Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #148 – Halloween Upgrade

Halloween, el regreso de Michael Myers.

October 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Venom – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 2.5
Calificación usuarios: 4
Votar ahora:

Por:

05-10-2018
Venom

El director Ruben Fleischer no termina por encontrar un género en el cual acomodar a Venom, quien, como buen simbionte, parece estarse acomodando al que mejor le quede.

Título original: Venom
Año: 2018
Director: Ruben Fleischer (Fuerza antigángster)
Actores: Tom Hardy, Michelle Williams, Woody Harrelson
Fecha de estreno:05 de October de 2018 (MX)

“Muy interesante todo, pero avanza a la parte donde empiezan a matar a la gente”, es lo que le dice Eddie Brock a un personaje en la película de Venom y que podría resumir perfectamente lo que sucede con la primera película en solitario del simbionte más famoso de Marvel Comics. Aquí, como ya todos saben, estamos en un mundo donde no existe Spider-Man quien, por cuestiones físicas (la acción se desarrolla en San Francisco) y legales (el Peter Parker de Tom Holland es un personaje compartido creativamente, no monetariamente, entre Marvel Studios y Sony Pictures) es mucho mejor para el desarrollo de la historia. En ésta, Eddie Brock es un reportero que parece curtido en el periodismo de inicios del Siglo XXI con su actitud desenfadada, es un lobo solitario que recorre las calles en su motocicleta en búsqueda de la verdad y la justicia.

Sin embargo, a raíz de una acción bastante estúpida de su parte, su mundo se desmorona y ya nada tiene sentido para él. Es ahí donde debería comenzar a despegar la película, pero en realidad todavía le faltan unos 20 minutos para arrancar de verdad, porque necesitamos ver a Brock mucho más miserable, realmente hundido. A pesar de que Venom se toma su tiempo para presentar a sus personajes, estos parecen estar desarrollados a partir de un primer boceto. ¿Realmente necesitamos casi 30 minutos para profundizar en lo que motiva a Tom Hardy y al villano Riz Ahmed? Este último es quizás el que más problemas de construcción de personaje tiene porque aún siendo el CEO de la corporación Life Foundation, no sólo tiene tiempo para desarrollar un plan malévolo que involucra huéspedes extraterrestres en cuerpos humanos, sino de darle un tour a unos niños de primaria y felicitar a la jovencita más lista.

Por otro lado, Tom Hardy no defrauda como Eddie Brock, un personaje interesado en la justicia y la verdad, pero sin necesidad de hacer nuevos amigos (con su vecino rockero o la mujer asiática de la tienda, por ejemplo). Y a la hora de tener a Venom en su cuerpo, se logra una graciosa mezcla entre estos dos personajes a través de diálogos atinados y que sacan una que otra risa genuina. Tom Hardy está disfrutando de ser Venom en pantalla y eso es palpable. Michelle Williams, por su parte, únicamente nos genera una pregunta: ¿tú qué haces aquí? Su personaje aporta muy poco a la trama y nunca desarrolla una química real con Tom Hardy. Uno pensaría que una actriz de su calibre podría hacer mucho más por esta película: ¿Cómo trabaja su agente, que le consigue películas como Manchester frente al mar o El gran showman, y al año siguiente un  papel que hubiera sido mucho más apropiado para una actriz que apenas está construyendo su carrera?

Mucho se menciona que, al no ser clasificación R (o C, para México), el personaje pierde gran parte de su esencia. Tenemos ejemplos de exitosas películas de cómics con esta clasificación, como Logan o Deadpool, pero que más que tener sangre y groserías al por mayor, fueron sus guiones y dirección los elementos que resultaron la base fundamental de su éxito. Anuque, claro, también existen los casos de de producciones que fueron clasificación R y que quedaron lejos del éxito entre el público y la crítica: Duro de matar: un buen día para morir y Alien vs Depredador: Réquiem. Las fallas en Venom no van ligadas en su totalidad a su clasificación. Muchos de sus tropiezos se deben también a un guion que parece un boceto de lo que debería ser el guion final. Las secuencias de acción –la mayoría, si no es que todas, nocturnas– resultan emocionantes, mas no destacan como algo memorable en la cinta.

Llamarle un desastre a esta película también resulta visceral y exagerado, pues aunque es cierto que el personaje daba para mucho más, normalmente se tiende a magnificar todo cuando se trata de cine de superhéroes. Asimismo, la dirección de Ruben Fleischer deja mucho qué desear si lo comparamos con sus trabajos anteriores: la divertida Zombieland (clasificación C, dicho sea de paso), e incluso sus menos memorables 30 minutos o menos y Gángster Squad. A ratos el director coquetea con la comedia de situaciones disparatadas (como Hardy batallando con un Venom que pretende salvarlo de las balas), mientras que en otros parece que toma el camino de la cinta de acción, incluso con toques de terror, como serían sus primeros minutos. Pareciera como si Venom fuera el parasito que está tratando de alojarse en diferentes géneros cinematográficos para ver con cuál se acomoda mejor.

Venom deja abierto, naturalmente, el camino para más aventuras del simbionte en nuestro mundo. Sin embargo, antes debería definir algunos puntos clave sobre la dirección que tomará la franquicia: ¿el género predominante será el humor, el terror o la acción? Y una vez definido eso: ¿qué clasificación debería tener?

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Zombieland (Dir. Ruben Fleischer, 2010)
  • Spider-Man 3 (Dir. Sam Raimi, 2006)
  • Mad Max: Furia en el camino (Dir. George Miller, 2015)

Stanley Kubrick alguna vez dijo "Para tener una visión más amplia, no sólo vean cine bueno, también el malo" obvio le hice caso en lo segundo y es muy divertido.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios