Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #223 – Tiger King

¡Tiger King y la revista impresa de abril!

April 2020

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Una guerra brillante – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 2
Calificación usuarios: 4
Votar ahora:

Por:

10-01-2020

Aunque informativa y elegante, Una guerra brillante es un desbarajuste que se queda en lo superficial y brilla por falta de innovación.

Título original: The Current War
Año: 2017
Director: Alfonso Gomez-Rejon (Yo, él y Raquel)
Actores: Benedict Cumberbatch, Michael Shannon, Tom Holland, Nicholas Hoult
Fecha de estreno:10 de January de 2020 (MX)

Los directores de casting suelen saber muy bien que el rostro de Benedict Cumberbatch sólo pudo haber salido de una novela victoriana, una universidad de la Ivy League o del Asilo Arkham. Incluso sin contar que su carrera comenzó a despuntar con su encarnación de Stephen Hawking en el telefilme de la BBC Hawking (2004), Cumberbatch ha ido haciendo fortuna con una serie de retratos de genios excéntricos, siempre a medio camino entre la melancolía y la locura, que van desde Van Gogh: Painted with words (para TV, 2010) hasta su Julian Assange en El quinto poder (2013), el Doctor Strange (2016) y por supuesto, su tríada estelar formada por Sherlock Holmes, Alan Turing (El código enigma, 2014) y el Dr. Victor Frankenstein en la puesta en escena de Danny Boyle (2011).

Una película como Una guerra brillante (2017), en donde el actor se mete en la piel de Thomas Alva Edison durante el periodo en que inventó la corriente eléctrica continua, debería funcionar por sí misma gracias al buen oficio de Ben, sobre todo si sus escuderos son Michael Shannon y Nicholas Hoult en los respectivos papeles de George Westinghouse y Nikola Tesla. La película, basada en documentos históricos y escrita por el casi debutante Michael Mitnick, cuenta la amarga guerra de innovación que involucró a los tres científicos en Estados Unidos y cuyo objetivo era patentar –y vender al gobierno­– el mejor sistema posible para electrificar por primera vez ciudades como Nueva York o Chicago.

En la historia de las licitaciones públicas, se trató de uno de los botines más jugosos del mundo, tanto por el tamaño del negocio como por su relevancia histórica. En consecuencia, Edison, Westinghouse y un joven Tesla se dieron hasta con los zapatos emprendiendo acciones cada vez más viles y desleales con tal de restarle puntos al competidor. La historia, a pesar de ser bien conocida (como “la guerra de patentes” o en inglés The Current War, que le da título a la cinta), no había conocido intentos por llevarla al cine de ficción. El platillo era ideal para un drama histórico de los que protagonizan la temporada de premios y siempre se llevan varios trofeos a casa. Nada más lejos de lo que vemos en pantalla. Los problemas que enfrenta la cinta rebasan el margen de maniobra que el director Alfonso Gómez-Rejón (Yo, él y Raquel) tuvo para controlarlos, y tienen que ver con su historia de producción: se trata de la última película coproducida por Harvey Weinstein y The Weinstein Company en el momento en que las acusaciones del movimiento #MeToo estallaron en la arena pública.

Estrenada en una versión durante el Festival de Toronto de 2017, Una guerra brillante sufrió dos escarnios simultáneos: uno, el de estar embarrada hasta el cuello por el lodo de Weinstein –lo que hacía parecer inmoral el decir cualquier cosa buena sobre ella– y el otro, que la versión exhibida había sido terminada al vapor, casi en secreto y en completo abandono por parte de sus vilipendiados productores. Los que la vieron escribieron sobre un montaje desastroso y sin ritmo, una banda sonora estorbosa o lagunas inexplicables en el argumento. La película era un reflejo fiel de su entorno creativo: era el último de los pendientes para una compañía que estaba lidiando con unas noventa demandas por abuso sexual.

Para Gómez-Rejón, significaba el abandono desleal de su segunda película después del entrañable coming-of-age Yo, él y Raquel , y esa cruel experiencia le obligó a cambiar drásticamente de distribuidor, refilmar varias secuencias, cambiar la música, re-editar desde cero y trabajar más en el sonido. Quizá lo más triste es constatar que, en el fondo, no había mucho que rescatar, más allá del estupendo trabajo de Michael Shannon y de un Cumberbatch perezoso que se limita a repetir los tics y gestos de su mencionada galería de genios excéntricos. Aunque Hoult se esfuerce por darle vida dramática a Tesla, la pobreza de su personaje en el guion sólo provoca que extrañemos a la encarnación que hizo David Bowie del mismo en El gran truco (2006).

Aunque está capturada por el estupendo Chung Chung-Hoon, fotógrafo de cabecera de Park Chan-Wook (Oldboy, La doncella), Una guerra brillante no logra escapar de la aburrida estética de ser una película hecha para HBO por ahí de 2002, mientras que su narración se limita a encadenar una serie de episodios rápidos, informativos en exceso y de ritmo desigual que hacen pensar más en una docuficción producida para The Biography Channel que en un relato que explore la psicología de personajes tan interesantes. Todo, incluso los pasajes más dramáticos, se queda en la superficie y en la tibieza amable de una monografía escolar. Lástima que en una película interesada en eventos revolucionarios y transformadores, la innovación brille por ausencia.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • El gran truco (Christopher Nolan, 2006)
  • Yo, él y Raquel (Alfonso Gómez-Rejón, 2015)
  • Cortometrajes de Edison Studios (Thomas A. Edison, 1894-1918)

Periodista, cinéfilo y lector compulsivo, conductor en Mi cine tu cine (Once TV), locutor, jazzero y tragón. Miembro de la Semaine de la Critique de Cannes en 2014 y del Berlinale Talents Press. Estando antes en París, pasaba más tiempo dentro del cine que afuera, así que volví a la Ciudad de México en donde el cine es más barato y, digan lo que digan, se come mejor.

Ver comentarios

Comentarios Comentarios