Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #156 – Don Mowgli de la Mancha

Mowgli: Relatos de la selva y El hombre que mató a Don Quixote

December 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS TV

Aniquilación (Annihilation) – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 4
Calificación usuarios: 2
Votar ahora:

Por:

14-03-2018

Una extraordinaria pieza de ciencia ficción que mucho le debe a Tarkovsky, pero contada con una narrativa moderna y accesible que no deja de lado las preguntas que formula.

Título original: Annihilation
Año: 2018
Director: Alex Garland (Ex Machina)
Actores: Natalie Portman, Oscar Isaac
Fecha de estreno:12 de March de 2018 (MX)

Aniquilación, la primera parte de una trilogía de libros sobre un extraño fenómeno que cubre y transforma un espacio boscoso llamado Área X, ha sido llamado en más de una ocasión “imposible” de adaptar al cine. En primera, su trama es casi nula, pues pasa más tiempo describiendo las atmósferas, mundo interior y sensaciones con las que se topa la Bióloga al centro de la historia, que literalmente narrado sus aventuras. Bióloga va con mayúscula porque, en el libro, nunca conocemos su nombre… así como tampoco nos enteramos de cómo se llaman la Psicóloga, la Antropóloga, o la Topógrafa que la acompañan en este viaje. En la novela, casi todo lo que sucede dentro del “shimmer” –como se le conoce a esta especie de domo luminoso que de repente apareció– es descrito a partir de sensaciones, las cuales se describen con colores, emociones y recuerdos.

La Aniquilación de Alex Garland (quien hace unos años dio el saltó de novelista y guionista a director con la extraordinaria Ex Máchina), sin embargo, hace lo que las mejores adaptaciones de libro a cine deben hacer. Eso es no realizar una copia calca de las letras a la pantalla, sino tomar el centro emocional de la novela en cuestión, algunos elementos de su trama y traducirlos a un idioma audiovisual que no repita ni elimine al material origen, sino que lo complemente. En ésta Aniquilación (que en algún punto se estrenaría en cines mexicanos hasta que Netflix la adquirió y estrenó alrededor del mundo), Natalie Portman interpreta a Lena, una bióloga exmilitar que se adentra en el “shimmer” en búsqueda de una respuesta sobre lo que le ocurrió a su esposo (Oscar Isaac). Él había desaparecido hace un año luego de adentrarse en el “shimmer” (en la expedición número 11, según nos explica el libro) y misteriosamente reapareció sin memorias, sin personalidad y sin una explicación de cómo salió y llegó de vuelta a su hogar.

Garland ya había demostrado su destreza para contar historias con elementos que fácilmente podrían volverse absolutamente risibles en las manos equivocadas. Quizás el mejor ejemplo de esto sea su novela The Beach, cuyos temas de aislamiento, enajenación y consumismo desbordado (el escritor Nick Horby la describió como “El señor de las moscas para la generación X”) fueron casi completamente olvidados en la versión cinematográfica de Danny Boyle y el guionista John Hodge. Pero los guiones que Garland escribió para Exterminio, Sunshine: Alerta solar, Nunca me abandones y la sorpresivamente emocionante versión de Judge Dredd con Karl Urban, demostraron que el escritor británico tiene un talento extraordinario para tratar temas con implicaciones filosóficas profundísimas y envolverlas en piezas cinematográficas que sería fácil confundir con entretenimiento vacío.

Aniquilación hace algo similar. En la superficie es una historia de aventuras sobre un grupo de mujeres (Portman, Jennifer Jason Leigh, Gina Rodriguez, Tessa Thompson y Tuva Novotny, todas excepcionales) en una misión. Tienen que llegar de punto A a punto B y en el camino se toparán con monstruos, misterios y demás peripecias típicas de una película de acción. Pero basta rascarle un poquito más para toparse con un montón de preguntas que deberían permanecer con el espectador mucho tiempo después de terminada la cinta. Estas cuestiones giran principalmente alrededor de la naturaleza del bien y el mal (todo es cuestión de perspectiva, ¿no?) y sobre nuestra necesidad como especie de encontrar respuestas a cosas que, quizá, sólo son. “¿Cómo explicas eso?”, le pregunta un oficial a Lena en algún momento. “¿Debería tener una explicación?”, dice ella. A lo que el oficial responde con un tajante y amenazante, “Sí”. El subtexto: “más te vale explicarlo o te encontraremos culpable de… algo, aunque no sepamos bien de qué”. El silencio y la falta de explicaciones es, al parecer, razón suficiente para condenar a alguien.

Aniquilación se coloca fácilmente dentro de una lista de películas de ciencia ficción que se cuentan más con atmósferas auditivas (el diseño de audio es extraordinario), tratamientos visuales oníricos y un misterio latente cuyas piezas parecen (sólo parecen) no embonar del todo, que con una trama fácilmente identificable. Vienen a la mente Bajo la piel, Upstream Color (lee nuestra crítica), Coherence y la dos cintas a las que Aniquilación les debe más que a ninguna: Stalker y Solaris, ambas de Tarkovsky. Al final, Aniquilación funciona por la destreza narrativa de Alex Garland para balancear lo absurdo con lo temerario y la metáfora con el miedo tangible.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Bajo la piel (Jonathan Glazer, 2013)
  • Stalker (Andrei Tarkovsky, 1979)
  • Solaris (Andrei Tarkovsky, 1972)

Escritor, director de cine y director editorial en ésta, su amigable vecina publicación de cine, Cine PREMIERE. Nunca perderá la esperanza de una segunda temporada de Studio 60 on the Sunset Strip y Firefly.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios