Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #176 – Game of Aladdín

El final de Game of Thrones y Aladdín

May 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Streaming: Directores a favor y en contra

Por:

05-03-2019
Streaming Cuaron Spielberg

El streaming es una de las mayores revoluciones tecnológicas en la historia del cine y como tal, ha sido motivo de discusión entre sus mayores creativos.

El sonido, la televisión, el formato casero… La industria cinematográfica siempre ha sido renuente a las nuevas tecnologías, pues muchos de sus principales exponentes han temido que los avances puedan llevar a la destrucción del cine tal y como lo conocemos. Ahora es turno del streaming, con plataformas como Netflix, Amazon y Hulu que generan cada vez más debate entre algunos de los directores más importantes de la actualidad.

Hay quienes dicen que el streaming atenta directamente contra la experiencia cinematográfica en salas; otros dicen que ha brindado grandes oportunidades creativas ante el dominio de los principales estudios. El debate promete intensificarse con la llegada de más servicios creados por titanes como Disney, Warner o Apple.

En un esfuerzo por mostrarles una perspectiva más completa y objetiva sobre esta discusión, nos dimos a la tarea de recopilar las opiniones de algunos creativos que han formado parte de la controversia. Desde el flamante ganador del Oscar Alfonso Cuarón hasta el genio creativo de Steven Spielberg, ¿ustedes de qué lado están?

En contra: Christopher Nolan
(Vía)
Christopher Nolan es uno de los grandes exponentes de la espectacularidad visual en el cine, lo que le ha motivado a rescatar los 70mm, así como sacar el máximo provecho del IMAX. Aunque no tiene nada contra el streaming, sí que ha juzgado el modelo empleado por Netflix, al declarar a IndieWire que “la inversión que ponen en cineastas y proyectos interesantes sería más admirable si no fuera usada como una bizarra medida contra los cines”. El director de El caballero de la noche (2008) y Dunkerque (2017) criticó su “bizarra aversión a apoyar películas en salas. Tienen esta política sin sentido de que todo debe ser estrenado en cines y streaming simultáneamente, lo que es un modelo insostenible para la presentación en salas. Así que ni siquiera están entrando en el juego y creo que se están perdiendo una gran oportunidad”. También recordó con ironía que “crecí en los 80, el nacimiento del video. Tu peor pesadilla en los 90 como cineasta era que el estudio te dijera ‘pondremos tu película en video en lugar de salas’.” Finalmente, consideró que Amazon tiene una manera de trabajar que funciona mejor para todos, ya que “tiene una ventana de 90 días. Es un modelo perfectamente utilizable. Es genial”.
A favor: Paul Greengrass
(Vía)
Paul Greengrass ha dirigido proyectos de bajo perfil como Bloody Sunday o Vuelo 93, pero también grandes blockbusters como la franquicia Bourne. Por ello, sabe que cada película enfrenta sus propias dificultades para llegar al público y considera que el streaming es un gran aliado para reducir las distancias. Esto fue clave para que estrenara 22 July en Netflix, pues como explicó a The Hollywood Reporter, “quería que esta película fuera vista por los jóvenes. Y el reto que enfrentamos fue que los jóvenes tristemente no van a ver películas de arte. Y recuerdo haber hablado con mi hijo, un estudiante universitario, que me dijo ‘si te vas por salas de arte, mis amigos nunca la verán. Si la pones en Netflix, todos lo haremos’.” El cineasta también externó su sorpresa ante lo fácil que fue concretar un estreno simultáneo en salas, pues “terminé el guion, digamos que lo llevé el lunes y hablé con [el ejecutivo] Scott Stuber el míercoles. Básicamente me dijo ‘crearemos un estreno en salas simultáneo a la oferta de Netflix en streaming; consideramos que la industria va por ese camino’.”
En contra: Xavier Dolan
(Vía)
El director canadiense no se ha expresado sobre la ventana de estrenos del streaming, ni la manera en que este formato podría afectar a la pantalla grande. Su molestia radica en los cambios que las plataformas hacen a las películas en su catálogo y que alteran la visión creativa de los directores. Él mismo lo vivió con un cambio en la relación de aspecto en su película Mommy realizado por Netflix. “¿Quién les ha otorgado el derecho de alterar mis de decisiones?”, cuestionó el cineasta en una carta abierta presentada en sus redes sociales. “¿Y qué tan competentemente han reflexionado en el impacto de estas decisiones sobre mi película y el público? […] Ustedes no dirigieron esta película. Ustedes no escribieron esta película. Ustedes no produjeron esta película. Así que ¿puede alguien o algo, a excepción de mí, justificar la libertad que se tomaron sobre mi trabajo? No. Ustedes, a menos de que se les pida, debieran ajustarse a ser una plataforma que exhibe el trabajo de directores que nunca han interferido con sus labores de transmisión en línea. Pueden retocar y ajustar sus propios contenidos como quieran, pero no toquen mi película. Déjenla como es o quítenla. La gente es más inteligente de lo que se imaginan”.
A favor: David Cronenberg
(Vía)
David Cronenberg no tiene la presencia mediática de otros directores, pero esto no le impide formar parte de los debates más importantes de la industria. En el caso del streaming, declaró a The Hollywood Reporter que “hay otras cosas que podemos llorar en lugar de la muerte del cine. Sólo se está transformando”. El cineasta se dice fascinado porque esta nueva forma de ver películas genera debates más intensos y recuerda que “nunca tuve una experiencia tan orgásmica, democrática en el cine”. Asimismo, considera que el apoyo del streaming con otros equipos tecnológicos genera otro tipo de experiencia inmersiva, e incluso “pienso de Lawrence de Arabia se ve genial en un Apple Watch y tal vez suena mejor porque lo conecto vía Bluetooth a mi aparato auditivo”. Finalmente le impresiona que las diferentes plataformas han hecho posible los estrenos simultáneos alrededor del mundo. “Eso es algo sin precedentes y casi sin promoción. La película de Marty [Scorsese] abrirá en 190 países al mismo tiempo. Nunca ha tenido algo así. Es algo muy poderoso”.
En contra: Pedro Almodóvar
(Vía)
La edición 2017 del Festival de Cannes vivió una enorme controversia ante la presencia de Okja, cinta producida por Netflix, en la competencia. El mayor detractor de su presencia fue Pedro Almodóvar, quien declaró en rueda de prensa que "las nuevas plataformas deben de respetar las reglas actuales, como la existencia de ventanas de exhibición, y cumplir las reglas de inversiones que ya regulan a las televisiones. Es la única manera de coexistir. Me parece una enorme paradoja dar una Palma de oro y cualquier otro premio a una película que no pueda verse en gran pantalla”. El español también prometió que “mientras siga vivo defenderé algo que las nuevas generaciones parecen no conocer: la capacidad de hipnosis de una pantalla. Creo que la pantalla en la que vemos una película por primera vez no puede ser parte de nuestro mobiliario, sino que nosotros tenemos que ser diminutos para estar dentro de la película que te captura". Irónicamente, el creativo ha terminado fichando con el sistema de streaming a través de su productora El deseo, no para la dirección de una película, sino para la producción de una serie de televisión cuyos detalles no han sido revelados. La noticia fue dada por su hermano Agustín Almodóvar durante el Festival de San Sebastián 2018, quien admitió que "nos encanta el cine en salas, pero los nuevos tiempos demandan otros formatos de ficción, siempre que nos gusten a nosotros mismos, que somos los jueces más severos".
A favor: Joon-ho Bong
(Vía)
El estreno de Okja durante el Festival de Cannes 2017 puso a Joon-ho Bong en medio del debate sobre el streaming en competiciones oficiales. El sudcoreano sólo tuvo palabras de agradecimiento para Netflix, al declarar que “me dieron un gran apoyo. El presupuesto de la película era considerable y un presupuesto de este tamaño es raro para los directores. Amé trabajar con Netflix, me dieron libertad absoluta en términos de casting, filmación y edición. Nunca me presionaron, ni pusieron restricciones”. Sobre la polémica suscitada por Pedro Almodóvar sobre la importancia de la pantalla grande, el cineasta esquivó la polémica con gran elegancia al asegurar que “sólo estoy feliz de que vea la película”. Tilda Swinton, quien formara parte de su elenco, complementó a su director asegurando que “la verdad es que no vinimos por premios, vinimos para mostrar el filme […]. Creo que esto es el inicio de una conversación enorme y realmente interesante. Pero lo que realmente pienso es que hay espacio para todos”.
En contra: James Cameron
(Vía)
El autoproclamado Rey del Mundo está en una continua búsqueda de nuevas tecnologías que mejoren la experiencia cinematográfica de las audiencias, lo que le ha ayudado a realizar algunos de los blockbusters más exitosos de todos los tiempos. Esto mismo le hace pensar que el estreno de películas en sistemas de streaming sea “una idea estúpida”. Así lo confesó en entrevista con The Daily Telegraph, donde además declaró que “la santidad de la experiencia cinematográfica es algo que nunca quisiera que desapareciera”. Sobre el futuro de la visualización cinematográfica, consideró que “no creo que [el cine] se irá, pero a la gente no se le debería negar la opción de ver una película en pantalla grande”.
A favor: Guillermo del Toro
(Vía)
Justo cuando Guillermo del Toro había suspendido la producción de Pinocchio, el tapatío resucitó su proyecto gracias al apoyo de Netflix. “Intenté hacerla por diez años y pasé por todos los estudios de Hollywood y todos me dijeron que no”, recordó en entrevista con Collider. “Así que la hago con quien me diga que sí y creo que es lo mismo que le pasó a los Coen y a Alfonso [Cuarón]”. El mexicano también recordó que los avances tecnológicos siempre han generado nerviosismo en la industria, ya que “es interesante recordar cuando el cine silente recibió sonido se decía que sería el fin de las películas y cuando apareció la televisión se dijo lo mismo. Luego cuando los videos llegaron a las casas era el fin de las películas. Pero no terminan, cambian. Tenemos el compromiso de seguir contando historias y más importante es la ambición de las historias que queremos contar y la libertad que tendremos para hacerlo”. Al ser cuestionado sobre el miedo de no estrenar Pinocchio en cines, se limitó a responder que “me da más miedo no hacerla”.
En contra: Steven Spielberg
(Vía)
Steven Spielberg se considera un amante de la televisión y las oportunidades que brinda la tecnología, pero cree que la creciente presencia de streaming en las grandes premiaciones podría generar un daño irreversible en la industria cinematográfica, lo que le ha llevado a encabezar una auténtica campaña contra las premiaciones a las plataformas. En su momento, el director de clásicos como E.T., Indiana Jones o La lista de Schindler explicó a ITV News que “una vez que te comprometes con un formato televisivo, eras una película de televisión. Si es algo bueno merece un Emmy, pero no un Oscar. No creo que las películas que cumplen con los criterios de calificación en un par de cines por menos de una semana deban ser acreditados con nominaciones al Premio de la Academia”. Poco tiempo después, durante un discurso de aceptación de la Cinema Audio Society, se dijo esperanzado en que “todos sigamos creyendo que la mayor contribución que podemos hacer como realizadores es dar una experiencia cinematográfica a las audiencias […]. No hay nada como una sala oscura con gente a la que nunca has visto compartiendo una experiencia que arrasa. Es algo en lo que creemos”. Se dice que el cineasta jugó un rol fundamental para evitar que Roma ganara Mejor película durante la pasada entrega de los Premios de la Academia y que próximamente comenzará una campaña de veto contra Netflix y otros sistemas de streming en el Oscar. Así lo aseguró un vocero de Amblin tras declarar a IndieWire que “Steven nota una gran diferencia entre el streaming y las salas de cine. Será feliz si otros le acompañan en la reunión de la Academia. Veremos qué pasa”. De momento, Netflix ya respondió con un tweet en el que confiesa que “amamos el cine” y enlista beneficios como “[dar] acceso a personas que no se puedan permitir [pagar un boleto] o no tengan acceso a un cine en sus ciudades [o] proporcionar a los cineastas otras formas de compartir su arte […]. Estas cosas no se excluyen mutuamente”.
A favor: Alfonso Cuarón
(Vía)
Alfonso Cuarón se ha convertido en uno de los mayores defensores del streaming tras el estreno de Roma, al considerar que Netflix le dio grandes libertades para hacer la película que había visualizado: una producción mexicana, hablada en español y mixteco, y con fotografía blanco y negro. Sobre el incesante debate, el cineasta aseguró durante los Globos de Oro que “debemos ser conscientes de que la experiencia cinematográfica se ha gentrificado hacia un tipo específico de producto”. Por su parte, explicó que cada vez son más los directores que se incorporan a este formato porque las plataformas “no tienen miedo de hacer estas películas”. Finalmente, aseguró que el modelo empleado fue de gran ayuda para que su proyecto se convirtiera en una auténtica anomalía dentro de la cartelera mundial: “¿por qué no tomamos una lista de películas extranjeras del último año y comparamos […] cuánto han estado en salas? […] Creo que las personas de plataformas y cines debían juntarse y darse cuenta que lo que sea que estén haciendo con esta discusión está dañando al cine”. Más recientemente, el Ganador del Oscar reiteró a Variety que “necesitamos mayor diversidad en la manera de estrenar nuestras películas. Los modelos de distribución tienen que ser más flexibles dependiendo del filme. No puedes imponer la estrategia de una franquicia en un título más pequeño. Se necesitan menos salas y corridas más largas o modelos donde la llamada ventana sea más corta. Es momento de abrir paradigmas”.
Sentimientos encontrados: Martin Scorsese
(Vía)
Películas como Taxi Driver, Buenos muchachos y Casino convirtieron a Martin Scorsese en uno de los grandes cineastas de todos los tiempos y una auténtica leyenda al interior de la industria fílmica. Sin embargo, ni siquiera estas flamantes etiquetas le son de gran ayuda en su búsqueda de presupuestos para sus nuevas películas, lo que eventualmente le condujo al streaming. Así lo explicó en rueda de prensa durante el Festival de Cine de Marrakech: “la gente de [plataformas como] Netflix está tomando riesgos. The Irishman es una cinta arriesgada. Nadie más quiso financiarla por cinco a siete años […]. Netflix corrió el riesgo”. A pesar del apoyo recibido, el cineasta aprovechó una conferencia en The Film Foundation para asegurar que “lo ideal sería ver el cine en el contexto adecuado. Es un problema de concentración. [Sin embargo,] las películas de ahora están hechas para el medio digital. Puedes filmar en un iPhone, puedes hacerlo todo ahí en realidad. Es una revolución absoluta. El viejo sistema se ha ido”.

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios