Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #199 – Películas favoritas

Películas favoritas de los últimos 25 años.

October 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

X-Men: Dark Phoenix – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 2.5
Calificación usuarios: 2
Votar ahora:

Por:

07-06-2019

X-Men Dark Phoenix no conquistará a los fanáticos de los cómics, tampoco conecta por el lado humano como Logan, pero... es entretenida.

Título original: X-Men: Dark Phoenix
Director: Simon Kinberg (Deadpool 2)
Actores: Sophie Turner, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Michael Fassbender, James McAvoy
Fecha de estreno:07 de June de 2019 (MX)

La intención de Simon Kinberg (director de X-Men: Dark Phoenix y guionista de algunas precedentes de la franquicia como Apocalipsis y Días del futuro pasado) era entregar un cierre digno de la saga. El director en entrevista incluso confesó que quería lograr lo que se hizo con Logan, con la cual obtuvimos una despedida memorable para Wolverine. Sin embargo, Dark Phoenix se quedó en el intento de una innovación en el tema del empoderamiento femenino, con arcos narrativos inconclusos y algunas secuencias embarazosas.

El director no quería caer en los mismos errores que Bryan Singer cometió en X-Men Apocalipsis: un uso excesivo de efectos especiales con una trama y dirección actoral muy descuidada. Y en efecto, ese constante intento por profundizar en cada uno de los personajes se siente durante toda la película, pero no termina por encajar en conjunto. 

Por un lado, intenta humanizar a Jean (Sophie Turner) dotándola de sensibilidad con diálogos reflexivos y conmovedores acerca de la familia. Mientras que otro de los personajes favoritos, el profesor Charles (James McAvoy), también está en una constante autocrítica. No obstante, ambas introspecciones terminan por sentirse superficiales porque la historia no sostiene esos diálogos y reflexiones.

Charles intentó «salvar» a Jean del monstruo que puede llegar a ser la memoria. Sus recuerdos sólo eran motivo de dolor y sufrimiento, sentimientos que le hacían perder el control de su poder y terminaba por dañar a sus seres queridos. Aunque la intención principal de Charles era proteger a los estudiantes y a la misma Jean de su poder, tomó una decisión contraproducente que terminó por desencadenar el enojo incontrolable de la joven mutante.

Esa parte humana quedó muy poco profundizada a pesar de ser la raíz del problema. Mientras que las secuencias de acción tampoco ayudaron a levantar lo débil del drama. Algunas escenas –en especial uno de los momentos clave en los que Vuk (Jessica Chastain) y Jean luchan contra el profesor Charles– recaen en el uso excesivo de CGI lo cual termina por ridiculizar a los personajes. Esto sucede particularmente en aquellas que se desarrollan en el espacio y que dan la sensación de estar dentro de un domo en un museo de ciencia infantil.

Curiosamente, en contraste con las pésimas escenas de acción, lo que logra mantener el ritmo de la cinta –porque al menos, aburrida no es– son los principales enfrentamientos entre Jean y la raza alienígena que busca corromper la paz en la Tierra. Los efectos especiales, así como la dirección en cada de uno de los movimientos de los personajes, logra un suspenso como cualquier enfrentamiento reñido e impredecible.

Sin embargo, más allá de los errores técnicos, también llega a ridiculizar a los personajes más queridos por las resoluciones fáciles en la trama que además, son incoherentes. Vuk, el personaje de Chastain, lucha durante toda la película por conseguir el control total del poder de Jean y de un momento a otro, de la forma más sencilla, logra su objetivo. Para ser francos, se siente un tanto decepcionante que éste sea el clímax de una película de X-Men.

Lo mismo sucede con Magneto y el profesor Charles. La rivalidad entre ambos personajes siempre ha sido un momento importante en la saga. Es claro que en esta película Kinberg quería darle ese protagonismo a las mujeres. Sin embargo, al restarle fuerza a Charles y a Magneto, la tensión desaparece en dos personajes (Jean y Vuk) que no han construido una rivalidad que esté a la misma altura. Ellas no logran transmitir la tensión que en algún momento el dúo de mutantes alcanzó.

Dark Phoenix está muy lejos de lograr humanizar a sus personajes como lo hizo Logan, y tampoco podría conquistar a los amantes de los cómics debido a los drásticos cambios en los personajes e historia original. Aún así, es una película que, a pesar de todo, mantiene un ritmo constante de principio a fin.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • XMenApocalypse (Bryan Singer, 2016)
  • X-Men: Days of Future Past (Bryan Singer, 2014)
  • Logan (James Mangold, 2017)

Escribir y el cine son mis más grandes amores. Admiro a Tarkovski, pero lloro cada que veo Up.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios