Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #135 – La hormiga de Transilvania

Ant-Man and the Wasp; Hotel Transylvania 3; La dimensión desconocida

Julio 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

REVISTA Artículos

Una mujer fantástica llamada Daniela Vega

Por:

04-03-2018
Una mujer fantástica Daniela Vega

Daniela Vega, la protagonista de Una mujer fantástica, es la estrella de la película favorita para ganar la categoría de Mejor cinta extranjera en los Oscar 2018.

Antes de ser la estrella de Una mujer fantástica, la cantante lírica y actriz trans Daniela Vega era la consultora en temas LGBT a la que el director Sebastián Lelio acudía para crear a su Marina, la heroína de su siguiente película. Sin embargo, la personalidad de Vega impactó tanto al guion, que Lelio finalmente vio lo evidente: Daniela era Marina. Daniela era la mujer fantástica que buscaba y a la que, una vez estrenada la cinta en Berlín, los críticos le auguraban hasta una nominación al Oscar: “La primera actriz trans en ser nominada”, preveían. Aunque eso no sucedió, ella es en buena parte la razón de que el filme esté en la terna de Mejor película extranjera.

La actriz de 29 años de edad comenzó trabajando en teatro, pero lo que la colocó en el ojo del público fue su aparición en el videoclip de “María” en el 2014, canción del cantante chileno, Manuel García, que versa sobre la transexualidad. Ese mismo año incursionó en el cine con La visita (2014). Tres años después aguardaba el éxito con Una mujer fantástica, en la que da vida a una mujer transexual que debe lidiar con la pérdida de un amor y con la discriminación de la familia de éste.

“Qué lindo es ver tantos colores juntos, tantos colores diversos, tantas cabezas con tantos pensamientos diferentes. Qué linda es la diversidad, ¿no? Dedico este premio a todas las mujeres que han perdido la batalla a manos de otros hombres, dedico esta película al amor”, exclamó Daniela el 6 de diciembre del año pasado, día en que ganó el Premio Fénix a la Mejor actuación femenina y a partir del cual Una mujer fantástica comenzaría su camino hacia lo más alto en la industria cinematográfica.

Con un temple envidiable, Daniela Vega responde a cualquier pregunta sobre la transexualidad, ya sea en una plática entre amigos o en una entrevista televisada. “Ser trans va más allá del vestido, del pelo, del maquillaje. Es una cosa que tiene que ver con cómo uno enfrenta la vida y la dignidad”, aclaró orgullosa en Vértigo (programa de televisión chileno) el año pasado. Tal como su personaje Marina Vidal, Daniela la enfrenta con dignidad, y suele tomarse el tiempo necesario para explicar lo que significa ser trans en un mundo como el nuestro. “Si yo pido empatía, debo ser empática con las demás personas”, nos explicó en entrevista a finales del año pasado.

Devota del arte y de cómo puede ser utilizado como herramienta de cuestionamiento social constante, la actriz sabe que muchas mujeres y hombres se sienten identificados con su presencia, pero se niega a ser activista. A cambio, ha decidido ofrecerles actuaciones que arrancan lágrimas, una risa o un sentimiento de complicidad. Vega ha asegurado en más de una ocasión que Marina Vidal es una mujer trans pero, fundamentalmente, un ser humano y en eso radica su atractivo y resonancia: todos –transexuales o no– hemos experimentado alguna vez el rechazo, el enamoramiento, la pérdida y la discriminación en carne propia.

Una mujer fantástica ha sido reconocida en certámenes internacionales como la Berlinale, San Sebastián, el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de la Habana, entre otros, y cierra su camino de gran éxito con la nominación al Premio Oscar en la categoría de Mejor película extranjera. En ella, Daniela Vega se convirtió en un referente, no sólo en el cine, sino en Latinoamérica, pues su experiencia representa –involuntariamente– la de miles de mujeres transexuales que no han encontrado paz en sus países y que, aun así, siguen adelante a pesar de las adversidades.

(Una versión de este artículo fue publicado en Cine PREMIERE #282)

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios