Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

Un hombre, un plan, llega la nueva serie de Matt LeBlanc

Por:

24-10-2016

Fuimos al set de Man with a plan en donde pudimos ver en vivo la nueva apuesta del actor.


Al igual que muchos padres que salen a trabajar desde temprano y regresan hasta tarde, Adam Burns (Matt LeBlanc) cree que los días que su esposa Andi (Liza Snyder) pasa haciéndose cargo de la casa y los niños, son pura miel sobre hojuelas. ¿Cómo podría pensar diferente si cada noche al llegar a casa lo que encuentra es la cena caliente y a tres niños encantadores y recién bañados? Él siempre ha sido el papá buena onda y por eso no tiene el menor empacho en tomar las riendas de la paternidad cuando su mujer le pide que la apoye para que ella pueda regresar a trabajar. Poco sabe Adam de lo que le espera: sus angelitos son en realidad un trío de tiranos desordenados y junkies del WiFi. Su hija mayor Kate (Grace Kaufman) es una adolescente manipuladora, Teddy (Mathew McCann) un puberto masturbador compulsivo y Emme (Hala Finley) una niñita ansiosa que lidia con la angustia de sobrevivir el kínder bajo la feroz mirada de Mrs. Rodriguez (Diana María Riva), quien pronto se convertirá en la peor pesadilla de Adam. En la escuela también tendrá que lidiar con Lowell (Matt Cook), un padre que se siente emasculado en su papel de “amo de casa”, y Marie (Jessica Chaffin), la típica mamá que es un desastre. 

Es la tarde del jueves 13 de octubre, Adam, Andi, Don y su esposa se encuentran en la sala, listos para dejar a los niños encargados e irse a Las Vegas. A la izquierda hay un pequeño comedor, una barra y después la cocina. No es la típica casa norteamericana, la decoración es ecléctica y tiene cierto estilo particular: una especie de desorden armonioso decorado con detalles como un cuadro arriba del fregadero que dice: “No nadar”.


Junto a la puerta de entrada se alcanzan a ver unas estrechas escaleras; por ellas suben decepcionados Adam, Andi y sus hijos después de descubrir que Emme tiene fiebre y que no podrán ir al viaje. Don hace un chiste final antes de cerrar la puerta tras de sí. El crew rompe en una serie de carcajadas muy bien orquestadas y de atrás de un monitor se escucha una voz femenina que grita “¡corte!”. Desde las butacas del foro de los estudios de CBS en Los Ángeles en donde nos encontramos, no logramos distinguir bien quién es, pero sin duda desilusiona que no se trate del mismísimo James Burrows. Volver a trabajar con este afamado director es una de las cosas que LeBlanc más disfruta de esta nueva sitcom: “Podría hablar sobre él durante días, es una persona única que no dice mucho pero que logra imbuirte tanta seguridad en ti mismo como actor, que ni tú te la crees. Si haces reír a Jimmy sabrás que eres capaz de hacer reír a cualquiera, porque lo ha visto todo. De hecho, cuando dirige no ve el monitor, porque confía en que su equipo sabe hacer muy bien su trabajo, así que él se dedica a escuchar los diálogos, una y otra vez, para analizar el ritmo de las conversaciones. Su padre, Abe Burrows, fue un gran dramaturgo que escribió Guys and Dolls, así que Jimmy creció “escuchando” la palabra escrita. Pero además de ser grande en su trabajo también es un excelente ser humano y mentor, es divertido, generoso, su pelo es un desastre y realmente lo quiero mucho.”

A Matt se le nota que el exceso de fama le ha dejado un callo difícil de traspasar. Es amable y buena onda, pero de alguna manera se percibe que la convivencia con la prensa no es una de sus actividades favoritas. Quizá ha contestado durante mucho tiempo a las mismas preguntas. Sus respuestas dicen poco e intenta por todos los medios que sean lo más políticamente correctas posibles… hasta que no puede más, suelta lo que realmente piensa y hace una broma que nos hace reír a todos. “Soy el típico que es el primero en contar un chiste en un velorio. Siempre uso el humor para aliviar la tensión de las situaciones que me hacen sentir incómodo”.  


Aunque parece que Un hombre, un plan ha sido bien recibida, se dice que tiene detractores entre los críticos de TV norteamericanos, quienes la consideran un tanto de modé por poseer un formato ‘noventero’ que incluye el uso de risas grabadas; costumbre que ha caído en desuso por considerarse un truco que enriquece a series mediocres y una falta de respeto al espectador, que debe reírse cuando quiere y no cuando se lo sugieren. Sin embargo, no se puede olvidar que este proyecto tiene detrás a un par de grandes: Matt LeBlanc podrá ser un actor con bajo rango histriónico, pero posee un gran ritmo para la comedia, además de millones de fans alrededor del mundo, y James Burrows es uno de los más talentosos y prolíficos creadores de series de televisión como Friends, Cheers, y Will & Grace, cuya marca distintiva es crear personajes nunca antes vistos y tan auténticos, que la audiencia no puede evitar enamorarse de ellos. Así que, sin duda, tiene posibilidades.

Un hombre, un plan se estrena hoy lunes 24 de octubre tanto en Estados Unidos como en Latinoamérica. En México se transmitirá a las 21:30 horas por Warner Channel.


Ama el aroma a celuloide por las mañanas porque lo suyo, lo suyo, lo suyo es el cine. Dice que es el único que sigue haciéndole ofertas que no puede rechazar.

Notas relacionadas

Comentarios