibilidad de espiarlo a su antojo. Mientras tanto, Gustavo Díaz Ordaz (Hernán del Riego) se prepara para una celebración organizada por su esposa. En su despacho, el presidente mantiene una conversación con Jesús Reyes Heroles (Juan Carlos Vives), a quien le comparte sus impresiones sobre su gabinete y el problema de los estudiantes. Según Díaz Ordaz, nadie está haciendo nada porque sus funcionarios sólo están pensando en quién será el próximo presidente. Bromeando, Díaz Ordaz le dice a Heroles que si pudiera, lo nombraría a él como su sucesor.

En la UNAM, Beto (Kristyan Ferrer) no está de acuerdo con el pliego petitorio que sus compañeros han redactado, obligándolos a pensar en uno nuevo. La tensión entre los estudiantes se complica aún más cuando David (Andrés Delgado), uno de sus líderes, es puesto en libertad tras estar preso. David también por fin se reúne con Joaquín (Arturo Caslo), su pareja, quien teme por la vida de todos sus compañeros. Dichas preocupaciones se vuelven una realidad cuando a la mitad de una reunión entre estudiantes de la UNAM, la llegada de miembros de la Federación de Estudiantes Técnicos (FNET) aumenta las tensiones entre todos los presentes.

Se agradece que en este capítulo conozcamos un poco más sobre la intimidad de los estudiantes, ya que esto les brinda más complejidad como personajes. Antes de “En las calles”, los estudiantes eran un personaje colectivo, pero en este episodio empezamos a vislumbrar su individualidad y cómo su lucha grupal es un reflejo de las necesidades personales que también tienen en su día a día. En el caso de David (quien está inspirado en el escritor Luis González de Alba), por ejemplo, es sobresaliente que se trate de un personaje homosexual, ya que rara vez en televisión, este tipo de personajes tiene la oportunidad de estar al mando y aún más sorprendente, que un personaje así sea retratado con tantos matices en una época en la que México todavía era más tradicionalista y apegado a valores conservadores de lo que es hoy.

Un Extraño Enemigo Corona del Rosal

Alfonso Corona del Rosal era el favorito para ser el sucesor de Díaz Ordaz en la silla presidencial.

Marionetas

Con ayuda de Winston Scott (Alex Cox), jefe de la CIA en México, Manatou descubre el micrófono que ha sido plantado en su casa. Al mismo tiempo, en una cena en casa de Elena (Irene Azuela), Barrientos es cuestionado por uno de los amigos de su amante acerca de los asesinatos y desapariciones que han tenido lugar en el país. Elena toma las preguntas de su amigo como una falta de respeto y le pide que se vaya de su casa de inmediato. Barrientos pretende no darle importancia al amigo de Elena, pero otro día le hace una visita con la finalidad de intimidarlo y obligarlo a que, en su programa de televisión, él se pronuncie a favor de los estudiantes y además promueva la marcha que organizan para el próximo 13 de agosto. De nuevo, es importante señalar el rol que los medios tuvieron en el conflicto de acuerdo a esta ficción y cómo tenían el poder de mover a la gente hacia ciertas opiniones o conclusiones. Asimismo, es interesante analizar cómo el mismo gobierno controlaba los medios de comunicación y por ende, a toda la población.

Barrientos vuelve a reunirse con Winston Scott, pero el jefe de la CIA ya no se muestra tan amigable como en ocasiones anteriores e incluso le advierte a Barrientos que tenga mucho cuidado con sus acciones o podría llegar a tener a Estados Unidos como enemigo. Después, Barrientos le hace una visita a Beto para averiguar lo que ha ocurrido en el consejo estudiantil. Sin embargo, Beto está celoso de la popularidad de David y Barrientos aprovecha para recordarle que su trabajo no es ser el líder sino “sus ojos y sus oídos” entre los estudiantes de la UNAM. Por último, el jefe de la DNS le da la orden a Beto de volverse amigo de David y ganarse su confianza, lo cual Beto hace ofreciéndole la oportunidad a David de promover la marcha en algunos cines de la ciudad. Por su parte, Barrientos busca la ayuda de Rusia y la KGB para continuar con su plan. El guiño que hace la serie a la enemistad entre Estados Unidos y Rusia en aquella época se siente natural puesto que, en el apogeo de la Guerra Fría, ambas naciones buscaban entablar la mayor cantidad de relaciones que fueran posibles, siendo México una de las más buscadas. El hecho de que el personaje de Barrientos también se aproveche de un conflicto internacional para avanzar sus planes sólo demuestra la inteligencia y la ambición de este personaje que va tres pasos más adelante que todos los demás.

Un Extraño Enemigo Episodio 3

Estados Unidos estaba preocupado por la situación de inestabilidad en el país y lo que esto significaba para sus intereses.

Alianzas

Al estar todo orquestrado por Barrientos, existen varios mensajes contradictorios en la sociedad mexicana. El primero de ellos es el discurso de Alfonso Corona del Rosal (Fernando Becerril), quien promete mano dura contra los estudiantes. Por otra parte, la idea de conciliación y diálogo que promueve Luis Echeverría (Antonio de la Vega) y que sorprende a todos, incluso al presidente Díaz Ordaz. Y, finalmente, la exitosa marcha que los estudiantes concretan el 13 de agosto, pero que no tiene el apoyo de la mayoría de la sociedad mexicana.

Por si lo anterior no fuera suficiente, Barrientos también tiene que preocuparse por su vida personal. Su esposa, Esperanza (Karina Gidi), está enojada después de enterarse que él ha ido al cine con Elena y su hijo. Esperanza le recuerda a Fernando los términos de su acuerdo y aunque discuten sobre sus respectivas infidelidades, ambos terminan haciendo una tregua por el momento. Estas dinámicas que Barrientos mantiene en su vida personal son importantes de mencionar por la relevancia que cobrarán en futuros episodios, donde entenderemos un poco más la motivación de Esperanza para darle permiso a su esposo de tener una relación extramarital.

En la última escena de “En las calles”, el jefe de la CIA en México, Winston Scott, sorprende a Alfonso Corona del Rosal. El motivo de su reunión es simple: Scott le propone un golpe de estado al gobernador de la Ciudad de México para que se convierta en el sucesor de Díaz Ordaz.

Soy fan de los slasher y me gustaría vivir en una película de terror. De grande quiero ser como Sidney Prescott. Algún día escribiré un best seller. Me gustan los libros, las series y obviamente, el cine.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios