Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #124 – Luis Miguel, el podcast

Luis Miguel, la serie; Reencuentro; Verano 1993, y Yo soy Simón

Abril 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Un viaje en el tiempo – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 2.5
Calificación usuarios: 4
Votar ahora:

Por:

29-03-2018

Una exploración novedosa de la clásica lucha entre el bien y el mal, pero el salto del drama a la ciencia ficción de Ava DuVernay resulta en un filme genérico.


  • Título original: A Wrinkle in time

  • Año: 2018

  • Director: Ava Duvernay

  • Actores: Chris Pine, Zack Galiafanakis

  • Fecha de estreno: 9 de marzo de 2018

Por sus tintes filosóficos y conceptos de física cuántica entretejidos con la historia de una niña en búsqueda de la auto aceptación, la aclamada novela Una arruga en el tiempo de Madeleine L’Engle publicada en 1962 era calificada como un libro extremadamente difícil de adaptar a la pantalla grande. Sin embargo, respaldado por un presupuesto de $100 millones de dólares, la directora nominada al Oscar Ava DuVernay y un elenco estelar, Disney fue el valiente candidato que se aventuró a adaptar el” libro imposible” 56 años después de su publicación.

Después de la misteriosa desaparición de su padre –el físico brillante, Alex Reid (Chris Pine)–, la joven Meg (Storm Reid) cae en una depresión. Esto, aunado al bullying que sufre en la escuela, le han causado problemas de autoestima. Pero todo cambia cuando su hermano menor (y niño prodigio) Charles Wallace le presenta a la Sra. Cómo (Reese Witherspoon), a la Sra. Quién (Mindy Kaling) y a la Sra. Cuál (Oprah Winfrey), tres seres fantásticos que le informan que su padre está vivo y la envían en una misión para salvarlo. Meg, junto con su amigo Calvin (Levi Miller) y su hermano Charles Wallace (Deric McCabe), utilizarán el concepto de un teseracto, una “arruga” en el tiempo, para poder viajar entre dimensiones al planeta Camazotz donde habitan la oscuridad y la maldad que contamina todo el universo.

La clásica lucha entre el bien y el mal, la luz vs la oscuridad, es el tema latente dentro de todo ejercicio cinematográfico. Tal y como el libro en el cual está basada, Un viaje en el tiempo logra explorar esta temática desde una perspectiva que se siente novedosa e intrigante. Desafortunadamente, esto no es suficiente para cubrir los huecos dentro de la trama ni la falta de consistencia en su narrativa. Para quienes nos acercamos a esta historia por primera vez a través de su representación en la pantalla grande, la cinta nos deja con varias interrogantes al tratar de entender las motivaciones de los personajes. La película simplemente no logra sentar las bases y presentar de manera coherente el inicio de la aventura, ni cómo es que los protagonistas coinciden en esta travesía. El filme entonces inicia una misión por recuperar la atención y fe del espectador, lo cual consigue hacer hasta que los personajes aterrizan en el planeta Uriel, un colorido (aunque plástico) paraíso utópico producto del uso extensivo del CGI con flores parlantes y seres que pueden surcar los cielos. Otro aspecto en donde la cinta flaquea es el ritmo, particularmente en la manera en que desencadenan lo eventos y el suspenso que nos llevan al gran clímax de la historia.

El motor que mueve al filme son sus moralejas sobre la individualidad, la diversidad, el equilibrio y la enseñanza definitiva: “el amor es la única arma en contra de la oscuridad”. En este aspecto, la participación de Oprah Winfrey se siente más que nada como una fuerza para legitimar estos conceptos que se encuentran en el límite de caer en el cliché, incluso en lo cursi. Sin embargo, la convicción y seguridad de la cinta por defender estos conceptos termina por convertir estas enseñanzas en la fortaleza más grande de la película.

Ava DuVernay ha probado su talento como cineasta en filmes como Selma (2014) y el documental 13th (2016), lo cual además la ha colocado como una agente de cambio clave para convertir a la industria cinematográfica en un lugar más inclusivo y equitativo para las mujeres y, sobre todo, las mujeres afroamericanas. Sin embargo, el salto del drama a la ciencia ficción de DuVernay resulta decepcionante, ya que al final del día la cinta se siente genérica, sin su sello personal, e incluso a momentos extraña y confusa.

En el otro lado de la moneda, uno de los grandes aciertos de la directora fue haber convertido a Meg en un personaje biracial, lo cual transforma esta historia en una representación mucho más actual e inclusiva que va en paralelo con nuestra realidad. También, resulta inspirador ver a un personaje en este rango de edad que no es presentada como una heroína. La audiencia conoce a Meg a través de sus “defectos” y miedos, y gracias a la emotiva interpretación de la joven actriz Storm Reid, resulta natural simpatizar con ella. Otro punto a favor es el hecho de que la película sea liderada por mujeres, tanto frente como detrás de cámaras, es una paso más en la dirección correcta en Hollywood.

A pesar de que la cinta logra transmitir su importante mensaje con una voz fuerte y clara a través del uso de recursos emotivos, específicamente para la audiencia infantil a la que va dirigida, el mérito de Un viaje en el tiempo recae principalmente en el hito que representa en la industria, más que en su aportación artística y narrativa.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Mi amigo el gigante (Steven Spielberg, 2016)
  • La fuente de la vida (Darren Aronofsky, 2006)
  • El mago de Oz (Victor Fleming, King Vidor, George Cukor, Norman Taurog, 1939)
mm

Comunicóloga para quien el cine y la fotografía son las mejores maneras de ver la vida. Es fan de Sofia Coppola y la estética de Wes Anderson, añora décadas pasadas y piensa que todo el mundo debería irse en un road trip por lo menos una vez en la vida.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios