Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #135 – La hormiga de Transilvania

Ant-Man and the Wasp; Hotel Transylvania 3; La dimensión desconocida

Julio 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

REVISTA Columnas

Viajando con Gulliver

Por:

14-12-2010

El diario de un junket que casi no fue. 

Jueves: mi vuelo sale a las 5:00 pm para un junket de dos días en Londres, para cubrir los eventos alrededor de Los viajes de Gulliver. Abordamos a las 4:20, pero hay un retraso debido a un problema mecánico. A las 5:30 el capitán nos avisa que “tratará de pedir prestada una parte eléctrica de otro avión” (¿en serio? ¿Por qué me asusta que digan esto?). El vuelo se cancela oficialmente a las 7:00 y desembarcamos. Todo mundo corre en el intento de obtener uno de los pocos asientos libres en otro vuelo que también sale esta noche. Soy la única que va a Londres por sólo dos días, así que no puedo perder una jornada entera. Me ponen en un vuelo a Washington DC a las 10:40, con un tiempo de espera de cuatro horas antes de salir rumbo a Londres: me prometen que me equipaje ya fue transferido al nuevo vuelo. OK, pienso, todo saldrá bien. Ja… Ja… Ja.

Aterrizamos en Londres después de la media noche, pero mi equipaje no está. Por si fuera poco, Londres presenta la temperatura más baja en diez años, así que un rato después, ya en el hotel, decido dormir con la ropa que traigo puesta. Después de todo, me prometieron que las maletas llegarían en la mañana. Pero pasa el tiempo y no llega el equipaje. Me cepillo el cabello con un tenedor y tomo el shuttle rumbo a la proyección que organizaron para los periodistas que perdimos el vuelo la noche anterior. Me siento avergonzadísima de vestir mi ropa arrugada durante las entrevistas, así que cuando pasamos por una tienda departamental que parece abierta para aprovechar la temporada de compras, le rogamos al chofer que se detenga. Un colega y yo corremos para comprar al menos un suéter y calcetines limpios: se nos ocurre que podemos irnos en taxi de ahí al lugar donde se dará la proyección. Pero cuando nos acercamos a la caja para pagar, alguien dice por el altavoz: “Somos la policía. Hay una evacuación de emergencia debido a una amenaza de bomba. Salgan del edificio de inmediato”.

Es obvio que el contar con ropa limpia no estaba escrito en nuestro destino. Pero aquí no acaba la cosa. Cuando termina la proyección, la publicista del estudio nos da malas noticias: Emily Blunt está enferma y canceló, y Jack Black está atrapado en aeropuerto de Dublín debido a la neblina y no sabe cuándo podrá llegar. Sin maletas, sin celebridades… ¿acaso, como Gulliver, caímos en el Triángulo de las Bermudas, en un mundo alucinante donde nada es familiar? Espero que aparezcan las personitas… pero como en la película, tenemos un final feliz. No llegan mis maletas, ¡pero sí Jack Black!

Diary of a junket gone wrong: Travels with Gulliver

Thursday: 5:00 flight to a 2-day junket in London for Gulliver’s Travels. We board at 4:20, but there’s a delay due to mechanical issue. At 5:30 the captain announces they are “trying to borrow a spare electrical panel from another plane.” (Uh, really? Why does this sound scary to me?) Flight is officially cancelled at 7:00 and we disembark, everyone running to try and get one of the few spaces left on the only other flight going out this evening – I am after all only going to London for 2 days so I can’t afford to lose a day. The desk attendant gets me on a flight to Washington DC at 10:40, with a 4 hour layover before connecting to a London flight – with a promise that my luggage is already being transferred to the new flight. OK, I think, it will all work out. HA HA!

We arrive in London after midnight and my luggage does not. By the way it’s the coldest cold snap in ten years in London, so at the hotel sometime later, I decide to sleep in my clothes. After all, they promise the bags will arrive in the morning. But morning comes and still no luggage. I comb my hair with a fork and catch the shuttle for the screening they’ve arranged since we missed the one the night before. I am very embarrassed about wearing my wrinkled travel clothes to the interviews, so when we pass a department store that seems to have opened early for a holiday sale we beg the driver to stop. A colleague and I run to buy at least a sweater and clean socks – figuring we can catch a taxi from there to the location. But as we get up to the counter to make our purchases, there is an announcement over the loud-speaker: “This is the police. There is an emergency evacuation due to a bomb scare. Please leave the building immediately.”

Obviously clean clothes were not in our destiny. But it’s not over. When the screening ends, the studio publicist meets us with more bad news: Emily Blunt has taken ill and has cancelled, and Jack Black is fogged in at Dublin airport and doesn’t know when he can get out. No luggage, no stars – have we, like Gulliver, fallen into the Bermuda Triangle and landed in some strange nether-world where everything is unfamiliar? I’m waiting for the little people to show up….. but then just like the movie, we have a happy ending. Oh no, not my suitcase, but at least Jack Black shows up!
 

mm

Clara Itzel es una comunicóloga junkie de los animales, TV, cine, libros, tatuajes, pop culture, té & café. La pueden seguir en instagram (@MissClaraItzel) y leer en ElMoodRandom.com

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios