Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #128 – Deadpool San

Cobra Kai, The Defiant Ones, 13 Reasons Why, Deadpool

Mayo 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Venganza del más allá – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 4
Calificación usuarios: 4
Votar ahora:

Por:

04-05-2018

Una cinta de venganza que se convierte en un filme sobre empoderamiento femenino.

Título original: Revenge
Año: 2017
Directora: Coralie Fargeat (ópera prima)
Actores: Matilda Anna Ingrid Lutz, Kevin Janssens, Vincent Colombe
Fecha de estreno:04 de mayo de 2018 (MX)

Lo que sorprende en Venganza del más allá, debut en el largometraje de Coralie Fargeat, quien también se hizo cargo del guion, es la perspicacia con la que esta cineasta resuelve el subgénero de la venganza a partir de una violación haciendo un filme sobre empoderamiento femenino sin regodearse en la explotación de la violencia ni en el uso objetual del cuerpo femenino. Y eso a pesar del derrame sanguinolento que al final casi acaba bañando al espectador y de que la heroína nunca deja de verse sexy en sus hotpants con todo y el visceral sufrimiento del que era poco probable que saliera con vida.

Fargeat aborda con ironía las improbabilidades del género para enmarcarlas en un halo místico/fantasioso, con ritual de peyote y viaje iniciático por el desierto incluidos, un humor corrosivo y una crítica feroz del machismo y los estratos sociales que supuestamente adjudican poder a unos sobre otros aun hoy imperantes. Además, tributa a las obras maestras del horror francés, cinematografía de donde proviene este filme al que penosamente endilgaron un “del más allá” al título original para no ponérsela tan complicada al espectador, y a los filmes de acción hollywoodenses de los 80, como Rambo 2, sin olvidarse de recurrir a referencias kubrickianas que van de Lolita a El resplandor pasando por Cara de guerra.

La película arranca con una toma en la que el fotógrafo Robrecht Heyvaert demuestra su habilidad al retratar desde unos lentes la belleza del imponente paisaje desértico marroquí (ahí se filmó la cinta, aunque nunca dicen dónde están) al que llegan, dejados por un helicóptero, los personajes de Jen (la italiana Matilda Lutz vestida cual Lolita) y Richard (Kevin Janssens), una pareja en apariencia feliz. Pronto sabemos que él tiene a su esposa e hijos y que esto es sólo una aventura, un viaje en el que además partirá de cacería con sus socios y amigos que, inesperadamente, adelantan su llegada. Stan (Vincent Colombe) y Dimitri (Guillaume Bouchède) aparecen armados con rifles de alto poder frente a las paredes de cristal de la casona ante la sorpresa de Jen. Más tarde, todos convivirán, ella bailará con desparpajo y Stan y Dimitri estarán cautivados por su belleza, en especial el primero.

Después de esto, y de las incidencias de la mañana siguiente, Richard sacará el cobre y dejará de lado la dulzura del amante que incluso podría buscar el divorcio (si no fuera tan difícil por los niños) y hará todo con tal de mantener su prestigio y el de su familia impunes a pesar de sustentarse en crímenes, según la creencia de que así debe ser por su posición socioeconómica. No dudará en empujar a Jen a un precipicio o en romperle la nariz a su amigo, tampoco en escapar ni en nada.

A Jen la moverá el ímpetu de supervivencia y pronto, a costa de su propio sufrimiento, logrará revertir las posiciones y se convertirá ella en cazadora de sus victimarios. La cineasta lo resuelve con soltura, apoyada por una fotografía que apuntala el sadismo y sin dejar de lado los clichés del género. Mantiene un ritmo vertiginoso y divertido, fantásticamente irreal aunque, al mismo tiempo, brutalmente real que sostiene un contexto de perspectiva de género difícilmente empleado en este tipo de cintas. No obstante, su discurso no es de odio ni de tomar venganza por propia mano, sino de defenderse tomando las propias “armas” del opresor, de decir nunca más.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Haute Tension (Alexandre Aja, 2003)
  • Inside (Alexandre Bustillo y Julien Maury, 2007)
  • Sheitan (Kim Chapiron, 2006)

Nadie quiere acompañarlo al cine porque come palomitas hasta por los oídos e incluso remoja los dedos en el extraqueso de los nachos. Le emocionan las películas de Stallone y no puede guardar silencio en la sala a oscuras. Si alguien le dice algo, él simplemente replica: "stupid white man".

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios