Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #106 – Guillermo del último Jedi

El cine de Guillermo del Toro.

Diciembre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Victoria y Abdul – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 2.5
Calificación usuarios: 2.5
Votar ahora:

Por:

23-11-2017

Pese a la experiencia de Judi Dench en los roles de monarca, Stephen Frears construye una biopic endeble y parcial.

  • Título original: Victoria and Abdul
  • Año: 2017
  • Director: Stephen Frears
  • Actores: Judi Dench, Olivia Williams, Michael Gambon
  • Fecha de estreno: 15 de septiembre de 2017

Victoria y Abdul es la segunda vez que Judi Dench interpreta a la reina Victoria del Reino Unido. La primera ocurrió en 1997 en Su majestad, la señora Brown (Mrs. Brown), de John Madden, por la cual incluso fue nominada al Oscar como Mejor actriz. En aquella cinta nos mostraba a una líder ermitaña, aislada, en un luto riguroso por la muerte de su esposo, el príncipe Alberto, por lo que un sirviente cercano a éste y de origen escocés llamado John Brown, se aproxima a la reina para hacerla retomar la vida pública de la que se había alejado, pero esta relación escandaliza a la corte. De hecho, en la vida real incluso se hicieron insinuaciones de un amorío sexual entre la monarca y el plebeyo.

La segunda ocasión llega en 2017 a través de Victoria y Abdul (Victoria & Abdul), que también constituye la quinta ocasión en que Dench trabaja a las órdenes de Stephen Frears (Philomena, Mrs. Henderson Presents), un director particularmente interesado en la monarquía y la vida en la corte, pues es también el responsable de La reina (The Queen) con Helen Mirren. Ahora nuestra protagonista es una soberana aburrida, fastidiada, ahogada en la monotonía del ridículo protocolo y que se encuentra en medio de las celebraciones de su Jubileo de Diamante, pues cumple 60 años en el trono.

Gracias a este acontecimiento conoce a Abdul, un hombre traído expresamente desde la India junto con otro compatriota para rendirle homenaje a la reina, que pronto experimenta una conexión con el joven, lo convierte en su lacayo y posteriormente en su maestro de Corán (¿¡cómo se atreve!?), factor que perturba aún más al círculo cercano real, porque este hombre es musulmán e instruye a la cabeza de la iglesia anglicana sobre otra religión y las costumbres de la colonia británica despectivamente referida como “subcontinente”.

Ali Fazal (estrella bollywoodense que apareció en la versión original de 3 idiotas) encarna al noble Abdul, pero ofrece una actuación desigual. Si bien al principio del filme cautiva con su ingenuidad e incluso ofrece momentos dramáticos genuinos, hacia la mitad de la película no quedan claras sus intenciones. ¿Realmente quiere a la reina o tiene una agenda propia? Estas incongruencias no son completamente responsabilidad del actor, también se derivan de un guion confuso y repetitivo, así como de una tibia dirección de actores. Dench, por su parte, cumple adecuadamente como una mujer vulnerable, solitaria que redescubre motivos para vivir y con bastante experiencia en los roles de nobleza (recordemos que también fue la reina Isabel en Shakespeare apasionado).

Lamentablemente, quien es terriblemente desperdiciado es Michael “Dumbledore” Gambon, como Lord Salisbury, un hombre con acceso directo a la reina Victoria pero apenas un par de cortísimas apariciones.

Basada en hechos reales poco conocidos, pero igualmente producto de libertades creativas, la película sobre la tátara abuela de la Reina Isabel II y la mujer en nombre de quien se bautizó toda una época de evolución cultural e industrial (la época victoriana) es una biopic endeble y parcial. Frears únicamente se concentra en mostrarnos los sentimentalismos de la Corona, pero nunca sus actividades diplomáticas, sus obligaciones nobiliarias y ridiculiza las protocolarias a través de constantes clichés, como con los buitres cercanos a la reina que sólo velan por sus intereses y otros británicos endiosados con la tradición, consternados por su ruptura y empeñados en colonizar incluso dentro de las paredes del palacio.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Su majestad, la señora Brown (John Madden, 1997)
  • La reina (Stephen Frears, 2006)
  • Shakespeare apasionado (John Madden, 1998)

Diariamente escribo de cine en Enlabutaca.com, portal que dirijo, y coedito noticias de entretenimiento en Terra. Soy cinéfila, seriéfila, melómana. En pocas palabras, me encanta el arte.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios