Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #124 – Luis Miguel, el podcast

Luis Miguel, la serie; Reencuentro; Verano 1993, y Yo soy Simón

Abril 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

Verano 1993: Transformando el dolor en cine

Por:

16-03-2018
verano 1993

La ganadora de tres premios Goya se presentó en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara y su directora nos habló de la historia personal detrás de esta película.

“Lo que hacemos todos los escritores al escribir novelas, es reinventar y contar nuestra propia vida, para eso inventamos personajes. La realidad le sirve a uno para decir lo que uno siente”, decía el gran periodista y escritor mexicano Vicente Leñero. A lo largo de la historia, infinidad de películas basadas en vivencias propias de sus creadores nos han cautivado. Y una de las más recientes es Verano 1993.

“Mis padres murieron de sida”, recuerda la directora Carla Simón al finalizar una de las funciones de su ópera prima en el FICG. “Después de la muerte de Franco, en España hubo una libertad absoluta. Y entró mucha droga. Se consumía muchísima heroína. La gente no tenía idea de las consecuencias que esto tenía. Ellos querían experimentar y ser libres, algo que no habían podido hacer antes. Entonces mucha gente se enganchó en eso, entre ellos mis padres”.

“Así fue como mucha gente murió de sida [en España]. Mi madre falleció en 1993 y mi padre unos años antes”, cuenta Carla, quien utilizó este doloroso momento para transformarlo en su película. “Aunque mi verano del 93 fue muy distinto –hay mucha ficción en toda la película–, me inspiré en emociones que sentí en aquel entonces. Recuerdo que no lloré cuando murió mi madre y que eso me generaba un sentimiento de culpabilidad, que arrastré durante mucho tiempo”.

verano 1993

Carla Simón en el FICG 2018. Foto: Eduardo Islas / Cine PREMIERE

Con una historia profundamente personal, Carla no sólo conquistó al público catalán sino que una larga lista de países de todas latitudes ha aplaudido su primer largometraje. La hoy ganadora de tres premios Goya, dos en Berlín y un Fénix afirma que nunca esperó tanto éxito. “Significó una gran sorpresa descubrir que la película tenía un impacto emocional en el público de todas partes. Mi objetivo era sólo contar mi historia porque me salía de dentro. Lo que aprendí con Verano 1993 es que el cine tiene mucho poder en ese sentido. Como espectadora, había vivido mucho el tener una conexión muy fuerte con el trabajo de otros. Y ver que hay gente que lo tiene con esta historia, es un orgullo muy grande”.

Además de su historia, lo más poderoso de ésta cinta es la poderosa actuación de su protagonista, la pequeña Laia Artigas quien, con apenas siete años de edad, logró convertirse en una niña que debe adaptarse a una vida totalmente nueva tras la muerte de su madre, que sufre por su partida pero que no es capaz de llorar su ausencia y que está obligada a encajar en una familia que no la siente como la suya.

“No era importante que [Laia] se pareciera físicamente a mí pero sí que tuviera algo de la niña que yo fui”, nos confiesa la cineasta catalana. “Era muy importante que fuera de ciudad y que no estuviera acostumbrada al campo. En ella encontré a una pequeña muy hermética, a la que no le gusta hablar de sus emociones y es muy difícil saber qué le pasa por la cabeza; tal y como su personaje”.

verano 1993

“En el casting yo les preguntaba cómo era la relación con su familia y no fue necesario que entendiera por completo la historia”, recuerda Carla. “No hablamos de la muerte casi nunca. Lo único importante es que sintiera que lo que estaban haciendo era real. Pasé mucho tiempo con todos los actores, cocinando, haciendo cosas muy cotidianas para crear la intimidad necesaria para la historia”.

A pesar de los conflictos que España atraviesa ahora con Cataluña, la novel cineasta afirma que Verano 1993 “ha tenido suerte en que no se haya politizado hasta ahora. Fue, de hecho, la elegida de España para representarla en el Oscar. La comunidad del cine la ha valorado por la historia sin importar el idioma. Se ha demostrado, de alguna forma, que el cine cruza fronteras. Pero sí que es verdad que estamos atravesando un momento difícil. La televisión catalana que apoya al cine ha tenido muchos problemas y no ha habido dinero. No sé como va a continuar. Pero a pesar de tener pocos recursos, se sigue haciendo cine en la región”.

verano 1993

  • Verano 1993 estrena el 13 de abril en los cines de México.
mm

Apasionado de ver, escribir, leer, investigar y hablar sobre cine en todas sus formas. Soy fan de Star Wars, me sé de memoria todos los capítulos de Friends y si me preguntan de cine mexicano, no hay quien me calle. Editor en Cine PREMIERE.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios