Buscador
Suscríbete a la revista
Artículos

Vincent Cassel habla de su personaje en Westworld

19-04-2020, 1:32:53 PM Por:
Vincent Cassel habla de su personaje en Westworld

Un repaso del pasado y una vista al futuro.

En 2016, la serie Westworld se convirtió en el estreno más exitoso de la cadena HBO. Cada uno de los diez episodios de la primera temporada promedió 11.7 millones de espectadores a través de las distintas plataformas de exhibición. De acuerdo con la cadena, fue el mejor ingreso para una serie nueva, un éxito inesperado para una serie que tuvo que parar su filmación durante dos meses para que se pudieran reescribir con tranquilidad los últimos cuatro episodios de la temporada.

No es para menos. De entrada, su potente secuencia de créditos atrapó a más de uno, no solo por la épica sencillez del tema original del compositor Ramin Djawadi, sino por la edición en la que la ciencia ficción y el Viejo Oeste convivían en un ambiente de inteligencia artificial con referencias al Hombre de Vitruvio, de Leonardo Da Vinci, y a los caballos en movimiento del inglés Eadweard Muybridge.

En apenas poco más de un minuto, se volvía evidente que detrás de la serie levantada por la pareja conformada por Jonathan Nolan y Lisa Joy, quienes se basaron el filme homónimo de 1973 de Michael Crichton, no había vacuidad. Y conforme la serie avanzó, su narrativa en deuda con los videojuegos y con linealidad fragmentada, sus vueltas de tuerca, sus covers del rock en versión de pianola, sus paisajes y vestuarios, sus escenas de acción, sus diálogos incluso tomados de Romeo y Julieta o de la inquisitiva composición de Lewis Carroll, sus referencias a Blade runner, la mitología griega y a Alicia en el país de las maravillas, incluso sus sinsentidos y sus rompimientos oníricos y sus pasajes más cansinos cautivaron a la audiencia. 

Y más aún con las sobresalientes actuaciones de un reparto encabezado por Evan Rachel Wood, Thandie Newton y Jeffrey Wright (acompañados entonces por un Ed Harris disfrutando su papel villanesco y Anthony Hopkins haciendo lo suyo). En este 2020 llega Westworld Temporada 3 y serán, sumando los de las anteriores, 28 episodios totales. En medio de la pandemia que azota el mundo, su historia sobre una revolución para restablecer la raza humana a partir de la inteligencia artificial tiene una relevancia particular.

Al reparto se han sumado actores como el francés Vincent Cassel (en su primer trabajo en una serie) o Aaron Paul (el Jesse de Breaking Bad), y continúan otros como Luke Hemsworth. La serie sigue generando debate con sus temas, en especial los del empoderamiento femenino y las ventajas y desventajas de la tecnología, e incluso la cadena HBO tiene un podcast al respecto. Ahora la acción no sucede en el interior del parque de diversiones Westworld que le da título a la serie, ni en las oficinas a su alrededor, sino en el mundo exterior en un futuro no muy lejano.

Una adición 

Vincent Cassel, conocido por sus actuaciones en películas como Los ríos de color púrpura (2000), Dobermann (1997), Irreversible (2002), Promesas peligrosas (2007), las dos partes de Mesrine (2008), El cisne negro (2010) o Gauguin, viaje a Tahití (2017), se incorporó a Westworld para interpretar al millonario Engerraund Serac. Varios de los personajes de Cassel son del tipo rudo e inescrupuloso, villanos varios de ellos. El ex esposo de Monica Bellucci había visto las dos temporadas de la serie.

“Siempre pensé que era el programa más brillante que se transmitía. Es inteligente, adulto, increíblemente bien hecho y producido. Es un programa de muy alta calidad”, sostiene.

De hecho, es la primera vez que actúa en una serie de televisión, experiencia que le ha parecido muy interesante pero también muy diferente al trabajo en cine.

“Primero que nada, tienes que lidiar con mucha gente diferente, así que no te puedes recargar en una sola persona. Así que tienes que responsabilizarte totalmente de lo que haces, tienes que cuidarte a ti mismo y al personaje, eso me gustó. Es una escala diferente, es mucho tiempo, hay mucha gente involucrada, son un montón de locaciones distintas. Pero me gustó. Me dio una sensación de libertad. Es una pieza de ensamble de proporciones épicas, más que la mayoría de las series televisivas. Hay muchos personajes diferentes y bastantes directores distintos”.

Cuando entró en contacto con la producción, Westworld temporada 3 todavía estaba en desarrollo, “pero me contaron de lo que iba y lo que haría mi personaje en la historia. Y cada vez descubría más conforme me enviaban un episodio. Conocí sus intenciones y supe que era realmente interesante de hacer”.

Para él, Westworld es una serie sobre mujeres.

“Los personajes principales, los más determinados de toda la serie, son figuras femeninas fuertes que luchan por sus derechos, no quieren ser controladas, quieren justicia. Son cabronas. Realmente me prendió el aspecto femenino de toda la aventura. Tuve el mismo sentimiento sobre mi relación con Maeve [interpretada por Thandie Newton] en lo curioso que resulta que este tipo, el más inteligente, rico y poderoso, finalmente encuentra su pareja en un robot. La única correspondencia que tiene es ella, en verdad intelectualmente”.

Su personaje está relacionado con una máquina que tiene la habilidad de leer el futuro y que mantiene a la gente “en su lugar”. “Entonces, cuando sabes qué va a suceder, solo tienes que cambiar cositas aquí y allá y entonces no ocurren desmadres. Esa es toda la idea, simplemente controlar cualquier crisis para que no suceda. La idea principal de Serac es deshacerse del sufrimiento y la pobreza y la inequidad y todo eso, así que si lo piensas, no es una mala idea. Pero cuando quieres imponer eso en millones de personas sin que lo sepan, no es posible”.

Continuidad

Luke Hemsworth ha estado en las tres temporadas de Westworld. En uno de esos giros de la trama, su personaje, el jefe de seguridad del parque Ashley Stubbs, resultó que era un anfitrión, es decir, una de las creaciones de Ford (Hopkins). 

Para Luke, hermano mayor de los también actores Chris y Liam Hemsworth, los robots anfitriones son más humanos que los humanos.

“Mi teoría desde el principio fue que los robots eran los planos para la nueva raza humana, que esto es con lo que vamos a terminar: nos convertimos en una sociedad porque éramos AI originalmente. No lo sé. Era mi teoría original en la temporada uno. Si se vuelve realidad o no es otra cuestión, porque ¡nadie le dice dice nada a Stubbs! Creo que eso es parte de lo que está pasando, supongo. Es como cuando Dolores [Evan Rachel Wood] decía que los anfitriones eran los dioses y estaban creando la raza definitiva y barriendo la  basura”.

En esta temporada, su personaje tiene un sentido mucho más humorístico. “Es muy sarcástico y hay una resignación real a este humor, y lo tuvimos que interpretar un poco en ese sentido, en especial en la cuestión con Bernard [Jeffrey Wright], que es fantástica. Nunca había tenido que usar la frase ‘a la chingada Bernard’ de tantas maneras. Incluso hasta se convierte en ‘te amo’ en alguna etapa”.

Westworld temporada 3

Luke ve algo desesperanzador en la temática de la tecnología que permea todo Westworld.

“Conociendo a Lisa [Joy] y Jonah [Jonathan Nolan], no creo que hayan tenido mucha esperanza tampoco, y pienso que hay mucho de ello reflejado en esta temporada. Pero también creo que parte de no tener esperanza viene del sentimiento de resignación de que estamos en estas pistas y no podemos bajarnos. Va a suceder. Ya tenemos esta revolución artificial. ¿Cuál es la respuesta? No puedes regresar al genio a la lámpara, así que pienso que hay un sentido de ‘sí, estamos jodidos, pero, ni modo, te veo en el bar’”.

En cuanto a la cuestión del empoderamiento femenino, para él no podría ser de otro modo. “Sin eso, esta serie sería diferente, de otro tiempo y otra era que ahora está muerta. Además pienso que es una reflexión justamente de lo sorprendente que son las mujeres como personas. Evan y Thandie [Newton] son fuerzas de la naturaleza, realmente estoy pasmado por ellas. Uno de mis primeros días en set fue con Evan. Ella estaba en la silla, en modo diagnóstico, y recuerdo contemplando su sutileza: no hay una respiración desperdiciada ni un movimiento de sus manos y de su todo. Era como estar en clases de actuación. Es tan sublime ahora. Todos tienen que llegar a eso. Thandie hizo desnudos la mitad de la temporada, lo cual es increíblemente empoderado”.

Luke sufrió una lesión durante la filmación que equivocadamente muchos atribuyeron a una escena de pelea con Evan Rachel Wood.

“Estaba cargando una televisión realmente grande y estaba corriendo. Hacía una especie de zangoloteo para ponerla en la pared y mi bíceps se desprendió del hueso. Pensé que estaba bien, pero se desprendió y ¡se enredó en mi hombro! Entonces, en la primer escena de pelea [en el episodio 2 de esta temporada] que tengo con unos tipos en el pasillo, no tengo bíceps pegado y por eso me disparan en el brazo y gran parte de esa escena la hago a una mano. Y luego me operaron y me arreglaron, lo volvieron a pegar, y luego tuve la escena de pelea con Evan, literalmente tan pronto como me recuperé. Ella solo me pateó una y otra vez, me aventó contra una pared y me lanzó de un balcón. Pero ella estuvo grandiosa. Fue físico. No creo que las escenas de acción sean divertidas. Son muy coreografiadas pero siempre lastiman. Al comienzo siempre dices que no necesitas esa rodillera, pero después de caer 90 veces sobre tus rodillas, te arrepientes. Es la razón por la que tienes dobles y son fantásticos. Saben cómo caer y cómo hacer que te veas bien”.

¿Cómo quedaron las cosas antes de Westworld temporada 3?

Si no has visto las dos temporadas anteriores y las quieres ver en el servicio de streaming de HBO, no leas esto.

Westworld temporada 3

Dolores. La interpreta Evan Rachel Wood, para quien el personaje de la doncella victimizada que dice ya basta ha sido parte de su proceso de recuperación como víctima en la vida real. Ahora encabeza la revolución de los robots pues al final de la segunda temporada sale al mundo real con una treta. Su proceso inició con una serie de recuerdos desatados repentinamente. Tiene charlas filosóficas con uno de los programadores de conducta del parque, Bernard (Jeffrey Wright), un romance idílico con el anfitrión Teddy (James Marsden) y uno tórrido con el visitante William (Jimmi Simpson), además de ser una de las obsesiones del Hombre de Negro (Ed Harris).

Westworld temporada 3

Maeve. Thandie Newton se ha encargado de darle vida a este anfitrión que consiguió salirse de su loop ayudada por uno de los técnicos de Delos. Es la matrona del prostíbulo y logra escapar del parque, adonde regresa para rescatar a su hija, a la que ve en sus recurrentes recuerdos. Adquiere habilidades extraordinarias, como el manejo del sable y la habilidad de detener mentalmente a los anfitriones, gracias a su exploración, las actualizaciones y modificaciones que obliga hacerle a los técnicos. Se alía con Héctor (Rodrigo Santoro) y Armistice (Ingrid BolsøBerdal).

Westworld temporada 3

Bernard. Pues resulta que el personaje de Jeffrey Wright es un anfitrión creado a imagen y semejanza de Arnold, quien consigue que los anfitriones armen la de Dios padre y lo maten, todo con tal de que Westworld no se abra pero Robert consigue exactamente lo contrario gracias al financiamiento del suegro de William (que, resulta, es el misterioso hombre de negro). En la temporada dos, despierta dos semanas después de una matazón, con la gente de Davos tratando de retomar el control y con un montón de anfitriones flotando en el mar. Hace equipo con Elsie (Shannon Woodward), quien descubre que es un anfitrión pero de todos modos le ayuda a investigar los secretos ocultos; con el nefasto Sizemore (Simon Quarterman), y, antes de querer matarla, con Dolores.

mm Nadie quiere acompañarlo al cine porque come palomitas hasta por los oídos e incluso remoja los dedos en el extraqueso de los nachos. Le emocionan las películas de Stallone y no puede guardar silencio en la sala a oscuras. Si alguien le dice algo, él simplemente replica: "stupid white man".
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Mag21
Comentarios